7 prácticas para aquietar tu mente

aquietar tu mente

En el silencio de la mañana te escribo. El refrigerador tiene un ligero sonido que llega hasta mí, sí... Pero al menos el ruido de los coches de la carretera está calmado ahora. La mayoría de las personas duerme (Adi, mi hijo de un año y medio, incluido) y yo aprovecho para disfrutar de estas horas conmigo misma.

Cuando escribo mi mente está enfocada, solo hay una cosa para mí: dejar que fluya entre mis dedos lo que va apareciendo. No hay nada más. Estoy en el presente. Mi mente está en silencio, o al menos eso me creo. Es como si lo que escribo viniera de algún otro lugar desconocido. 

Entonces me doy cuenta, o corroboro con mi propia experiencia, aquello a lo que nos invita el yoga para ir aquietando más y más la mente: La concentración en un objeto o pensamiento (Dharana).

En momentos como estos, siento paz dentro de mí. No hay preocupación por todo lo que tengo que hacer en el día ni pensamientos repetitivos. En estos momentos, hasta el sonido del refrigerador dejo de escuchar. Todo mi ser está enfocado en una sola cosa y hay un gran gozo en ello. 

¿Cómo es mi día a día cuando la mente está
"haciendo de las suyas"?

  • - hay muchísimos pensamientos
    - pienso cosas que no me apetecen pensar, porque no me llevan en el camino que quiero recorrer
    - no hay claridad en mi mente
    - me puede llegar a doler la cabeza
    - pierdo el tiempo en imaginaciones de cosas que nunca llegan a suceder
    - pierdo energía si los pensamientos son negativos, me debilito física y emocionalmente

Mientras leo lo que escribo yo misma me asombro... ¿Realmente puedo vivir así cada día de mi vida? Bueno, así he estado durante mis 35 años y aquí estoy... ¿Pero a esto le llamo VIVIR?

He observado que cuando la mente está con tantos pensamientos que llegan sin ser invitados, con tanto de pasado y tanto de futuro, me estoy perdiendo el gran regalo del presente, el único momento donde realmente VIVO. Lo otro es quizás sobrevivir, por ponerle un nombre.

Por suerte, también me viene la pregunta: ¿Hay otra forma de estar en este mundo?

Esta pregunta me la hice hace muchos años y gracias a la respuesta que me llegó a través del yoga, me he dado cuenta de que sí. Por ejemplo, como ahora, en el presente total.

¿Cómo estoy cuando hay quietud en mi mente?

Cuando vivo el presente mi mente se aquieta.

Y eso no quiere decir que todos mis momentos presentes sean maravillosos. Para nada. Pero si hay algo que me produce dolor, miedo, tristeza, etc. pero estoy viviéndolo sin querer huir de ello y sin añadir sufrimiento con mis pensamientos, sucede la magia: la mente realmente se tranquiliza. Y entonces se puede ver más... 

¿Qué sucede en esos momentos?

  • - hay claridad en mi mente
    - me surgen soluciones con facilidad
    - me siento con más energía
    - necesito mucho menos tiempo para hacer las cosas
    - me siento serena y en paz
    - soy más creativa
Si concentras los rayos del sol por medio de una lente puedes quemar un pedazo de papel. Los mismos rayos dispersos no pueden hacerlo.

Swami Sivananda

¿Cómo hacer para aquietar la mente?

Es posible que esta duda te surja después de haberme leído, porque sé que suena bien esto de sentirse serena y de solucionar problemas más fácilmente... Pero antes de compartir contigo algunas de las prácticas que el yoga nos ofrece, te voy a decir algo: esto requiere práctica.

Lo siento si lo que buscas es una solución fácil y rápida. No hay fast food en el yoga... Pero si algo dentro de ti te dice que es tu momento, que es tu camino, o que ahora mismo probarías con cualquier cosa que te "prometa" que puedes vivir en paz y acallar un poco tu mente antes de enloquecer, entonces el "esfuerzo" que te requerirá en un principio valdrá realmente la pena. 

Y por experiencia te digo que llega un momento donde ya no es un esfuerzo o una disciplina. Simplemente sucede. Así lo he vivido: Años haciéndolo por fuerza de voluntad y luego simplemente me levanto y media hora después estoy sentada meditando. 

Prácticas para concentrar tu mente

Hay prácticas que se realizan con la concentración hacia objetos externos y otras hacia objetos internos. Es posible que en un principio te resulte más fácil con los externos, pues estamos acostumbrados a estar "hacia fuera". Pero aquí te comparto las dos variantes y tú experimenta qué te viene mejor ahora.

  • 1. Enfocarte en algo que te gusta. 
    En mi propio ejemplo, ahora estoy escribiendo y no hay otra cosa aquí. Mi mente está enfocada y tranquila. ¿Qué harías tú que te haga olvidarte hasta de tu gato mordiéndote la pierna?
  • 2. Enfoca tu mente en la llama de una vela.
    Este ejercicio es conocido como Tratak. Enciende una vela y quédate ahí, con el único objetivo de mirarla sin pestañear. Cuando se cansen los ojos, ciérralos suavemente mientras continúas visualizando la llama en tu entrecejo y luego vuelves a abrirlos.
  • 3. Enfoca tu mente en un mantra.
    Elige un mantra o una frase que signifique algo para ti y canta o repítelo durante un tiempo. Trae una y otra vez tu atención a lo que hayas elegido.
  • 4. Lleva toda tu atención a la respiración
    No tienes más nada que hacer que respirar. Sentir el aire que entra por las fosas nasales y el aire que sale. 
  • 5. Cierra los ojos y visualiza una figura geométrica
    Elige la que quieras y ponle un color. Mantén la visualización durante el tiempo que hayas decidido estar.
  • 6. Lleva toda tu atención al entrecejo
    Con los ojos cerrados, lleva tu mirada interna al entrecejo (el punto medio entre las dos cejas). Es posible que sientas alguna sensación en esa zona. Simplemente observa.
  • 7. Sé consciente de los latidos del corazón
    Esta práctica viene muy bien después de estar un rato enfocado en la respiración. Cuando la mente se haya aquietado, lleva tu atención a sentir la pulsación de tu corazón.

Si tuviera que darte alguna recomendación más, te diría que si nunca has dedicado tiempo a estar en silencio con algún ejercicio, no comiences queriendo estar media hora con la práctica. Háztelo fácil para que no haya un rechazo de tu mente, que acostumbrada a pensar lo que quiera, posiblemente no le guste mucho el hecho de dejarla a un lado... 

Así que comienza poco a poco y a medida que lo vayas sintiendo, ve aumentando el tiempo gradualmente. ¿Empezar por un minuto? Vale, lo que te parezca bien estará perfecto.

Pero... aquietar la mente ¿para qué?

Mi objetivo lo tengo claro: para conocerme a mí misma. 

Me encantaría leer tus comentarios con tu vivencia. ¿Has intentado aquietar tu mente y no has podido? ¿qué obstáculos crees que sean los que más se repiten? ¿Cuál de estas prácticas te ha sido más útil?
¿Para qué quieres tú aquietar tu mente?

Un abrazo muy grande corazón,

Namaste
Naylín

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.
  • NANCY
    NANCY dice:

    Buen día Naylin…..Un Millón de Gracias por tus escritos, también te escribo en la mañana temprano, salió el sol hace poco, disfruto casi todos los días de ese maravilloso espectáculo que la naturaleza nos dá a diaro. Utilizo las técnicas de concentrarme en la respiración ó en un mantra, probaré la de concentrarse en los latidos del corazón, me parece que de be ser muy buena. Gracias, gracias , gracias, sigue escribiendo, siempre encuentro empatía con tus artículos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentar con Facebook