¿Quién Soy? es algo que me pregunto cada día sin esperar respuestas. Pero como veo útil escribir en esta página un poco de mi vida y de cómo he llegado hasta aquí, cambiaré esta pregunta «existencial» para darle un tono más de cotidianidad… ¡Porque la idea no es dejar esta página en blanco! 🙂

Pasado

Nací en Cuba y con 22 años (en diciembre del 2005) me vine a España a vivir una aventura diferente. Con la sensación de que «lo peor que me pudiera pasar» era tener que volver, y allá estaba, decidí no perder la oportunidad de ponerle emoción a la película de mi vida.

Había estado estudiando Ciencias de la Computación en La Habana e Informática en Matanzas (donde nací), cuando me reencontré con un viejo amigo que fue el impulso para venirme. Y una vez aquí, comencé a trabajar enseguida de informática en diferentes bancos de Madrid.

Mucho aprendí durante esos primeros años, principalmente a darme cuenta de lo que NO QUERÍA en mi vida. La rutina no era lo mío y la programación tampoco, así que después de 5 años en un trabajo «seguro», me vine a Denia, a seguir con la aventura que había comenzado unos años antes, esta vez en un sitio más tranquilo, con mar (al fin!) y montaña. Eso fue en el 2010 y aquí sigo…

Ay! El viaje de la vida…

Cuando llegué no me creía eso de que este sería el destino final. Teníamos una empresa de Diseño y Desarrollo Web a través de internet y mi sueño era viajar por el mundo, trabajando online.

Pero las cosas sucedieron de otra manera, como de vez en cuando pasa… ¿te suena?

Cuando llegué a Denia tenía un propósito claro: practicar yoga. A los 7 años viví la experiencia de la práctica por primera vez junto a mi madre y hermanos y algo me seguí vibrando dentro: tenía que volver. Parecía que era para relajarme, para flexibilizarme o fortalecerme… Pero no tenía ni idea de a dónde me llevaría este nuevo viaje.

Un par de años después de comenzar con mi práctica de lo que para ese entonces era para mí el yoga, decidí volverme a lanzar a la aventura: voy a abrir un blog de yoga. «Es tan mágico lo que me está pasando, que de esto se tienen que enterar más personas» – me dije. Así que haciendo uso de mis conocimientos de informática y mi gran impulso por escribir, el 6 de abril del 2012 (día en el que cumplía 29 años), comencé con el blog de Yogaesmas.

Tampoco tenía idea de a dónde me llevaría esto. Pero muy pronto empecé a recibir correos de muchas personas, compartiendo conmigo parte de su vida y con dudas que yo no tenía ni idea de qué responder. Una gran oportunidad que aproveché para aprender más de la teoría del yoga, ponerlo en práctica en mi vida y luego compartir mi experiencia.

Y así fue, durante algunos años… Hasta que llegó un momento donde fueron muchas las personas que me pedían un paso más. Por eso decidí «dejarlo todo» y dedicar mi vida profesional al Yoga. Adiós informática, o al menos en el formato en el que lo venía haciendo.

Comencé a dar clases de yoga y meditación en Denia, creé el Curso de Yoga Para Principiantes y empezó también la gran aventura de los encuentros presenciales de 4 ó 5 días, en diferentes zonas de España.

A la vez continuaba formándome, tanto en España como en India, tanto en Escuelas «oficiales» (como Sivananda), como a través de vídeos, libros, personas (grandes maestros) que llegaron y llegan a mi vida y que han causado un gran impacto en mí.

La visión que tenía del yoga ha cambiado mucho en estos años. Tanto, que durante un tiempo hice una parada en mi compartir en el mundo online. Junto con Fernando, mi compañero, creamos la Escuela del Sol, aquí en Denia, y a ella le dediqué mucha parte de mi energía durante algunos años. Fue tanta la revolución interna, que la única salida que veía posible era la de poner una pausa al mundo online, sin tener idea de a dónde me llevaría esta vez la vida.

Y también ese ciclo se cerró, después de 3 años. Entre otras cosas, no sentía que ese era mi lugar. Así que después de tomar una de las decisiones más importantes de mi vida, volví a retomar con muchísimo entusiasmo el proyecto donde me siento realmente vibrar, donde más aprendo y donde más en sintonía me siento con la vida: Yogaesmas.

Lo más cerca del Presente que puedo plasmar

AHORA ESTOY AQUÍ, CONTIGO. 

El 6 de abril del 2020 anuncié que Yogaesmas pasaría de «proyecto personal» a Escuela de Yoga Autorreferente, y este es el camino que recorro ahora. Otro gran regalo de cumpleaños, otro nuevo ciclo que se inició.

Las bases del Yoga Autorreferente las desarrollo en mis artículos, podcast, Formaciones y Cursos. En síntesis, este es mi método:

  • Aceptar que naces con sombra, y aprovecharla para experimentar el estado de luz.
  • Autoconocimiento a través del propósito interno y externo
  • Experimentar el poder del pensamiento, haciéndote consciente primero del caos de tu mente
  • Usar el poder de la palabra para conocerte, y darte cuenta de la realidad que estás creando
  • Aprovechar a tu favor tus emociones que por lo general, te arrasan hacia cualquier rumbo
  • Usar los conflictos y los obstáculos del día a día en tu favor
  • Comprender las relaciones y crear relaciones donde todos ganen
  • Aumentar tu energía, sí, pero con conciencia de hacia dónde quieres caminar. 
  • Darte cuenta de quién eres realmente
Si algo de lo que te comento aquí te resuena, te invito a que escribas tu nombre y tu email en esta página. No solo te descargarás una Guía para practicar yoga en casa, sino que mis correos  que envío con toda la intención de que pongas en la práctica en tu día a día, todo lo que te resulte práctico de la enseñanza que te comparto.

El Yoga Autorreferente es útil en tu día a día, o no es.

El encuentro a través del email es el primer paso que he visto para poder relacionarme y establecer un vínculo con las personas que de alguna forma encuentran utilidad en lo que comparto. Otros pasos más cercanos son los siguientes y te los comparto en orden de creación

Y hasta aquí llego hoy. Recordándote y recordándome que nada de lo que te he dicho es lo que realmente soy. Y compartiéndote que no te creas nada de lo que yo te digo, porque nada es VERDAD. Tu VERDAD solo la puedes encontrar tú y lo que vale es tu propia experiencia.

Yogaesmas es para mí el regalo de poder adentrarme en la existencia donde no hay espacio ni tiempo, donde me muestro sin prejuicios y donde acojo a quien llega con el mismo amor con que me abrazo. Claro, esto cuando soy consciente. Cuando «se me va la olla» no me queda otra que esperar a que me de cuenta y agradecer «el error» que me aporta mayores habilidades, más capacidad de decisión, más conciencia… y volver con mucho más combustible a mi centro.

Si tú también estás en el camino de transformación, si te aburriste de lo que tu mente te dice, si estás frustrado / a por tanto movimiento hacia el pasado o hacia el futuro, te doy la bienvenida al camino del YogaYoga y de esta familia de Yogaesmas, donde el paso #1 es darnos cuenta dónde estamos realmente y el #2 es el aprovechar el conflicto para tu propia liberación.

Patanjali, la persona a través de la cual se escribieron los Yoga Sutras que son la base del Yoga, nos dejó muy claro desde el principio que el Yoga es la eliminación de las ondas del pensamiento. Ir más allá de la mente.

Cuando escribo, cuando doy clases, cuando estoy con mi hijo o cuando estoy conmigo misma son las formas más fáciles que tengo de practicar el YogaYoga. No hay mente, hay existencia. También son los lugares donde más fácil me es mostrarme tal cual soy, por lo tanto son mis mayores herramientas de autoconocimiento.

¿Futuro?

Mi intención es poder llevar este espacio de libertad a cada rincón de mi vida y aprovechar al máximo cada instante para conocerme. Y mientras, voy compartiendo mi experiencia por si le puede ser útil a alguien que quiera encontrar su propia luz.

Un abrazo grande, corazón. Quedo agradecida de que nos hayamos encontrado, de que se haya dado esta mágica casualidad…

Naylín

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. OK | Más información
ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba