Marcela y su experiencia con el Yoga

Este es un comentario de Marcela, lectora de Yoga es más.

amor al yoga

Hace unos días encontré tu página y me gustó bastante, decidí inscribirme para así recibir información sobre yoga ya que me doy poco tiempo para leer al respecto, sin embago es una disciplina que me ha fascinado y que deseo practicar en forma.

Tengo asisitiendo a clase de yoga desde el pasado marzo, ahora pienso que efectivamente el yoga me encontró, así fue como una vez una conocida me lo expresó y creo que tuvo toda la razón. Mi mamá practicaba yoga y me contaba de lo maravilloso y lo bien que le hacía sentir, alguna vez me invitó que buscara dónde practicarlo y en realidad nunca me llamó la atención.
De pronto en el gimnasio al que asisto, me di cuenta que había clases de yoga dos veces a la semana, un día, mi novio me invitó a entrar para probar la clase, al principio no me motivó pero pronto sentí que era una manera diferente de ejercitar mi cuerpo y me maravillé con el momento de la relajación.
Al poco tiempo, comencé a sentirme menos rígida al hacer las posturas, poco a poco empecé a sentir que lograba canalizar la fuerza en dónde se requería y controlar mi respiración, empecé a sentir cómo circula la sangre por mi cuerpo y me terminó de convencer, cuando me di cuenta que puedo controlar mi respiración y fuerza al momento de correr, caminar y realizarr mi rutina de aparatos en el gimnasio.

Ahora, son menos los días que padezco dolores de cabeza, de cuello y espalda como antes, derivado del estrés. Las noches que hago yoga, siento que descanso mejor, me cuesta menos trabajo despertar al siguiente día y ahora doy prioridad a mis clases de yoga sobe otas actividades, y esos días, procuro no faltar al gimnasio.

Mi novio después de tres o cuatro clases, decidió no entrar más, dijo que a él no le ejercitaba ni le gustaba del todo, esporádicamente llegó a entrar un par de veces más y sigue sin convencerse; aún cuando yo en algunas ocasiones le he dicho mi sentir parra tratar de motivarlo.

Hace un mes aproximadamente que me siento mejor anímicamente, con más alegría, con más ganas de hacer nuevas cosas y ser mejor en lo que ya hago, mi trabajo principalmente. Siento que vuelvo a disfruta de cada cosa, cada lugar, cada amanecer; aprendí a dar gracias cada día y cada noche, aún siento que lucho conmigo misma en varios aspectos, pero tengo un enorme deseo de reencontrarme, hacer ajustes en mi vida y ser mejor mujer, hija, hermana, amiga y pareja.

Ahora confío mucho en yoga y en mí misma, por eso digo, que aquella persona tuvo mucha razón, el yoga me encontró y agradezco a Dios que estuviera yo con la disposición para permitirle entrar en mi vida y que ahora tenga oportunidad de sentir, escribir y compartirlo con más gente, incluso a distancia y sin conocer personalmente, como este caso.

Gracias por compartir también tus conocimientos y experiencias. Un abrazo.


Estoy muy agradecida por su correo, por contarme sus experiencias y por permitirme compartilo hoy contigo.

Si tú también tienes algo que agradecer (al yoga, a la vida, a este blog) no dejes de escribirme. Piensa que es El último día de tu vida, y verás que todo fluye más fácil : )

Un grandísimo abrazo para ti,

Naylín

Recibe gratis  la guía para Practicar Yoga en Casa

  • Labrador dice:

    Hola, estoy comenzando y me apetece hacerlo dos veces al día, es conveniente. Aproximadamente 1 hora y sin asanas invertidas.

    • ¡Muy buenas Labrador!
      Si la práctica del yoga en casa te está aportando todo lo que necesitas o lo que buscas, si conoces ya la práctica de las posturas de yoga, si ves que te hace sentir mejor, no veo ningún problema con que lo realices dos veces al día.
      Un abrazo,
      Naylín

  • Labrador dice:

    Muchas gracias por tu respuesta tan completa.

  • Carla dice:

    Hola
    Empeze el profesorado en yoga y siento que se me despertaron varias cosas a. Nivel emocional? Puede ser?