El deseo de reconocimiento y cómo guía tu vida

el deseo de reconocimiento
  • Haces una publicación en las redes sociales y te pasas un rato esperando a ver a cuántas personas les ha gustado, o cuántos comentarios ha tenido.
  • Haces una comida rica, y ardes en deseos de que tu pareja te diga lo buena que está, o que al menos tu hijo la termine comiendo.
  • En el trabajo no pasa diferente… Estás esperando a que el jefe te de la palmadita en la espalda, diciéndote lo bien que lo haces.
  • O te pones guapa/o para salir y si nadie te lo dice, te frustras.
  • O cambias tu forma de vivir, de relacionarte, de alimentarte, acercándote más a lo que esa persona te dijo que te vendría bien, y te sientes mal porque no escuchas de su parte un reconocimiento.

Ejemplos de deseo de reconocimiento hay muchísimos, y lo sabes… La síntesis es una: el anhelo de ser visto, reconocido, valorado, puede que esté guiando tu vida, mucho más de lo que hasta ahora eres consciente. Y que además, es lo que has venido haciendo desde pequeña/o: lo que fuera con tal de que tus padres o referentes cercanos te quisieran y aceptaran.

Es “lo normal”. Es el instinto de sobrevivir. Porque algo en ti dice que si no te quieren, no te valoran o aceptan, te quedas fuera del clan y “mueres”.

¿Y qué pasa una vez que te das cuenta de que esa una de las formas en las que te guía tu inconsciente?

Ahí te toca decidir: Sigo haciendo esto para agradar al otro, o decido por mí misma/o qué es lo que realmente quiero yo.

Y para este darse cuenta, hay que estar muy atento… Porque lo que suele parecer que es un propósito “realmente mío”, puede estar muy muy mezclado con propósitos “del otro”.

Te propongo un ejercicio

Observa tu próximo anhelo (no tengas prisa, no tardará en llegar). Y observa desde dónde surge. ¿Hay escondido algún deseo de reconocimiento detrás?

Hazlo una vez, puede ser ahora mismo.

Y luego decide qué hacer con ello.

Quizás era a tu madre a la que le hubiera gustado tanto viajar o estudiar o trabajar de X cosa, y no es un deseo tuyo realmente. Pero quizás, aunque el deseo venga de ella, te das cuenta de que sí, en este presente, también te apetece hacerlo.

Observa y decide, corazón.

Este es uno de los puntos claves que tocamos en el Programa de 8 Semanas de Mindfulness Autorreferente, que comienza el próximo 12 de agosto. Tienes la información en el siguiente enlace:

>> Programa de 8 Semanas de Mindfulness Autorreferente <<

El observar el deseo de reconocimiento es para mí una de las claves en la que profundizamos en este Curso, que nos lleva a ser cada vez más uno mismo y crear la realidad que realmente queremos, y no la que el otro te ha dicho que es “la buena”.

Un abrazo, corazón.
Namaste
Naylín

pd: La foto de arriba fue hecha por @rosannabb, que recién conozco y a quien estoy muy agradecida.
¿Te estarás preguntando si voy a mirar cuántos me gusta tiene esta publicación? Jajaja. Pues quizás en el próximo post te lo cuento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este blog utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. OK | Más información
ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba