Un poquito más de mi historia personal con el Yoga

En el año 2014 conocí a un hombre extraordinario gracias al yoga… Me encantó su equilibrio entre lo espiritual y la materia, su incansable búsqueda y su gran optimismo. Puedo escribir mucho más… porque realmente Eduardo llegó a mi vida para quedarse. 

Eduardo es alumno de yoga de Ramiro Calle desde hace varios años. Son pocas las clases que se salta, a pesar de tener 4 hijos y ser el Consejero Delegado en CLINICA BAVIERA (empresa que fundó junto a su hermano Julio).

Me conoció gracias a Yogaesmas. Y se animó a ir conmigo y los demás compañeros a un viaje que hice a Cuba para practicar yoga mientras conocíamos la isla (bueno, yo ya la conocía, pero no tanto, jiji). Nunca había estado yo 2 minutos sin dormir en un avión (por lo general antes de despegar ya me duermo), pero las 9 horas que duró este viaje a La Habana nos la pasamos conversando.

Con Eduardo, en el Viaje de Yoga a Cuba

Aquí estoy con Eduardo en La Universidad de La Habana, en ese súper intenso viaje a Cuba

Un día, Eduardo decidió escribir un libro sobre su experiencia en el yoga como alumno. Y gracias al continuo recordatorio de Ramiro, su profesor y amigo, Eduardo, a pesar del poco tiempo disponible que tenía, escribió el libro, hizo las fotos con las posturas que aparece en él y lo publicó.

En el libro Eduardo recoge entrevistas a varias personas que él conoce sobre su experiencia con el yoga y yo soy una de ellas. Hoy por causialidad me encontré la respuestas que le di y le pregunté si las podía compartir contigo, aquí en Yogaesmas. Él encantado me dijo que sí. Así que aquí lo tienes, por si te resulta de inspiración para tu vida.

Aquí te cuento un poquito más de mi historia personal y el yoga.

Resúmeme tu vida brevemente

Nací y viví 22 años en Cuba hasta que las ganas de lanzarme a la aventura fueron más grandes que el miedo. Pensé en qué era lo peor que podía pasar y cuando me di cuenta de que no era tan grave y las condiciones se dieron, me vine a España.

Aquí comencé a trabajar de informática, carrera que había estudiado en Cuba, hasta que un día las ganas lanzarme a la aventura fueron más grandes que el miedo y volví a dar el paso. Junto con el que fue mi marido nos fuimos a Denia a vivir. Una hermosa y tranquila ciudad donde podíamos comenzar nuestro proyecto de negocio de Marketing Online, con clientes y equipo gestionados a través de Internet.

¿Cuando conociste el yoga y porque te intereso?

En Denia reconecté con el yoga, pues lo había practicado cuando tenía 7 años, que mi madre nos llevó a mí y a mis hermanos a unas clases que se impartían en Matanzas, la ciudad donde vivía. Se había sembrado la semilla y 20 años después fue comenzaron a salir los primeros brotes. No tenía bien claro el “para qué”, pero allí estaba, dos o tres veces a la semana, experimentando estados de tranquilidad con los que no había conectado antes. Eso fue lo que en un principio más me interesó. Además de que veía que mejoraba mi flexibilidad y en general mi estado físico.

Pero la práctica fue calando más y más comencé a practicar todos los días, a veces en casa y a veces con la profesora. Comencé a leer, a estudiar, a ver vídeos, a conocer a otros maestros, a preguntarles, a buscar… Y principalmente, comencé a experimentar todo aquello que estaba aprendiendo.

Y llegó el momento en que volví a dar el salto (ya sabes, llegó el momento en que  las ganas lanzarme a la aventura fueron más grandes que el miedo)… Dejé casi al 100% el trabajo de informática y me dediqué de lleno a transmitir todo aquello que veía que estaba transformando mi vida. Creé un blog de yoga y me puse a dar clases, sin dejar de investigar y de vivenciar. Solo que, además, compartía mi experiencia.

En este momento estoy en equilibrio entre la informática, el yoga y las herramientas que me ayudan a continuar conociéndome a mí misma y a acompañar a otras personas en su propio viaje interior.

¿Te ayudo el yoga en alguna adversidad concreta?

Hubo un momento en mi vida en el que tenía muchos objetivos, lo habitual en cualquier persona: continuar feliz con mi marido, tener hijos, que la familia estuviera más cerca, tener libertad financiera y por qué no, abrir un centro de yoga. Pero lo que pasó fue todo lo contrario: Me separé de mi marido y con ello la idea de tener hijos quedó a un lado, mi madre que había vivido un año aquí regresó a Cuba, los ingresos eran muy bajos y la posibilidad del centro de yoga nunca había estado más lejos.

El yoga me ayudó a vivir esa experiencia en su totalidad. A no esconderme ni rechazar la gran confusión en la que estaba. Tenía miedo, me sentía triste, sola… Pero era mi realidad y la abracé. Busqué ayuda y la tuve. Y ahora recuerdo esa etapa también con Amor. Fue dura, pero al vivirlo desde la conciencia no aumenté mi sufrimiento. Estaba de frente al dolor hasta que, como siempre pasa en esta vida de impermanencias, también se transformó.

¿Como has ido adaptando el yoga en tu vida?

El yoga es parte de mi vida. No quiere decir que practico la parte física cada día. Quiere decir que vivo la vida con la mayor conciencia de la que soy capaz en cada momento y eso para mí es yoga. Sin apegarme a los momentos de alegría ni rechazar los que duelen. Simplemente vivirlos, abrazando cada instante presente tal y como me lo trae la vida, con atención, amor y ecuanimidad.

Normalmente (si así lo siento y las circunstancias me lo permiten) me levanto tempranito y me dedico un tiempo para continuar conociéndome a mí misma a través de la práctica del yoga físico, la meditación, el pranayama, la relajación y la alimentación consciente. Luego continúo experimentando en el laboratorio de la vida, llevando conciencia a cada pensamiento, palabra y acción. No lo siento como un acto de voluntad, como un sacrificio ni una disciplina estricta. Para mí es un acto de Amor.

¿Que es para ti el yoga?

Conciencia del aquí y el ahora, el lugar y el momento donde sucede la vida. Esa conciencia me da la posibilidad de conocerme y de conocer a los demás. Y me da la perspectiva de que muchas veces me veo separada de todos cuando algo dentro de mí resuena con aquello que significa yoga: Unión. La unión de mi cuerpo, mente y alma con el alma universal. La unión tuya y mía y de todos.

¿Porque recomendarías el yoga a otras personas?

Para mí el yoga es una gran herramienta para el autoconocimiento que conduce a la liberación y a esa unión que comentaba antes. Nos ayuda a vivir el camino, experimentando cada paso como la meta (como diría nuestro amigo Ramiro). Eso para mí es un gran regalo que he recibido a través del yoga. Sin expectativas, sin reclamos.

Me gustó mucho una imagen que me transmitieron una vez: imaginarme en la cima de la montaña y mirar el plano general y ver que mi camino no era ni el más corto ni el más rápido. Hay muchos y no hay uno mejor que otro. El yoga es una herramienta más y hay a quién, como a mí ahora, nos es muy útil, pero no tiene por qué ser el sendero a recorrer por todos. Eso también te lo enseña el yoga, a no aferrarte a ninguna idea, a ninguna ideología, a soltar y dejar ir todo, hasta el mismo yoga.

¿Qué esperas de la vida?

No espero nada. La VIVO. Con toda la consciencia y el amor del que dispongo aquí y ahora.

Puedes comprar el libro de Eduardo a través de este enlace:

>> Lo que aprendí en mis clases de yoga <<

Un abrazo grande, corazón y que tu día sea muy provechoso.
Namaste
Naylín

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.
  • Diego Martin Ferrando
    Diego Martin Ferrando dice:

    Muy linda tu historia personal con el Yoga Naylin.

    En definitiva el camino del yoga y todo camino espiritual que te acerque a tu interior y al compromiso de irnos mejorando dia a dia siempre es sumamente positivo y nos va sumando meritos y dharma que se vera traducido siempre en muchas bendiciones para nuestra vida.

    Y es bueno ver que a pesar de las dificultades que la vida pueda presentarte, continuaste con tu camino y tu compromiso contigo misma.

    Saludos!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentar con Facebook