Día 6 del Reto – ¿Es posible establecer la meditación como una práctica regular, en tiempos del coronavirus?

meditación

Si. Es posible y no es tan difícil como crees, solo hay que tener claro el objetivo de ello y los beneficios que nos aporta la meditación, el mindfulness, el yoga y la atención plena en el momento presente.

El primero y más importante de los beneficios es que te vas a conocer más y te harás más consciente de que lo que ocurre fuera de ti es una proyección de tu forma de ver la vida. Si entiendes esto, desaparecerán los culpables, las víctimas y  las quejas.

Por otro lado debes tener en cuenta que el objetivo de la práctica no es solucionar tus dudas y preguntas, sino conseguir que estas preguntas te sirvan para conocerte y darte cuenta de quién eres realmente y de cómo te identificas con aquello que no eres.

Dos propuestas muy prácticas

En estos momentos estresantes en los que no sabes cómo actuar, qué hacer y qué esperar, puede que pases por momentos de estrés en los que no sabes qué hacer.

Las prácticas que yo te comparto hoy te servirán, en estos momentos, para controlar estos picos de ansiedad que puedes estar sintiendo debido a esta situación incierta que seguramente no has vivido nunca. 

A continuación te propongo dos ejercicios para que lleves a cabo en tu día a día y puedas volver a esa calma y  serenidad que te ayudan a vivir con alegría y satisfacción; también, para que tus olas emocionales puedan servir para conocerte  y encontrar ese equilibrio interno que va más allá de cualquier situación externa. 

1. Meditación en las comidas

Esta propuesta es muy simple y, a la vez, puede darte muchísimos beneficios. Se trata de que comas conscientemente. 

Te invito a hacerte este regalo de consciencia.

Si estás en casa y te sientes inquieto o inquieta, posiblemente te dé por comer más. Mi invitación es que cada vez que vayas a comer algo, te tomes el tiempo, aunque sea un momentito, para parar y respirar, antes de coger cualquier alimento. Esta práctica de poner atención a lo que comes y a cómo estás cuando lo haces, no solo te servirá para conocerte, sino también para comer menos y que tu digestión se haga cada vez mejor.

Además, te propongo que escojas una de las comidas del día y elijas disfrutarla; escucha el ruido al cortar esa zanahoria, disfruta con el olor al pelar una manzana, siente la textura de la fruta al llevarla a la boca, su sabor…

Observa que cuando comes de esta forma tan consciente, tan pausada, te sacias antes y  no necesitas comer tanto.

2. Una práctica sencilla de meditación: Respiración consciente en un minuto.

Siéntate en una postura cómoda, con la espalda recta, cierra suavemente los ojos y toma unas respiraciones profundas.

Inhala inflando el abdomen despacio para que suba, el diafragma baje y los pulmones se puedan llenar completamente de aire. Exhala relajando el abdomen, el diafragma subirá y los pulmones se vaciarán por completo

Relaja los músculos de la cara; relaja la mandíbula, el cuello, los hombros y mantén firme tu columna. Relaja el resto del cuerpo y toma una respiración más profunda.

Expande el abdomen cuando inhales, haciendo espacio en toda la caja torácica para llenar los pulmones completamente de aire y luego suelta, suelta, vacía…

Ha pasado un mágico minuto y estás más relajado. 

No tienes excusa para no meditar. 

Ya ves cómo en un minuto has podido bajar de la cabeza al cuerpo, has podido sentirte, simplemente respirar y estar realmente en el presente  contigo.

 ¿Te apetece repetirlo en otro momento durante el día o quizás mañana?

Un propuesta más…

Decide si quieres cambiar, si esto es lo que quieres hacer y camina hacia ello, pero si te resulta difícil o entiendes que este no es el momento, no te castigues. 

Vuelve a parar otra vez y repite este minuto de atención plena y conecta con tu propósito de vivir las situaciones desde un lugar mucho más equilibrado en ti.

Me encantaría leer tu experiencia. 

Puedes dejarme tus comentarios y recuerda algo súper importante que te va a servir, no solo en estos momentos sino para cualquier situación de tu vida: 

Acéptate tal y  como eres; conecta con tu corazón y con tu brillo interno, con esa parte tuya que crea. 

De esta forma tu luz se expande para ti y para todos. 

Muchísimas gracias por ello.
Namaste
Naylín

Recibe gratis  la guía para Practicar Yoga en Casa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. OK | Más información
ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba