28 Claves para Vivir desde el Amor

 

El Amor es una manifestación espontánea, una llama que habita en los corazones y se enciende en el contacto con los otros. Es la expresión más pura de la bondad, el agradecimiento, la ternura, la comprensión y la entrega. Es una conjunción sagrada de sentimientos y emociones. El Amor es lo opuesto al miedo, es la confianza, la conexión con la parte más sabia de quienes somos.

Vivir desde el Amor significa encontrar siempre la respuesta más amable, la acción más comprometida con el bien, el pensamiento más puro, la elección más elevada. Vivir desde el Amor es optar por la armonía y la paz, es reconocer en cada ser humano, la luz bendita de la existencia, es entender el más alto significado de la vida y ponerlo en práctica en todos los instantes: en los que son gozosos, y también en aquellos en que las cosas parecen no ir tan bien. Es una prueba de humildad y por tanto, una cura para nuestro ego.

El año pasado escribí un artículo que titulé 27 claves para la Felicidad. Este año, publico en este artículo, las 28 claves que intento poner en práctica para vivir desde el Amor. Sé que tengo aún mucho que mejorar, pero estoy en el camino 🙂

Este es mi regalo para ti que me lees, porque tú también eres parte del Amor, de hecho eres el Amor.

“El Amor es más que una meta, más que un combustible, más que un ideal. El amor es nuestra naturaleza. Somos amor.” Brian Weiss
[Retweet]

1. Ámate y Acéptate como eres

Ámate y acéptate como eres

Dice una canción de Pablo Milanés: “Lo bello lo llevo dentro, lo bello nace conmigo.”

Si ves la belleza dentro de ti, verás la belleza a tu alrededor, en todo lo que mires. Deberás comenzar a amarte a ti mismo como quieres amar a los demás y sobre todo como quieres que te amen. Esto parece algo obvio, pero la verdad es que muchas personas en el fondo no se aman completamente, no se aceptan como son y viven rechazándose a sí mismas.

Amarnos a nosotros mismos es un ejercicio de aceptación, de comprensión de nuestros temores, de nuestras dudas y fallos. Este amor propio es tomar consciencia de nosotros, que es la única manera de luego tener consciencia hacia los otros. Es mirarnos hacia dentro con ojos amables, sin enjuiciarnos, para realmente poder sacar la mejor versión de nosotros mismos.

2. Da sin esperar. No tengas expectativas.

Dar desde el corazón involucra un acto de entrega desinteresada. Cuando brindamos cariño, comprensión,  cuando ofrecemos nuestra ayuda, debemos hacerlo sin esperar recibir de vuelta lo que hemos entregado. De lo contrario nos llenaríamos de expectativas que sólo pueden acabar en profundas decepciones. Si das sin esperar nada a cambio, simplemente te relajas. Tú has puesto una semilla allí, no sabes si germinará o no, eso dependerá de muchos otros factores, lo importante es que ya tú has hecho tu parte.

Lo que sí he comprobado es que todo lo que demos de bueno a los demás y a la vida, el universo nos lo va a retornar multiplicado de una u otra forma; pero claro, tienes que estar muy despierto para que puedas ver ese milagro, llega cuando menos te lo esperas, por las vías más insospechadas.

Hay personas que no se dan cuenta cuando reciben de la vida cosas buenas, sólo están pendientes de quejarse y lamentarse de lo que les falta. No cometas el mismo error. Si te centras en la abundancia de situaciones felices y bendiciones que hay en tu vida, seguramente más abundancia de cosas buenas te llegará, es una ley universal que se cumple infaliblemente. Si eres capaz de abrir los ojos del alma y darte cuenta de esto, cada día te levantarás con la palabra GRACIAS en los labios.

Por lo tanto, Ama sin esperar recibir Amor, ya el acto mismo de Amar implica que hay Amor en ti. [Retweet]

3. Sonríe, ¡regalas sonrisas!

Sonríe
Vivir desde el Amor, es vivir con una sonrisa que te ilumina el rostro. Si por sonreír pagaran, ¡seguramente sería millonaria! jajaja Y creo que lo soy, no en dinero, pero sí en alegría.

Mis amigos  me dicen que siempre estoy sonriendo y es que como yo digo: ¡Sonreír no cuesta nada y tiene increíbles beneficios! 😀

Imagina que en tu día a día, te diriges a los demás con una sonrisa: a tus hijos, tu pareja, tus padres, tus amigos, a tu jefe que  no siempre te cae tan bien. De verdad, te animo a que lo pruebes, una sonrisa es la mejor medicina para curar la tristeza y la mejor de las estrategias para ganar amigos.

¡¡Despega tus labios y enseña esos dientes que no solo los tienes para masticar!!  😛

Sonríe aunque no tengas ganas, sonríe sobre todo, si un día tienes que decir algo amargo.

Te contaré un experimento que he empezado a hacer. Me gusta caminar por las calles de las ciudades que visito mirando a los ojos de la gente y regalándoles una sonrisa. Hay personas que se quedan  extrañadas, no saben cómo reaccionar, llevan tanto tiempo sin utilizar la sonrisa, que se les ha oxidado. Otras se sorprenden positivamente y devuelven la sonrisa, esas son los que inmediatamente se contagian de la vibración de la alegría.

Este experimento consiste en sacar a mi niña interior, me imagino que soy como un bebé que está explorando el mundo, que no tiene complejos y que se siente fascinado con todas las personas que pasan por su lado. ¿No te has fijado que cuando miras a un bebé en su cochecito casi siempre está sonriendo?

¿Qué te parece si pruebas a hacerlo tú también? Inténtalo al menos por un día entero, te sorprenderá. Lo peor que puede pasarte es que te sientas un poco ridículo, pero ¿qué más da? Libérate y suéltate, deja que te guíe tu niño interno, ese que aún late dentro de ti, ansioso de que lo saques de paseo 😉

4. Permanece abierto a aprender del amor

El amor se manifiesta de las formas más insospechadas, no podemos pretender predecir en cuál estación lo encontraremos, no podemos establecer sus límites o marcar su cauce; es una energía que fluye libre y vertiginosamente, entrañando un misterio sagrado. Cuando el amor se expresa, trae consigo innumerables enseñanzas que sólo podemos aprender si estamos realmente atentos y conscientes. Siempre aparece por una razón, nunca es casual, en él confluye una fuente inagotable de sabiduría.

Quizás en un principio no podamos comprender las razones del Amor, pero para aquellos incansables buscadores de lo inefable, siempre llegarán respuestas. No rechaces nunca el amor en ninguna de sus manifestaciones, si te sorprende, date tiempo para ser uno con él y comprenderlo.

5. No temas abrir tu corazón, expresa tus sentimientos

Abre tu corazón, expresa tus sentimientos

Hay tanta gente en el mundo que calla sus sentimientos, que no son sinceros ni siquiera consigo mismos, tienen la creencia de que decir lo que sienten es derribar el escudo que los protege. Yo abogo por un mundo más transparente, donde los seres humanos abramos el corazón sin miedos a ser dañados, sin necesidad de ponernos escudos protectores o el caparazón de la tortuga como me suele decir una buena amiga. Es más sabio creer descaradamente en el prójimo y preferir ser engañado una vez por él, a pasarnos toda la vida desconfiando de todos (con lo que seremos perpetuamente engañados).

Quizás peque de demasiado ingenua, pero creo que venimos a este mundo para expresar nuestra más alta verdad y siento que amar a otro ser humano es mucho más fácil de lo que creemos, si no tememos los caminos que puede tomar ese amor.

6. Encuentra lo que te une al otro y aprende de las diferencias

Cada una de las personas con las que nos relacionamos tiene su historia, sus propias creencias y valores, su particular forma de entender la vida. Es absurdo pretender que los demás sean como nosotros queremos que sean.  Cuando los demás actúan de manera que no satisfacen nuestras expectativas, comenzamos a enquistar la relación de intolerancia e incomprensión.

A veces nos ocurre que cuando otras personas de nuestro entorno no nos tratan cómo nos gustaría,  comenzamos a juzgarlos, asumiendo que ellos son los que están equivocados y creyéndonos dueños de la verdad y la razón. No podemos controlar las respuestas de los demás, sólo podemos controlar nuestra respuesta y esa respuesta lo cambia todo, porque nos cambia a nosotros.

¿Qué tal si te pones en el lugar del otro? ¿Qué te parece si en vez de enjuiciar las diferencias que tienes con el otro, buscas los puntos en común para construir un puente de unión y no un muro de separación?

Si quieres tener relaciones sanas y equilibradas, mi recomendación por experiencia propia es que no te hagas expectativas hacia los demás, acepta al otro como es. Mejor céntrate en encontrar lo que te une al otro, no lo que te aleja de él, y aprende de las diferencias.

Todas las personas que llegan a nuestra vida, aunque sólo sea por un día, tienen algo que enseñarnos, todas pueden ser nuestros maestros. No juzgues y obsérvate a ti mismo en relación con los demás, deberás estar suficientemente presente para poder tomar consciencia de tus respuestas, emociones y pensamientos, y de esa manera aprenderás mucho de ti mismo.

7. Perdona siempre

Vivir desde el amor no es una meta, es un viaje infinito en un tren que a veces atraviesa por la estación del dolor. La clave aquí está en no detenernos demasiado tiempo en ella, no es necesario que añadamos más sufrimiento al dolor.

Si alguien nos lastima, nos traiciona o nos ofende, debemos recordar que la respuesta del Amor nunca es el odio o el rencor, la respuesta del Amor para estas circunstancias dolorosas es siempre el perdón. Puede que creas que hay cosas que no tienen perdón o que sólo Dios puede perdonar, pero hasta la oración del Padre Nuestro dice: “Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.” Nosotros podemos elegir perdonar a los que nos ofenden y esta es la puerta a la libertad y la paz. Sólo cuando perdonas puedes aligerar la carga para continuar tu camino.

Perdonar es reconocer que el otro es también víctima del daño que ocasiona. Que si daña es porque no es consciente de que él es parte de lo dañado, que dañar a otro, es dañarse a sí mismo. Lo que haga el otro es su karma, tu respuesta puede ser tu dharma, tu enseñanza, si permites que así lo sea.  Perdona a cualquier otra persona o circunstancia que te haya lastimado. De ahora en adelante, pon tu intención en construir una nueva vida, camina de frente sin mirar atrás, haz como el sol que nace cada mañana, sin huellas de la noche anterior. Perdona, deja ir lo que te causa dolor.

8. Agradece todo lo que recibes

agradecer
Cuando vivimos desde el amor, vivimos agradecidos. Al abrir los ojos cada mañana, la primera palabra que traigo a mi pensamiento es: “gracias”.

Esta palabra tiene una alta vibración, y siempre genera bienestar en quien la pronuncia y en quien la recibe. Agradecer implica un acto de reconocimiento por el regalo recibido de la vida y de otras personas. Si nos llenamos de la luz del agradecimiento, sus rayos serán cada vez más numerosos, porque cuando somos capaces de ver todo lo bueno que tenemos, descubrimos que la provisión de bendiciones es infinita.

Siempre da gracias, incluso cuando parece que te han hecho algo malo, tarde o temprano te percatarás de que el que te trata mal te hace un favor, te da la oportunidad de aprender importantes lecciones y de experimentar la elección más elevada de tu alma. Recuerda que nada ocurre por casualidad, en el universo todo está conectado.

9. Elige la acción coherente con tu más alta verdad y con la esencia de tu ser

Hace un tiempo, una amiga de esta querida familia de Yoga Es Más, me escribió comentándome que aunque ella quería hacer cambios en su vida y liberarse de apegos que la ataban a otras personas, se sentía con la responsabilidad del bienestar de ellas en sus manos y tenía la arraigada creencia de que actuar desde el amor se trata siempre de ser compasivo hacia los demás.

Lo que ocurre es que bajo este principio, la mayoría de las veces somos más compasivos con los demás que con nosotros mismos.

Si en lo más profundo de ti sientes que te estás auto infligiendo sufrimiento, creo que puedes probar a decirles a esas personas la verdad: que te sientes lastimado, frustrado, atado o cualquier emoción negativa que te esté afectando. Busca con buena voluntad un camino de acción en el que todos puedan ganar, intenta lograr ese compromiso de ayuda mutua.

Si finalmente no puedes encontrar esa situación en que todos salgan ganando, entonces te invito a que reflexiones si estás traicionando tu verdad y tu amor propio, con tal de no traicionar o decepcionar a otras personas de las cuales te sientes responsable. Busca la elección más consciente desde una perspectiva más amplia que involucre tu propio bienestar. La elección más consciente, en un principio no siempre coincide con la que es más conveniente para los demás, pero creo que con el paso del tiempo termina siendo la mejor para todos. Si tú no eres feliz, esas emociones negativas son las que trasmites día a día a las personas que te rodean y por tanto todos son afectados.

Puedes intentar ponerte a ti en primer lugar, y esto no significa que seas egoísta o insensible con los demás, o que no los amas; por el contrario significa tener consciencia de ti mismo, que es la única manera de luego tener consciencia hacia los demás.

Ante la indecisión sobre qué camino tomar recuerda que sólo tú puedes saber la elección que es coherente con tu más alta verdad y con la esencia de tu ser.

Si quieres aprender a tomar decisiones siguiendo la intuición de tu corazón, te invito a que leas mi artículo:

5 señales para tomar decisiones más sabias siguiendo a tu corazón

10. ABRAZA TODO CUANTO PUEDAS

abrazo con papá
“Millones y millones de años todavía no me darían la mitad del tiempo suficiente para describir ese pequeño instante de eternidad cuando pones tus brazos alrededor de mi y yo pongo mis brazos alrededor de ti.”
Jacques Prévert

Los abrazos no tienen efectos secundarios, son totalmente inocuos y ecológicos. Los abrazos no contaminan, no se imponen, y además son reembolsables 😉

Cuando abrazamos nos nutrimos del amor de otras personas. Los abrazos no demandan un entorno particular, ya que en cualquier lugar podemos dar y recibir un abrazo. Esto nos regala la sensación de que todos somos parte de algo y de esa forma mejora el alma del mundo.

Se ha constatado que los abrazos alivian problemas físicos y emocionales y fortalecen el sistema inmunológico.
Vivir desde el amor es liberar la fragancia de nuestro ser en cada abrazo. [Retweet] No debemos temer abrazar ni recibir un abrazo. Y si sientes rechazo a abrazar, temor, o incomodidad, intenta encontrar la causa y libérala. Los abrazos representan un símbolo inseparable del Amor.

11. Reconoce y celebra los méritos de los demás

En este camino que redescubro cada día, he aprendido lo importante que es reconocer y celebrar los méritos de los demás. En lugar de envidiar las virtudes y éxitos de las personas que nos rodean, reconozcamos sus méritos desde la sana admiración y tengamos el detalle de felicitarlos. Eso denota humildad, y crea una inmediata empatía.

Siempre he creído que cuando celebramos los triunfos y cualidades de los demás, también celebramos los nuestros, y abrimos en nosotros el potencial para mejorar y aprender a emular las cosas buenas de los otros. No dejes que te envanezca el ego y reconoce en el otro toda su belleza interior y exterior. Piropéalo, felicítalo, abrázalo, choca la palma de su mano, haz lo que sea necesario para reflejar que te alegran todos sus logros.

12. Ábrete a la magia de la vida

ábrete a la magia de la vida

“Ningún día es igual a otro, cada mañana tiene su milagro especial, su momento mágico, en el que se destruyen viejos universos y se crean nuevas estrellas.”
Paulo Coelho

Vivir desde el Amor es encontrar magia donde otros ven casualidad. Si creemos en la magia tendremos una vida mágica y milagrosa, si creemos que en la vida predominan las limitaciones, nos estamos imponiendo límites muy reales.

Cuando te abras a la magia de la vida, te sucederán cosas maravillosas, inesperadas. Descubrirás lo inefable en los pequeños detalles y aprenderás que a cada momento se crean nuevas oportunidades de dar y recibir amor.

13. Mira a los ojos con amor

Cuando conozco a alguien por primera vez, miro directo a sus ojos, no con una mirada invasiva, sino con una mirada de encuentro, buscando la chispa que los ilumina.

Mirar a los ojos indica que somos personas transparentes, honestas y comunicativas. No tenemos nada que ocultar y nos sentimos en una posición de igualdad respecto al otro. De esta manera establecemos un contacto que invita a la confianza y a una comunicación sincera.

Dicen que los ojos son el reflejo del alma, así que deja que tu alma fluya amorosamente a través de tu mirada y hacia la mirada del otro. Si vas por el mundo con mirada amistosa, sin duda harás los mejores amigos.

14. DESPIÉRTATE CADA MAÑANA COMO RECIÉN NACIDO

La mayoría de la gente dice: vive cada día como si fuera el último, yo prefiero decir: despiértate cada mañana como un recién nacido.

Esto significa que en cada amanecer abras los ojos con maravillado asombro, como si vieras el mundo por primera vez. Se trata de tomar consciencia de que cada instante es único, y que por tanto merece toda nuestra atención y presencia.

Sonríamos a cada momento, como lo haría un bebé que contempla a su madre embelesado, descubriéndola y admirándola. Cuelga cada noche en un perchero las preocupaciones del ayer y mientras duermas trasmútalas en oportunidades. Al llegar la mañana, en cuanto pongas el primer pie fuera de la cama, comienza a observar el mundo con tu visión más limpia y clara, sin rastros dolorosos del pasado, sin juicios preconcibidos. Juega con la realidad, como si todo ahora fuera nuevo para ti, y tu vas explorando con alegría tu entorno, dejándote sorprender.

Si te encuentras con tu pareja, dale un beso como el primero que le diste cuando se enamoraron. Al probar el desayuno imagina que es la primera vez que saboreas algo tan exquisito. Al empezar tu jornada laboral hazla con todo el amor de estar realizando tu auténtica vocación el primer día de tu vida.

Así haz con todo, y verás como al llegar la noche, sentirás que has vivido con intensidad y pasión todo el día. Habrás amado cada instante como único y lo habrás dejado ir, porque mañana recuerda que volverás a ser un recién nacido 😉

15. Haz, si puedes un trabajo que ames. O SI NO, AL MENOS, Ama LO QUE tienes que hacer

“Amar a la vida a través del trabajo, es intimar con el más recóndito secreto de la vida.” – Khalil Gibran

Aproximadamente un tercio de nuestras vidas lo pasamos trabajando, con lo cual si realmente tenemos la intención de Vivir desde el Amor, es necesario que amemos lo que hacemos en nuestra actividad profesional.

Intenta encontrar lo que te hace vibrar, lo que te apasiona. La pasión es la energía de tu vida, es total entrega hacia lo que haces. Libera dentro de ti lo que naturalmente estás preparado para hacer.

Si no amas lo que haces, si actualmente no te estás divirtiendo con tu trabajo, será bastante improbable que alcances tu máxima realización.

¿Amas tu trabajo o trabajas en lo que amas?

Mi pasión tiene que ver con inspirar, con ayudar a las personas a reconocer y expresar el poder sin límites que habita en su interior.

¿Sabes ya cuál es tu pasión?

Si no es así, te invito a que recibas de regalo mi libro digital: “Los 12 Pilares en la Búsqueda de tu Pasión y tu Propósito.” Sólo tienes que clicar en el enlace y confirmar tu suscripción.

16. Basa tus relaciones con los demás en un amor libre

La mayoría de las relaciones humanas, ya sean de pareja, de amistad, con los padres, etc, son relaciones de apego.

¿Qué significa esto?

Las relaciones de apego son relaciones basadas en expectativas, exigencias e ideas preconcebidas de cómo queremos que sean los demás. Las relaciones de apego realmente no se viven desde el Amor, se viven desde el temor. Sucede entonces que la misma alegría y exaltación de cuando encontramos un amigo o una pareja, es proporcional al miedo y al dolor de cuando se marcha, o cuando esperas algo de esa persona y te decepciona.
Esto pasa porque realmente nos enamoramos de una proyección del otro, de lo que creemos que es, no de su auténtico ser. Si te unes a otro deseando que se ate a ti, ese deseo generará celos y sufrimientos, al no responder a la naturaleza libre del amor. Vivirás entonces en la inseguridad, la desconfianza y con un enfermizo miedo a que todo tu sueño se venga abajo de un plumazo.

La gente insegura no encuentra la verdadera felicidad, porque vive temiendo el riesgo de la libertad. Mi mayor recomendación es que te capacites para amar libre y gozosamente. Esto significa querer al otro tal cual es, sin pretender que sea un objeto de tu propiedad. Ámalo sin deseos, sin apegos ni condiciones, sin el egoísmo de esperar que te quiera en exclusiva a ti. Te darás cuenta que de esta forma nace el verdadero amor sin límites.

¿Qué haces cuando estás disfrutando de un atardecer en el mar? Contemplas el horizonte, deleitándote con sus bellos colores, mientras que lentamente el sol se desvanece ante tu mirada. Tú lo dejas pasar, no buscas la permanencia, entiendes que debe llegar la noche, y esta también traerá una belleza renovada.

Cuando te das cuenta de la importancia de dejar en libertad el amor, despiertas y ves la realidad como es. Una vez escuché decir esta frase que siempre recuerdo: Sólo es eterno lo que se basa en un amor libre.

17. Recuerda alimentar tu alma al menos cuatro o cinco veces al día

Tan importante o más que alimentar el cuerpo, es alimentar el alma. El alma se alimenta de infinitas maneras, y todas ellas están vinculadas al amor.
Zuzel y la ardilla

Algunas formas en que puedes alimentar tu alma:

  1. Meditar: A través de la meditación entramos en contacto con nuestro ser interior y podemos canalizar un estado profundo de paz donde podrás escuchar la voz de tu alma.
  2. Rezar: Es también una forma de meditar que nos permite conectar y alimentar nuestra alma.
  3. Ayudar al prójimo: Con un consejo, un abrazo, una sonrisa, regalándole tu tiempo, brindándole tu amor.
  4. Entrar en contacto con la naturaleza: Puedes abrazar un árbol, escuchar el sonido de los pájaros, acariciar un animal, etc. Al abrazar los árboles aprendemos a verlos y a experimentarlos como los seres vivos que son, procura sentir su energía, observa cómo la recibes y puedes darle la tuya. Escucha el latido de tu corazón que resuena junto al latido del árbol.

18. Escucha sin defenderte

Ten una actitud receptiva y de apertura. Saber escuchar es también saber recibir lo desagradable sin perder la compostura. Si yo tengo la sensación de que con tus palabras pierdo el control, seguramente me voy a defender, por el contrario, si tengo claro que lo estoy escuchando es una información que tú me das para que nos entendamos mejor, podré asimilarla con agradecimiento.

Interésate por las emociones del otro, diciendo frases como: “Me gustaría saber cómo te sientes con lo que te estoy diciendo.” Presta mucha atención a tus emociones cuando las expresas y cuando escuchas las emociones del otro, esto ayuda a encontrar soluciones para cualquier conflicto. En vez de suponer el impacto que tienen nuestras palabras en la otra persona, lo más sabio es preguntarle. De esta forma estarás abriendo la puerta hacia una comunicación más equilibrada entre ambos.

19. Dialoga siempre desde el Amor

Cuando surjan conflictos con otras personas, no te dejes arrastrar por la ira o por el deseo de culpar al otro. Antes de reaccionar, respira profundamente, es mejor permanecer en silencio si estamos acalorados por la situación, que vociferar cosas de las que luego nos sentiremos arrepentidos.

Espera a calmarte, recupera el dominio de tus emociones y recuerda que la mejor forma de ganar una discusión es no tenerla. Recuerda quién eres, y quién es la persona con la que han surgido diferencias.

En cualquier conflicto, hay una respuesta desde el Amor, encuéntrala. Esta respuesta pasa invariablemente por la comprensión, por asumir nuestra parte de responsabilidad y ser flexibles.

Elimina las palabras ofensivas e hirientes de tu vocabulario, son solo reacciones del ego herido, no el sentir de tu auténtico ser. Puedes expresar lo que te molesta de la situación, hablando de ti, no de lo que hace o tendría que hacer el otro. Usa un lenguaje claro, honesto y concreto, sin recriminar, ni enjuiciar.

Cuando te comportas buscando la respuesta que daría el Amor, la ira del otro lado no encontrará un contrincante contra quien luchar. No se puede luchar contra lo que es flexible, transparente y puro.

20. Vuélvete uno con todo lo que Hagas

Convierte tu vida en una meditación, lleva a cabo cada acción de forma total, disfrutando a plenitud. No tienes que hacer nada extraordinario para experimentar este sentimiento de unidad. Encuentra la belleza en las cosas más simples de la vida. Puedes estar cocinando, fregando los platos, tendiendo la cama, arreglando algo que se ha roto, escribiendo una carta a un viejo amigo, y no estar deseando hacer nada más que lo que estás haciendo en ese instante. No olvides que lo más importante no es lo que hacemos, sino cómo lo hacemos.

Puedes hacer cada cosa amándola, comprendiendo que tú y ella, son partes indisolubles de la misma maravillosa experiencia de vivir. El mejor regalo que puedes hacerte es tomar cada cosa por lo que es, sin un pensamiento de recompensa o de reconocimiento, apreciando el simple placer de poder hacerla.

21. Ve allí donde más te necesiten

Con mis amigos Liane y Gabriel, en las buenas y en las malas

Siempre pido a Dios que me guíe hasta allí donde sea más necesaria. Me alegra haber podido acompañar a buenos amigos y seres queridos, cuando más me han necesitado, haber podido abrazarlos en los momentos más duros. A veces no podemos ni imaginar el inconmesurable valor que puede tener un abrazo cálido, una palabra de aliento, o simplemente la compañía silenciosa y amorosa, para alguien en su hora más oscura. En esos momentos tenemos la ocasión de volvernos uno con el otro, iluminándolo con nuestra compasión. El amor sana y restaura, allí donde nada más ha funcionado.

22. Ayuda a otros a florecer contigo

árbol del amor
Si encuentras el camino hacia la felicidad y la paz interior, ayuda a otros a florecer contigo. No eres un árbol solitario que ha florecido en un desierto. Estás en un bosque donde conviven muchos otros árboles. Si todo el bosque florece junto a ti, tu felicidad se va a multiplicar, cosechando el amor que has sembrado.

Contribuye con generosidad a que otros alcancen la misma belleza, la misma altura y esplendor que has alcanzado tú.

 

23. AMA SIN PREGUNTARTE SI TE LO AGRADECERÁN

Amar sin preguntarte si nos lo agradecerán. El genuino amor se da porque se siente, porque vive dentro de nosotros y necesita ser entregado. Puedes estar seguro que a la larga, el amor trae sus frutos, aunque estos lleguen en otras manos que ni siquiera esperábamos.

24. Deja circular libre la energía del amor

la energía del amor

“La libertad sólo existe, cuando existe el amor. Quien se entrega totalmente, quien se siente libre, ama al máximo. Y quien ama al máximo, se siente libre. Pero en el amor, cada uno de nostros es responsable por lo que siente y no puede culpar al otro por eso. Nadie pierde a nadie, porque nadie posee a nadie. Y esta es la verdadera experiencia de la libertad. Tener sin poseer.”

Paulo Coelho

Nada ni nadie nos pertenece, la energía del amor es libre, intentar atraparla es pretender enjaular el viento.
Vive el amor desde una experiencia de libertad, fluye con él, no te aferres a él. Percibe que el amor es una fuerza que habita dentro de nosotros y fuera, enamorarse es intercambiar esa fuerza, expandiéndola, sin adueñarnos de ella, ni buscar marcar su rumbo.

25. No juzgues, ponte en el lugar del otro

En nuestro viaje por la vida, con una alta probabilidad, nos encontraremos muchas personas que no siempre nos tratarán como esperamos, ni nos darán lo que creemos merecer, sin embargo, podemos decidir mirarlas con los prismáticos de la comprensión y la aceptación, sin aspirar a cambiarlas. Esto no significa hacernos los ciegos y sordos, si podemos contribuir a su mejoramiento, es nuestro deber hacerlo; pero sin olvidar que cada quien tiene su propio ritmo de aprendizaje y su nivel de consciencia y que a veces lo mejor que podemos hacer por alguien es dejarlo seguir su propio camino.

Creo que a pesar de todas las injusticias, las decepciones y las heridas que otros nos causan, a pesar de sentirnos impotentes para cambiarlos, tenemos que ser capaces de ponernos en el lugar del otro, sin juzgarlo.

Una vez leí que aquellos a quienes amamos y aquellos a quienes odiamos son nuestro propio reflejo. ¿Qué tú crees?

26. Fíjate en el alma, allí encontrarás la verdad de quien eres

fíjate en el alma

En esta foto estoy junto a una valiente mujer argelina, que ha intentado siempre derribar las barreras de limitación de su cultura y luchar por su libertad. La llamo cariñosamente mamá Fátima, porque desde que nos conocimos me trata con el amor y la comprensión de una madre a su hija.

Nuestra procedencia, cultura, religión, raza, nivel económico, profesión, tendencia sexual, son meras identificaciones que etiquetan características de nosotros, pero no dicen quiénes somos realmente. Eres lo que eliges ser, eres incluso aquello que aspiras a ser y a crear. Lo realmente importante no son las etiquetas y los envases que usemos, sino lo que hay dentro, la esencia que nos mueve y nos impulsa a esculpir la mejor versión de nosotros mismos.
Fíjate en el alma, la tuya y la de los otros, allí encontrarás la verdad de quien eres. Una vez que aprendes a fijarte en el alma, podrás ser compasivo y solidario con todos, más allá de sus identidades.

27. Aprendamos a separarnos con Amor

Aprendamos a separnos con amor
El terreno de las relaciones de pareja es a veces complejo. Dos personas pueden amarse, pero no ser capaces de estar juntas, dos personas pueden quererse, pero llegados un momento de sus vidas, pueden elegir seguir caminos diferentes.

Como mismo nos relacionamos con amor, también deberemos aprender a separarnos con amor. Si una relación amorosa se acaba, eso no significa que el amor deba también acabar. Puedes quedarte con ese sentimiento, expresándolo en forma de gratitud y dicha por todo lo bueno y hermoso que esa otra persona te permitió experimentar, recibir y entregar.

Dicen que la pasión se acaba, que el enamoramiento tiene los días contados, que donde fuego hubo, cenizas quedan, sin embargo donde hubo verdadero amor, quedará siempre algo especial en el corazón, un sentimiento bañado por la gracia de lo que un día el destino unió.

Recordemos que el amor es comprender a la otra persona, es aceptarla como es, y por tanto debemos aceptar también sus elecciones. Hay algo en lo que creo, y es que en el fondo no nos separamos, puesto que todos somos uno, y algún día volveremos a esa Unidad de la que todos provenimos. No es necesario que nos aferremos a nadie.

Comprendamos que los caminos a veces convergen, y a veces se bifurcan. Admitamos que cada uno debe escalar sus propias montañas y conocerse en sus silencios y en su soledad. Yo creo que el amor no desaparece, sino que se transforma. Por tanto, si te separas de alguien, puedes elegir conscientemente seguir amando a esa persona, ahora en una forma diferente, cada uno transitando su propio sendero en libertad.

28. Da tiempo al tiempo, comprendiendo que las frutas maduran lentamente

Para cosechar las semillas que has sembrado, el tiempo tendrá que hacer su trabajo. El Amor nos reconcilia con la vida, incluso en esas ocasiones cuando crees que ha sido “el amor” quien te ha roto en pedazos. El Amor del que yo te hablo, lo emana tu propia alma, es tu naturaleza y te dará fuerzas para levantarte a pesar de las tristezas y los dolores con los que tropieces. Pero tienes que dejar que sobrevolando el tiempo, sane las heridas, restaurando y armonizando todo tu ser.

No creas que el Amor te ha abandonado, eso es imposible, eres tú quien te separas de él, cuando olvidas quién eres realmente.

Sólo desde la perspectiva del tiempo, podremos rearmar las piezas dispersas, y aprender la lección. No te desesperes, las frutas del Amor maduran lentamente.

Esta es mi historia personal, el amor tiene muchas rutas y misterios, no te pido que me creas, tan solo te pido que experimentes por ti mismo. Vivir desde el amor, con el amor y para el amor, nos abre puertas mágicas hacia horizontes que jamás hubiéramos podido imaginar.

horizonte mágico

CompartirShare on Facebook137

GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Zuzel Amelia

Sobre Zuzel Amelia

Creo que cada ser humano tiene una esencia única. Mi propósito es ayudarte a encontrar y conectar con esa esencia, auténtica para ti y guiarte para que puedas ponerla al servicio de los demás y vivir en pleno sentido. Me hace muy feliz tener la oportunidad de acompañarte en tu viaje hacia el florecimiento de tu yo más apasionado, consciente y libre.
  • José
    José dice:

    Expresiones, pensamientos e ideas dichas con mucho amor y desde el corazón. Despierta la reflexión para que todas nuestras vidas se desarrollen con el signo del amor, sea con nosotros mismos y con todos los que nos rodean. Un afectuoso saludo..

  • Luz Dary
    Luz Dary dice:

    Gracias POR todos estos aprendizajes de Los lunes. A mí todo me sale!!! No es fácil, pero estoy tratando de ser más feliz. Ustedes son parte de esa guía.

  • paloma rodriguez
    paloma rodriguez dice:

    Muchas gracias por tantos consejos ahora que ya no tengo a mi mama comprendo muchas cosas.

  • Jose Romero
    Jose Romero dice:

    Que Dios te bendiga con paciencia, salud y bienestar para seguir aportando tan maravillosos conocimientos a personas que como yo te sabemos agradecer.Atte Jose.

  • Mario Domingues
    Mario Domingues dice:

    Preciosa Zuzel: Este artículo se parece mucho a tu corazón: es HERMOSO. Creo que ha sido hecho con lo mejor de tu corazón: Tu AMOR. Me ha servido para alimentar mi alma esta mañana con un manjar exquisito. Espero florecer en tu huerto y ayudar a esparcir el perfume de tus maravillosos pétalos, tu delicada ternura y tu dulce sonrisa. Para tí, y todos tus [email protected] un hermoso días. Namaste.

    • Luis Ignacio Sánchez Arango
      Luis Ignacio Sánchez Arango dice:

      Muchas pero muchísimas gracias ,que forma tan maravillosa de dar amor. Tu artículo me ayudó a quitar muchas tinieblas de mi mente, siento que de lo más profundo de mi ser emana una fuerza inmensa y quiero compartirla con muchas personas, es la fuerza del amor universal.

  • nancy barcos
    nancy barcos dice:

    GRAN VERDAD ; ME ENCANTO Y ME RECORDO MI ESENCIA. GRACIAS FUE ESTA LECTURA ALIMENTO PARA MI ALMA. BENDICIONES. GRACIAS.NAMASTE.

  • Ana
    Ana dice:

    Me encanto! Son grandes verdades, quiero aprender y aplicar todas en cada dia en mi vida. Gracias!

    • Zuzel Amelia
      Zuzel Amelia dice:

      Hola Ana!!

      Me alegro mucho que te haya gustado el artículo, ojalá que la aplicación de estas enseñanzas llene tu vida de Amor!

      Que dios te bendiga, un abrazo!

      Zuzel

  • Sonia Luna
    Sonia Luna dice:

    Excelente artículo, de lo mejor y más completo que e leído, y sobre todo muy humano y verdadera mente escrito desde el alma. Gracias por compartir y deseo leerte muy pronto. 😀

    • Zuzel Amelia
      Zuzel Amelia dice:

      Muchas gracias Sonia, me es grato saber que te ha gustado lo que he escrito con todo el corazón. Gracias por leerme 😀

      Un fuerte abrazo!

      Zuzel

  • marian
    marian dice:

    Hola Zuzel,felicidades por este gran articulo,que esta como tu bien dices en cada uno de los parrafos,lleno de amor.Tomo nota y me lo guardo ,se que me va a servir de mucho.gracias marian.

    • Zuzel Amelia
      Zuzel Amelia dice:

      Querida Marian:

      Muchas gracias a ti por leer el artículo y percibir el amor con que está hecho. Ojalá que sus palabras te alienten siempre a escoger el camino del amor, que nos reconcilia con la vida.

      Un gran abrazo de luz para ti!

      Zuzel

  • nitza
    nitza dice:

    Es un artículo excelente, muy abarcador, una verdadera guía para la felicidad. Cada uno de los 28 puntos es una joya. Recomiendo su lectura diaria. ¡Gracias!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.