¿Por qué te sientes solo? Cada vez más solo….

CompartirShare on Facebook291

“A veces me pregunto si es bueno estar tanto tiempo con uno mismo. Paso mucho tiempo observándome y observando la naturaleza, pensado acerca de mi misma y de mis relaciones con los demás. De a poco me fui alejando de las personas que me hacían sentir mal. Esta conciencia de mi misma me ha fortalecido y equilibrado pero por otro lado me fui alejando de lo que sería la vida en sociedad (reuniones, bailes,). El silencio me reconforta pero por otro lado siento que me estoy alejando demasiado de la sociedad. ¿Cual sería tu consejo?”
Silvia, alumna de mi Curso Online de Yoga Para Principiantes.

¿Te ha pasado o te pasa algo parecido? Posiblemente sí, si has comenzado a recorrer el camino del yoga y del autoconocimiento.

Cuando vivimos lo que podría ser una etapa de la vida muy profunda, íntima y transformadora, solemos cometer uno o todos estos errores comunes:

3 Errores Comunes en el Camino de Autoconocimiento (CdA)

1- Sentirte culpable porque los amigos de “toda la vida” se han alejado de ti o tú de ellos
2- Rechazar el sentimiento de soledad
3- Pensar que NO te mereces ser feliz

¿Es o no es así?

Liberarme de la carga de estos 3 errores a mí me ha permitido ir más ligera por la vida. Me ha hecho más feliz y me ha dado mucha más paz interior. Así que me gustaría compartir mi experiencia contigo y decirte cómo he podido solucionar estas cuestiones sobre las que hoy indagamos. Conociendo mi experiencia, posiblemente te veas reflejado y te inspires a profundizar en tu propia vida, a tocar fondo y a salir transformado de este encuentro contigo mismo. ¿Me acompañas?

Pero antes de entrar en los 3 Errores Comunes del CdA, quiero contarte cómo lo viví yo

Porque sí, yo también viví algo parecido. En un momento de mi vida me pasé 3 años en una casita hermosa en la montaña de Denia, en Alicante, ciudad donde vivo ahora también. Tenía pocas relaciones y mucho tiempo para mí, para ese autoconocimiento y estudio de mí misma. Estuvo perfecto y lo disfruté mucho, a pesar de que de cuando en cuando cometía alguno de estos tres errores de los que te hablo hoy.

Un día sentí que era el momento de “abrirme al mundo”. Y desde esa sensación que sentía que me movía el corazón y que era no solo por mi bien, sino por el de todos, decidí dar el paso. Estuve unos meses en Madrid, en India, me volví a Denia… Me abrí a la vida y me trajo a muuuuchos buenos amigos, hermosas personas que hoy me acompañan en esta nueva etapa. ¿Mejor o peor? Para mí es simplemente diferente.

¿Qué hacer para no cometer estos 3 Errores Comunes en tu CdA?

1- Sentirte culpable porque los amigos de “toda la vida” se han alejado de ti

Piénsalo por un momento, es totalmente natural que esto pase. Siento que por lo general, nos unimos en lo importante y respetamos al otro en lo que no es tan importante para nosotros. ¿No crees? Quizás en una época de tu vida (como me pasó a mí) era importante salir de fiesta todos los fines de semana, beber alcohol, fumar y compartir así con tus amigos. Y estos tenían esa misma prioridad marcada como importante en su vida. Quizás a uno le gustaba vestirse de una forma que a ti no te gustaba mucho, o alguno tenía alguna creencia religiosa diferente a la tuya o ideas políticas opuestas. Pero nada de eso era importante y por eso se permitían esa diversidad de opiniones. En lo importante, erais uno.
Lo que pasa es que a veces las prioridades cambian.
Entonces tú empiezas a recorrer un camino que no es para nada importante para esos mismos amigos y ya no hay punto de encuentro. Lo que es ahora fundamental para ti, para ellos no tiene sentido y quizás hasta no entiendan por qué lo que era tan importante para todos, ahora ya no lo es para ti. Y se alejan. Y te juzgan. Y te sientes mal.

Pero, ¿sabes qué? Lo mismo le puede haber pasado a “Pedrito”, uno de tus amigos del grupo. Ya no le van las fiestas y sin embargo ahora su prioridad es su familia. O a María, que está metida de lleno en un partido político y no habla de otra cosa. O a Joaquín, que ahora es empresario y no tiene tiempo para nada… En definitiva, cada uno está haciendo lo que de alguna forma siente que tiene que hacer. Quizás hay un grupo que aún se sigue reuniendo como antes y quizás estén felices de hacerlo. O quizás se sientan mal porque sus prioridades han cambiado y sin embargo aún van, por la costumbre, porque llevan tantos años haciéndolo, que qué pensarán de ellos si dejan de ir. O qué solos se sentirán si dejan a los únicos amigos que tienen, los de toda la vida…

El CdA es UNO de tantos caminos que se pueden tomar en la vida. Si tú no juzgas a los demás por seguir viviendo como antes o por haber tomado caminos diferentes al tuyo, te resultará más fácil estar en paz contigo mismo y ser feliz con el camino que has elegido tú y el que han elegido ellos. Cada uno vive según lo que siente que es lo mejor que puede hacer, así que no hay nada que cambiar. Cuando tenga que ser, ya aparecerán en tu camino personas para las que sea importante lo mismo que para ti ahora.

Suelta la culpa, la responsabilidad por el camino de los demás. Confía en la vida y ábrete a ella y a lo que te trae en cada momento, en este, el nuevo camino que has elegido recorrer.

2- Rechazar el sentimiento de soledad

Una vez, viviendo en la casa en la montaña de la que te hablaba al principio, iba bajando la escalera para hacer mi práctica física de yoga, me resbalé y me caí. Me acababa de separar de mi pareja, vivía en Denia hacía relativamente poco y no conocía a muchas personas. Había dejado mi trabajo de informática y solo me dedicaba a dar clases de yoga. No tenía familia cerca. Todo eso me vino por un instante a mi cabeza mientras me daba cuenta de que no era tan grave, que podía caminar y seguir dando clases, que estaba todo bien. Me senté en la escalera y lloré mucho. ¡Me sentía tan, pero tan sola!

En la casita de la montaña, haciendo mi práctica de yoga en casa

En la casita de la montaña, haciendo mi práctica de yoga

Imagínate que en ese momento me hubiera empezado a sentir víctima del mundo, de mis decisiones, de la política “que me hizo” irme lejos de los que me querían y quería, de la economía o de los amigos de los que yo misma me había alejado. ¡Cuánto sufrimiento hubiera vivido! Echando todas las culpas fuera, aquello hubiera sido fatal.

Pero lo que hice fue llorar, soltar y aliviar con ello la carga que llevaba encima. ¿Qué es lo peor que me puede pasar? (es una pregunta que siempre me hago en situaciones difíciles). Quizás lo “peor” que pueda pasar no es tan grave como pensamos y poniéndonos en esa situación, aliviamos ese gran peso. En mi caso, lo “peor” era regresar a Cuba donde estaba la mayor parte de mi familia. – Vale, perfecto. Ya lo sé. No es lo que quiero. ¿Qué puedo hacer ahora?
1. NO RECHAZAR LA SENSACIÓN DE SOLEDAD
2. Abrirme a la vida. Si no quiero estar sola, algo en mí tiene que cambiar para que más personas afines a mis prioridades de hoy se acerquen. Lo primero es darme cuenta de que es así y que realmente cada célula de mi cuerpo lo sienta así.

Abraza tu momento presente
Cuando nos pasa lo que no queremos que nos pase, solemos querer que ese momento se acabe rápido, solemos pensar que por qué nos pasa eso a nosotros, solemos rechazar el momento presente queriendo que cambie YA.

Y claro, eso crea más sufrimiento. Si por el contrario, somos conscientes de cómo nos sentimos y no huimos de ello, tenemos solo una cosa que atender y no dos 🙂

“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”
Buda

Esa etapa difícil en mi vida pasó, porque todo pasa. Aprendí que ya había llegado el momento de cambiar, que ya había sido suficiente el tiempo que llevaba un poco apartada y que quería vivir otra cosa. Y entonces, poco a poco, comenzaron a aparecer las personas adecuadas a mi momento actual, a mis prioridades, a mi camino.

3- Pensar que NO te mereces ser feliz

Esto a veces sucede de forma tan inconsciente que cuesta darse cuenta que es la verdadera razón del sufrimiento.
Comienzas a recorrer tu CdA y te das cuenta de que estás siendo feliz… O de como dice Silvia en su comentario, sientes fortaleza y equilibrio. ¿Te han pasado alguna vez pensamientos como estos por tu mente?

– Pero con todo lo que he hecho “malo” en mi vida, ¿cómo me puede suceder esto tan bueno ahora? ¡Seguro se acaba rápido! Así que déjame retenerlo, no quiero que se acabe, me da miedo perderlo y sufro. ¡Uy! ¡Qué rápido he pasado de la alegría al sufrimiento!

Es un autobombardeo. Te pierdes del presente con pensamientos del pasado (“con todo lo que he hecho“) o del futuro (“me da miedo perderlo”). Dejas de ser feliz en este único momento que existe, porque no te lo crees, porque no te valoras, porque sientes que no te toca.

Sin embargo…. Si hay algo que te toca es SER FELIZ. Es un deber y un derecho de todos. Pero hay que seguir recorriendo ese CdA para darte cuenta de lo que te está limitando, para que conozcas qué barreras te has puesto y puedas soltar, volver a ese estado de ligereza, de pureza, de inocencia con el que naciste. Para que vuelvas a conectar con tu esencia y te des cuenta de que YA eres feliz, solo que te escondías de ti mismo, porque a veces ser feliz da miedo. Pero cuando te das cuenta que el miedo viene de no querer perder ese estado de felicidad, todo es más fácil. No pasa nada si te vuelves a sentir solo. Siéntelo, permítete vivir esa sensación, ese dolor. QUE TAMBIÉN PASARÁ.

Lo “bueno” y lo “malo”, todo pasa. La felicidad está en no apegarte a lo que te gusta y no rechazar lo que no te gusta. Vivirlo todo como si lo hubieras elegido tú. Y fluir con lo que la vida te traiga.

¿Por qué te sientes cada vez más solo?

Porque lo has elegido así. ¿Bueno o malo? Simplemente ES.

Te dejo un ejercicio:
Cierra los ojos y toma tres respiraciones profundas.

Sin juzgar el pasado, sin pensar en el futuro. Siente AHORA, qué es lo mejor para ti. ¿Estás en el camino que quieres? ¿Realmente cada célula de tu cuerpo quiere conocer a otras personas que estén también en un CdA? ¿O quizás aún te estás aferrando al pasado? ¿Estás en paz con cómo te sientes ahora y con tus pensamientos de hoy?

Abraza tu presente, corazón. Y sigue recorriendo con constancia tu CdA que sin dudas te ayudará a seguir quitando esas barreras que te alejan de ti mismo y de los demás. Esas barreras que no te permiten sentirte UNO con la existencia, con la vida…

¿Es fácil llevar al día a día esta propuesta?

Muy fácil, solo tienes que ser regular en tu práctica de yoga en casa, en tu trabajo, en tus relaciones. Ir más allá de las palabras y poner en práctica todo lo que sientas que te viene bien ahora. El yoga me ha ayudado a ir quitando esos límites para poder ver cada vez más quién realmente soy. La práctica física, la meditación, los ejercicios de respiración, la alimentación adecuada, el descanso adecuado y el conocimiento y puesta en práctica de la base filosófica del yoga (todo esto de forma regular), me ayudan a volver una y otra vez a mi centro de paz y armonía.

“Aquel que de verdad desea conocer el yoga va más allá de las palabras de los libros.”
Bhagavad Gita

Un abrazo inmenso,
Namaste
Naylín

CompartirShare on Facebook291

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.

  • Anónimo
    Anónimo dice:

    Muchas gracias!!!!!!!!

  • Tere
    Tere dice:

    Yo también me siento sola pero estoy remontando. Gracias al yoga. Un beso por vuestra ayuda.

  • Guille Barrera
    Guille Barrera dice:

    Hola Naylin, buenas noches.
    Como siempre, es un gusto recibir tus artículos. En especial éste, me viene a reforzar el estado de paz y felicidad que ahora estoy disfrutando desde que agregué un elemento a mi diario vivir: LA GRATITUD por todo lo que me traiga la vida. He dejado la calificación de “bueno” o “malo” para simplemente considerar los eventos como experiencias que necesito tener y asimilar para continuar mi desarrollo espiritual. Como en los cursos universitarios, MI ALMA sabe que materias debo cursar y aprobar para poder graduarme y aunque creamos que no “escogimos” el evento que nos acontece, la verdad es que si.
    Recibe cariñosos abrazos para ti y tu mamá.
    Guille.

  • Vivian
    Vivian dice:

    Hola!, muchísimas gracias por este post.
    Justo me sentía así, perdida y triste por alejarme de personas que en un momento fueron y son importantes en mi vida; ahora he entendido que todos estamos en un constante cambio y lo importante es que el amor y afecto que les tenemos van a continuar a pesar de lo distinto que puedan ser nuestros caminos.
    Un gran abrazo y por favor continúa con este gran proyecto!!!

  • Dayana Rojas
    Dayana Rojas dice:

    Hola,me encanta leer tus concejos,me llenan mucho,tengo una situación particular,soy casada y tengo un hermoso niño,estoy pasando por un buen momento familiar,pero tengo pensamientos obsesivos con una persona que quizás me atraía mucho pero creo yo no le interesaba,aunque a veces me hacía sentir y lo contrario, hace un año esa persona se fue a vivir fuera del país y no me explico porque aún sigue tan clavada en mi mente,no quisiera que eso siguiera así.
    Agradezco una respuesta positiva o un concejo gracias.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentar con Facebook