Técnicas de meditación: Meditando contra viento y marea

CompartirShare on Facebook862

He escuchado por diferentes vías algunas inquietudes de personas, que con el mayor deseo del mundo no han podido acceder a la práctica de la meditación. Los motivos son variados y los voy a relacionar; junto con ellos estará la respuesta certera a todos esos conflictos. Estoy segura de que a partir de hoy, con estas técnicas de meditación, todos se desvanecerán y podrás tener una práctica meditativa profunda y verdadera.

meditando

La práctica de la meditación es un “negocio” tan ventajoso, que una vez iniciado difícilmente querrás renunciar a él. Por supuesto que como todo empeño tiene sus requisitos, y cuando conozcas profundamente estas técnicas de meditación te será dada la posibilidad de dominar la práctica.
La meditación parte de una base muy sencilla y logra objetivos enormes. Es como las cosas más sublimes de la naturaleza, que en lo esencial llevan lo inconmensurable. Aquí está tu oportunidad de ponerte en contacto con esa maravilla.

Conflicto # 1: No encuentro el lugar ideal para meditar y no quiero hacerlo fuera de casa.

Solución y Técnica de meditación
Puede ser que no hayas logrado sentirte cómodo porque piensas que el sitio de meditación debe tener características muy especiales, pero no es así.
Como eres un principiante, mi consejo es que medites sentada. Asegura la presencia de una silla cómoda, sitúala en el lugar de la casa donde mejor ambiente haya y donde sepas que no serás molestada. Puede ser una pequeña terraza o jardín, un ángulo del salón, o hasta un pequeño espacio en la cocina o tu habitación. Meditar es ir hacia dentro desde la presencia viva y activa; así que el entorno influye, pero no determina.

También puedes meditar sentada en el piso, con los pies cruzados, y si te sientes más cómoda, puedes recostarte a una pared.

Conflicto # 2: He probado con diferentes horarios y no me siento bien con ninguno.

Solución y Técnica de meditación
Es frecuente que ocurra eso pero no es el fin del mundo. Pon atención en los niveles de expectativa que tiene tu mente en relación con la meditación. Seguramente son muchos, y el mismo hecho de tener alguna expectativa puede alejarte del objetivo que quieres lograr.
Entrégate a la meditación como el recién nacido descansa inocentemente en los brazos de su madre. La mañana es el mejor horario pues tienes la mente fresca, sin la carga de preocupaciones que solemos añadirle en el transcurso del día. Levántate más temprano que los demás miembros de la familia o espera a que se hayan dormido. No esperes nada, solo relájate y respira. Que nada te saque de tu práctica aunque el mundo se caiga a tu alrededor. Los demás irán aprendiendo a no molestarte, de ahí pasarán a la curiosidad por lo que haces y más adelante querrán imitarte al ver tus progresos. Prueba y verás los resultados.

Conflicto #3: No logro hacer la respiración adecuada y eso me distrae.

Solución y Técnica de meditación
No todas las prácticas de meditación se centran en la respiración, y las que sí lo hacen tienen otros aspectos que puedes ir desarrollando mientras aprendes. Como te dije en la respuesta anterior, tus niveles de expectativa pueden alejarte del objetivo.
En un inicio, no hagas nada con tu respiración, solo obsérvala. Nota como el aire entra y sale por tu nariz de la manera en que habitualmente respiras. Ya estarás centrándote en algo que te está ayudando a meditar. Estás relajada, estás tranquila, estás respirando armoniosamente.
Cuando lo decidas, permite que tu estómago se infle cuando inhales. Hazlo ahora mismo, mientras lees. Siente el vaivén de la panza mientras sube cuando inhalas. Ahora continúa el juego encogiendo el abdomen mientras botas el aire más lentamente que al inhalarlo. Tomas aire/inflas vientre. Sueltas aire/desinflas vientre. Ya estás respirando perfectamente, ese es el ritmo del universo y te estás armonizando con él.

Conflicto #4: Es muy difícil poner la mente en blanco. Nada más que lo consigo unos segundos.

Solución y Técnica de meditación
No hay absolutamente ningún problema. Todo depende del punto de vista desde el cual veas la práctica de la meditación. Te aseguro que si has logrado meditar a la hora adecuada, te rodea un ambiente grato, estás sentada cómodamente, te encuentras relajada y en paz, y has conseguido poner atención a tu respiración, ya haz adelantado mucho.
A los pensamientos que vienen y se alejan de tu mente constantemente, déjalos estar. Sé como el observador que los mira sin enjuiciarlos, sin ponerle etiquetas, sin decir que son “buenos” o “malos” pensamientos. Puedes quitar la atención de tu mente todas las veces que quieras, ya sea centrándote una y otra vez en tu respiración o en el latido de tu corazón, en el correr de tu sangre en las venas, en la música para meditar si elegiste alguna, en las aves que cantan o en el vientecillo que viene de afuera.
La meditación es un arma a tu favor. Un instrumento de paz, armonía, equilibrio. Practícala desde el inicio con la seguridad del vencedor, pues sin lugar a dudas, siempre que incursiones en este ventajoso “negocio” saldrás ganando.

Con estas 4 sencillas técnicas de meditación podrás llegar a donde te has propuesto con tu práctica.

¿Tienes alguna técnica de meditación para compartir con nosotras? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Que tengas un maravilloso día.

CompartirShare on Facebook862

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

  • laly
    laly dice:

    Realmente te agradesco tu entrega con tanta claridad y transparecia es un plaser namaste.

  • Lilí
    Lilí dice:

    Muchas gracias por compartir!. Y me parece muuuy acertado la aclaración que hace Kailas: Aprender a pensar consciente y voluntariamente; impedir que la mente te domine..

  • Kailas
    Kailas dice:

    Hola a todos, Namasté!
    Observo que en el artículo “Meditando contra viento y marea” se habla en el de lo difícil que es dejar la mente en blanco. Es posible que cuando hablamos coloquialmente se nos “cuele” algún concepto que no es muy acertado. En esta ocasión, dada la importancia que tiene la Meditación (de eso es de lo que va el artículo, no?), no podemos dejar que las palabras nos induzcan a la confusión. La Meditación es, a nivel mental, el estado opuesto a la mente en blanco. En algún momento prepararé un artículo sobre el funcionamiento de la mente y sus diversos estados. Pero para que nos vayamos haciendo a la idea, dejar la mente en blanco es como irte de casa dejando las puertas y ventanas abiertas de par en par…, y sin nadie que vigile! Más bien el proceso de acercamiento a la Meditación consiste en aprender a pensar consciente y voluntariamente, es decir a dirigir el pensamiento. Dirigir hacia donde? Hacia la Percepción de la Verdad, del SER, de eso que soy más allá de las formas, del ego, de la personalidad.
    OM SHANTI
    Kailas

  • Katia
    Katia dice:

    Muy buen artículo, felicidades, antes siempre pensaba que la meditación era un mito, supongo que habré tratado de hacerlo en algún momento y me pareció completamente imposible… hace un tiempo para acá voy teniendo claras muuchas más cosas, gracias por la parte que les toca en su ayuda, y ya les contaré cuando logre alcanzar el momento de la meditación, muchas gracias, y un abrazo!!

    • Naylín
      Naylín dice:

      ¡Hola Katia! Cuando comencé a practicar yoga con regularidad, le comentaba a mi profesora lo interesante que me resultaba ser consciente de mis pensamientos, observarlos, ver como mi mente era incapaz de estarse tranquila. Y el trabajo que me costaba calmarla, dejar de pensar. Pero por el camino me fui dando cuenta que no es una lucha, es simplemente observar, sin juzgar, y dejar que los pensamientos entren y salgan por esa puerta que es tu mente. Si en algún momento logras que todos salgan, cierra tranquilamente la puerta y continúa disfrutando. Hasta que termines, o hasta que lleguen otros pensamientos y repitas el proceso.
      Gracias por leerme, es un placer y un honor poder ayudarte.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentar con Facebook