Tu gran maestra: Tu vida

CompartirShare on Facebook525

Dejar de juzgarnos… Pensaba que era algo que había “trascendido”, jajaja. Pero la vida nos trae una y otra vez situaciones para que sigamos creciendo, para darnos cuenta de que nunca nunca vamos a dejar de aprender.
Lo que pasa es que no siempre soy consciente. Esta mañana me he dado cuenta de algo curioso… Pero mejor comienzo a contarte la historia recordando unos meses atrás…

tu-maestra-vida

La sonrisa al despertar

Me había leído una meditación de Osho que nos invitaba a levantarnos con una sonrisa. Comentaba lo apegados que estamos al sufrimiento que cuando nos viene la risa es por un motivo y que nunca reímos sin una causa. Nos contaba de lo hermoso que es la risa y la purificación que nos brinda, regalándonos un día vivido desde el amor. Recordando que no hay nada serio y que incluso podemos reírnos de nuestras desgracias.

Comparto la meditación contigo. Mi invitación, como siempre, es a experimentarlo por ti mismo y observar si te sirve o no.

Cuándo te levantas por la mañana, antes de abrir tus ojos, estírate como un gato. Estira cada parte de tu cuerpo. Disfruta con el estiramiento, disfruta al sentir tu cuerpo despertándose, volviendo a la vida. Después de tres o cuatro minutos de estiramientos, con tus ojos aún cerrados, ríe. Durante cinco minutos simplemente ríe. Al principio serás tú el que lo hagas, pero pronto, cuando intentes reír aparecerá una risa genuina. Piérdete en la risa.

Esta técnica puede llevarte algunos días, antes de que seas capaz de realizarla. No estamos acostumbrados a reír, hemos olvidado cómo hacerlo. Pero pronto será espontánea. Y entonces, cada mañana, ¡Disfruta!

Practiqué este ejercicio durante un tiempo y fue maravilloso, incluso me pasó como ahí dice, que la risa ya aparecía por sí sola, sin forzarla. Me levantaba cada día con una alegría impresionante que llevaba conmigo el resto del día.

¿Qué ha pasado ahora?

Pues ahora lo que ha pasado es que llevo un tiempo en que me cuesta sonreír al levantarme. Ya no es como antes y echo de menos aquellos días de risa. Ahora no es que esté triste. Simplemente que me levanto de otra forma. Más tranquila, más serena y sin sonrisa en mi rostro. Voy al baño y luego a la esterilla. Unos saludos al sol, unos minutos de respiración consciente, de meditación… Pero sin reír.

Y cada mañana me juzgo. Cada mañana pienso: ¿Por qué no me siento con ganas de sonreír? ¿Qué estoy haciendo mal en mi vida? ¿Por qué me pasa esto? Tengo el sol en mi cabeza (lo puedes ver en la foto) y aún así no hay una sonrisa en rostro, ¿cómo puede ser eso?

transformacion
Transformación

Luz sobre mis acciones

No sé si te darás cuenta pues yo lo acabo de hacer consciente esta mañana: todas esas dudas, todos esos pensamientos donde me juzgaba constantemente no hacían más que hacerme sentir peor. Me estaba cerrando a la experiencia de vivir una mañana diferente. La comparaba con aquellos tiempos donde me reía incluso antes de abrir los ojos y esta falta de alegría de estos tiempos cuando me levanto, me hacían sentir culpable. Algo andaba mal, sin dudas.

Esta mañana descubrí que lo único que andaba mal era mi actitud. Era que estaba negando una parte de mí, ahora. Era que quería repetir el pasado y no vivía completamente el presente con lo que me estaba trayendo. Sí, ahora es diferente. Ahora no hay sonrisa, ahora siento una especie de paz, de quietud en mis mañanas. Pero no fue hasta esta mañana que lo vi y que realmente lo pude disfrutar. ¿Y sabes qué pasó? Surgió la sonrisa en mi rostro. Natural, fresca, espontánea.

Mi invitación para ti

Corazón, mi invitación de hoy es a mirar cada rinconcito de tu vida. A veces lo más mínimo lo hacemos de forma inconsciente. Yo no tenía idea de que me estaba juzgando ¡y lo hacía cada mañana! Obsérvate. En cada momento que puedas. En cada interacción con cada persona que encuentres en tu camino. En cada circunstancia de tu vida, por muy rutinaria que sea. La transformación ocurre con la observación consciente y puede suceder en un segundo, como me ocurrió a mí esta mañana.

Tu vida es tu gran maestra pero nos alejamos tanto de ella que no lo vemos y buscamos el maestro fuera. Mira hacia dentro, cielo. El maestro eres tú.

Un abrazo bien grande para ti, y muchas gracias, una vez más, por acompañarme en este camino de autoconocimiento y de paz.
Namaste
Naylín

CompartirShare on Facebook525

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.

  • yackeline
    yackeline dice:

    buenas tardes Naylin:

    es cierto que buscamos afuera lo que debemos buscar dentro de nosotros…
    estoy en esa toma de consciencia, y eso lo es todo…
    gracias por tus luces. me prestaron el libro de Osho, y el sabado lei esa tecnica de
    meditación…
    gracias…

  • Natalia
    Natalia dice:

    Que hermoso mensaje Naylin, cuanta razon tienes, a veces noa olvidamos de mirarnos, sentirnos y disfrutar nuestra conexión, gracias x traer hoy estas palabras, abrazo enorme!

  • Monica
    Monica dice:

    Gracias Naylin, siempre leo tus mails, hace ya un tiempo que me acompañas, tb me gustaría saber si ya llego tu bb y como estas?, es muy bueno lo que compartís y para mi que estoy en este camino de búsqueda recordar tomar consciencia es maravilloso para cada día, vivir agradeciendo y disfrutando es un aprendizaje, hay días mas intensos que otros. Es muy lindo transitar el camino hacia nuestro bienestar…hacia nuestro corazón. Namaste!

  • María
    María dice:

    Me ha gustado mucho

  • julio saez8
    julio saez8 dice:

    Así es .la vida es la gran maestra.tomate el tiempo para recorrerla.

  • Conchita
    Conchita dice:

    Como siempre, excelente lo que nos compartes. Se siente tan cercano y cálido!!
    Gracias!

  • Olga
    Olga dice:

    Un artículo fantástico Naylín…..me ha llegado profundamente!!
    GRACIAS……leerte me ilumina 😉

  • Carlos Fernando Morales Villarán
    Carlos Fernando Morales Villarán dice:

    Gracias, Naylín, por esta propuesta tan ‘sencilla’ pero tan contundente. Me propongo aplicarme desde ya a llevarla a cabo y sé que, igual que con otros consejos tuyos que he tenido en cuenta, me será muy favorable. Un abrazo y mis deseos de que todo vaya para ti de lo mejor en este año que comienza.

  • victoria
    victoria dice:

    Gracias por esos maravillosos mensajes que nos empujan a la reflexión y nos ayudan a ser y estar cada día un poco mejor. Feliz y próspero año 2016.

  • Sonia Alaguna
    Sonia Alaguna dice:

    ojala todos pudieramos aprender de esta lectura, y llevarla a cabo, gracias por compartirla.

  • Hugo Parischewsky Macher
    Hugo Parischewsky Macher dice:

    Que grato leer lo que escribes. Vivo y trabajo solo y esta experiencia sumado a tus consejos y lecturas me han ayudado enormemente; sin embargo faltaba este detalle: la sonrisa. ¿A quien sonreir?, pues tu escrito lo dice: ¡¡¡ TAMBIÉN MEREZCO SONREIRME A MI MISMO !!!.
    Un gran abrazo Naylin, bendiciones.
    Paz, Amor y Luz amiga.

  • EMILIANA MENDOZA ESCALANTE
    EMILIANA MENDOZA ESCALANTE dice:

    hola Naylin, sonreir siempre nos acerca a las personas lo he practicado y las cosas salen cada vez mejor, y me siento mejor, aprendes a disfrutar mas a cada persona agradezco de todo corazón tus correos namaste…

  • Angel
    Angel dice:

    Hermosos pensamientos, Naylín, que trato de experimentar en mi vida. Estoy de acuerdo que la vida es nuestra gran maestra, pero también hay otras pocas personas que se convierten en nuestras maestras, como tú, que nos ayudas a encontrar esa luz interior, que nos lleva al camino de la felicidad. Por eso, no me canso de agradecerte cada mensaje que me envías. Namaste, corazón.

  • Eduwigis Sánchez
    Eduwigis Sánchez dice:

    Gracias lo voy a intentar hace un año me pusieron un marcapaso me dio la enfermedad de síndrome de seno con una fibracion auricular yy mi vida cambió no e aceptado y eso me deprime bastante práctico yoga a mis posibilidades y me sentido bien por tal motivo le doy las gracias para que cambie mi vida y de las personas q me acompaña q las amo profundamente a mis hijos a mi esposa gracias Naylin por todos tus consejos y espero seguir recibiendo más

  • silvia
    silvia dice:

    Ay,ay,ay…en que difícil momento me llega tu consejo,y tal vez,sea bueno comenzar a sonreír…
    Gracias!

  • Armando Maceda
    Armando Maceda dice:

    Querida:

    Durante mucho tiempo he intentado ser el mejor, el mejor padre, hermano, amigo, empleado, etc… siempre que me levanto, doy gracias a Dios por el día y por todas las cosas buenas que me rodean y le pido que me permita serle útil de alguna manera; parece que todo estaría bien si lo hago así, verdad?, mientras leía tu historia he sentido que ésta petición de serle útil a Dios, proviene de una sensación de que no soy “suficiente” en ninguno de los ambientes en que me desarrollo, más que de un sincero deseo de servir a los demás. La culpa de esta insuficiencia me persigue todo el tiempo y a todos lados, no sé si esté equivocado o no, pero eso fue lo que sentí.
    Gracias
    Seguiré trabajando en escuchar mi interior.
    Abrazos

  • Felipe Aleman
    Felipe Aleman dice:

    Quizas no solo en la mañana, si podemos trasladar esa actitud a nuestro día a día, podemos mejorar mucho nuestra disposición ante los problemas, en lo personal cuando me siento incomodo por algo o alguien traigo a mi mente ese sentimiento que tengo cuando las cosas estan bien recordando todo lo que me motiva y me hace sentir bien y en un momento cambia toda la perpectiva de las cosas y las personas y me ayuda a tener una mejor actitud el resto del día.
    Agradezco mucho lo que me compartes en cada mensaje por que me ayuda mucho a entender el sentido de las cosas.

    Namaste.
    Felipe

  • MARIA ELENA ARANCIBIA VALVERDE
    MARIA ELENA ARANCIBIA VALVERDE dice:

    Sí. Debería serlo, pero como tú muy bien dices, se nos olvida con frecuencia.
    Normalmente nos es más facil sentirnos víctimas que aprender lecciones y crecer. A manera de ejemplo, me aconteció hace poco, que en retrospectiva pude por fin aceptar que he sido parte de lo malo que ocurrió en mi vida, pero que no tiene sentido quedarme en ese estado y sentirme culpable por años, pues lo que ya sucedió no se puede revertir, fue entonces que esta toma de conciencia se acompañó con una reconciliación conmigo misma:
    aunque ahora acepto que me equivoqué y fui parte activa de mis males, también sé que hice lo mejor que pude.

  • Isa
    Isa dice:

    Me ha encantado, a mi también me gusta levantarme con una sonrisa, me cambia el día.
    Ya sabes, sonrisa en la cara, sonrisa en la mente.

  • Juliana
    Juliana dice:

    Que buena lectura, y como tu dices “la vida es la maestra de todas nuestras acciones, es como nuestro eje primordial” Gracias.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentar con Facebook