Sobre cómo el tantra me ayudó en mi vida de pareja

Me he encontrado con Naylín hace relativamente poco pero su proceso personal vinculado al yoga me ha impactado.

Quizás sea porque el yoga también ocupa un lugar importante en mi vida, eso desde luego, pero sobre todo porque rápidamente relacioné de alguna manera tantra con yoga, como una forma de estar presente y consciente.

Tantra

El tantra me ayudó a entender y mejorar mi vida de pareja y a día de hoy sigo descubriéndolo como una forma de sanación brutal  para mujeres y hombres.

Pero lo mejor es que pase a contarte.

Echando la vista atrás puedo darme cuenta de que mi vida en pareja tiene un ciclo natural de 6-7 años.

Me explico.

Imagino que mis comienzos en pareja no se diferencian mucho de cualquier otro comienzo.

Funciona así.

Hay un encuentro con una persona y un enamoramiento pertinente que desemboca en el comienzo de una vida en común rica y nutritiva.

Hasta ahí, imagino que como la gran mayoría.

A partir de ahí esto es lo que me sucede a mí.

Mi primera relación.

A los 6-7 años de vida en común comienzo a sentirme vacía, necesito más, necesito nuevas cosas, más implicación. La necesidad de un revulsivo empieza a apretarme y si no se da, comienza a aparecer la apatía, los reproches y la exigencia hacia el otro.

En esas circunstancias mi deseo sexual desciende no a cero, a menos cero grados y eso no es lo peor, lo peor es que empiezo a hacer el amor sin querer hacerlo, empiezo a hacer el amor y a fingir que siento placer. Me  pierdo el respeto y toco fondo.

Así terminó mi primer matrimonio, con la sensación de haber llegado a un punto de inflexión que no supimos transformar.

En aquel tiempo comenzaba a investigar sobre tantra (hace ya unos 15 años) pero no tuvimos el valor de adentrarnos en la filosofía tántrica de forma profunda. Así que perdida en ese vacío terminamos lo que pudo haber sido una gran relación.

Mi segunda relación

Llega otro encuentro, otro enamoramiento y otra decisión de vida rica y nutritiva en común.

Yo sigo investigando y formándome en espiritualidad femenina, la diosa y la filosofía tántrica. Formaciones que me ayudan a conocerme profundamente y a amarme mucho más.

Sin embargo, a los 6-7 años vuelve la crisis. Veo y siento que el ciclo se está volviendo a repetir. Tengo miedo.

El tantra y las relaciones de pareja

No quiero repetir la historia pero el vacío, la necesidad de algo más, de más presencia, de más implicación se hace cada vez más fuerte.

El deseo sexual también baja a menos cero. Pero hay una enorme diferencia en mí, al mirar mi antigua relación y ésta. Yo me quiero mucho más y me respeto, soy consciente de lo que quiero y de lo que no, así que mi decisión es clara: no haré el amor si no quiero. No estaré disponible. Mi trabajo personal había servido para algo. 

“No es bueno partirse en pedazos para mantener a los demás completos”

El círculo en el que estábamos inmersos por aquel tiempo era el siguiente:

  • Él necesitaba sentirse acogido, abrazado, bienvenido entre mis brazos y su rasero de medirlo era sentirme disponible y abierta para hacer el amor.
  • Yo necesitaba sentir que era importante en su vida, que era valorada, que era la única y la más especial para él y sabía que si podía volver a sentir eso estaría disponible para él con ganas.

La pregunta era: ¿a quién le tocaba romper este círculo vicioso?

¿Le tocaba a él empezar la reconquista? ¿O me tocaba a mi acogerlo y amarlo?

La realidad era que él decía que empezara yo y yo decía que empezara él.

Toda mi investigación y formación, los libros, las conferencias… todo me hacía sentir que el camino tántrico pasa por una rendición a lo femenino. Y así lo sentía yo profundamente. Pero cada vez que entablábamos una conversación sobre el tema terminábamos tensos, molestos, enfadados, incomprendidos, profundamente heridos.

Con tal panorama acudimos, esta vez sí, a un maestro de tantra y entramos de lleno en la práctica los dos.

El trabajo se basó en la respiración, el canto, la mirada y el movimiento.

Y así, con estas herramientas básicas, se dio la comprensión más absoluta, la transformación, la visión, la alquimia…

El llanto sanador brotó desde lo más profundo de nuestros corazones y nos volvimos a ver de nuevo, más allá del sexo físico 

LA SABIDURÍA TÁNTRICA.

foto 3

La  sabiduría tántrica va más allá de los siglos.

En tantra, el hombre ha de despertar a Shiva, su dios interior. Él es conciencia y se manifiesta a través de la presencia.

La mujer ha de despertar a su Shakti, su diosa interior. Ella es energía y se manifiesta a través de la disponibilidad.

Shiva, el principio masculino, está prendado de Shakti (el principio femenino) y está rendido a sus pies y es así como lo femenino puede desplegar todo su potencial energético y creador, honrando y venerando a su Shiva, al masculino.

LA CONDICIÓN DE SHAKTI

Este principio femenino (Shakti) sólo tiene una condición: los dioses y los hombres  dejarán de menospreciar a las mujeres y al poder femenino, puesto que de ninguna manera ocupan un lugar inferior en la energía cósmica.

Y dice: “Tendréis que venerarme como a una Gran Diosa. Si no lo hacéis, desapareceré concluyendo que el mundo no está preparado.”

Esto fue una gran revelación para mí.

A nivel de humanidad global, donde la mujer sigue siendo vapuleada, ignorada, torturada…. donde el patriarcado sigue haciendo estragos con los dones y valores femeninos… la mujer, su shakti, su poder, sigue escondida y sin aparecer esperando que dioses y hombres la reconozcan como lo que es LA ENERGÍA CREADORA. Nuestra sociedad, sigue sin Madre, sigue sin Mujer, sigue sin honrar el principio femenino. Y las mujeres en aras de parecernos a ellos hemos relegado a lo más profundo de nuestra alma nuestra esencia más vital… es hora de despertar.

A nivel personal, entendí lo que nos estaba sucediendo.

Cuando Shiva, mi pareja, deja de estar presente a un nivel que yo necesito. Cuando Shiva no venera a la diosa que habita en mi, entonces mi Shakti desaparece y deja de estar disponible.

Simplemente es Ley Tántrica.

Es realmente sencillo ¿no crees? Si te sientes venerada por tu pareja, amada, sostenida, protegida, mirada… no tienes siempre unas ganas irrefrenables de adorarle y abrirle tu templo sagrado para acogerlo en tus brazos?

Creo que no existe una diosa que no quiera estar junto a su dios y darle su maná cuando él ESTÁ PRESENTE, de verás creo que no la hay.

foto 4

Fue muy hermoso mirarnos a los ojos y saber que lo habíamos comprendido a un nivel muy muy profundo.

Las lágrimas nos sanaron a ambos y comprendimos que no hay ninguna resistencia en empezar a romper ese círculo vicioso que se había instaurado entre nosotros cuando ella es la Shakti de tus sueños y él el Shiva que siempre soñaste.

El tantra es el espejo donde mirar la relación.

Si sois el uno para el otro, el tantra os hará vibrar hasta lo más profundo de vuestra alma. Pero si él ha dejado de ser tu Shiva o ella ha dejado de ser tu Shakti, entonces podréis comprender que ha llegado el momento de romper el vínculo y soltar el apego para dejar de sufrir.

No quiero despedirme sin ofrecerte una oportunidad bellísima para participar en un

Taller Vivencial de Tantra

 AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN

Te espero

CompartirShare on Facebook144Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Email this to someone

Camino Directo Hacia Tu Felicidad. Yoga Para Principiantes.

¿Por qué practicar yoga? ¿Cómo comenzar la práctica del yoga? ¿Cómo hacer yoga en casa? Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS este excelente libro electrónico de Yoga Para Principiantes: “Camino directo hacia tu felicidad interior”. Además, te enviaré un correo cada lunes donde te hablaré de yoga, de técnicas para aliviar el estrés que funcionan, te conatré mi experiencia con la práctica del yoga dentro y fuera de la esterilla y de daré consejos para que conectes con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Mª José Mochón

Sobre Mª José Mochón

Trabajo con mujeres que quieren despertar todo su potencial atravesando sus miedos y sus inercias a través del cuestionamiento profundo de todas sus creencias. Somos lo que creemos que somos. Con mi trabajo he descubierto que las mujeres tenemos el deber de despertar y recuperar el poder perdido, la mujer salvaje… y con ella reconstituir el amor en la Tierra.
  • marin
    marin dice:

    sin entender mucho….veo que surgen experiencias maravillosas.Es una lastima que en Argentina poco se ocupe del tema.Gracias Ma. Jose

  • Rosa Irene Reynaga V.
    Rosa Irene Reynaga V. dice:

    Una relación de más de 30 años puede recuperar su consciencia interna para vivir desde el tantra de una manera más satisfactoria?

  • Mª José Mochón
    Mª José Mochón dice:

    Aura amor… ser doula no es otra cosa que saber acompañar desde el vacío de tus creencias… ponte a ello y te saldrá cada vez mejor.

    Entrena para vaciarte y simplemente estás 🙂

    Cualquier cosa que necesites escríbeme.

    Besos y más besos

  • Clau
    Clau dice:

    Me sentí identificada con tu historia porque es lo que me pasó, puse de mi parte e intenté entregar de todas formas cariño, contención, pero del lado contrario no me sentía como dices tú, amada, sostenida, contenida, a pesar que lo comenté mil veces y yo sentía muy claro que lo que me había bajado el deseo a -0 grados, era el tema de no sentirme amada, pero bueno como finalmente sentí que no había reciprocidad al final seguimos como amigos =)

    Un abrazo y gracias por el post ya que me ayuda a comprender que no era falta de amor lo que sentía, sino que llega un momento donde ambos debemos reinventar la relación para que siga avanzando ♥

    • Mª José Mochón
      Mª José Mochón dice:

      Gracias Clau.
      Es hermoso compartir nuestras experiencias ya que nos hacen de espejo de la nuestra propia y nos ayuda a comprender, a poner palabras, a no sentirnos tan solas.
      Besos

  • Francisco Javier Gutiérrez
    Francisco Javier Gutiérrez dice:

    Querida Mª José,

    Solo he asistido a un curso de introducción al tantra y de allí, entre otros muchos beneficios, me traje una frase que nos dijo Hari Dass y que repito a menudo. Él se tumbó en el suelo y besó los pies de su mujer Amerai, cuando se incorporó dijo: “Shakti contenta, Shiva contento”. Todos comenzamos a reír, pues casi parecía la típica broma del hombre que juega a someterse a la mujer. Sin embargo esa frase resonó mucho en mí y cada día tiene más poder en mi forma de ver la pareja.

    Yo creo que los hombres no sabemos venerar a la diosa porque nuestra creencia es que si lo hacemos perdemos la hombría. Tenemos miedo al poder femenino porque no somos capaces de reconocer nuestro propio poder femenino interior. Los hombres reprimimos nuestro principio femenino interno porque nos enseñaron que ser hombre significa no ser femenino.

    El taller de tantra me permitió acercarme sin miedo a la diosa. Cuando veía a Shakti en mi pareja podía sentir como Shiva se apoderaba de mí.

    Gracias por este bello artículo.

    Un abrazo

    • Mª José Mochón
      Mª José Mochón dice:

      Jo Francisco Javier… qué bien explicado 🙂

      Es realmente como dices. Yo también siento que al final esta guerra de poder, este juego del ego nos hace mucho daño.

      El tantra es una rendición a lo femenino, mujer u hombre, da igual…realmente es así, si amas a tu shakti hónrala, venérala… porque es la manera en la que nunca se separara de su Shiva 🙂

      Y si no la amas ¿qué haces a su lado?

      ¡¡Felicidades por tu rendición!! Enhorabuena 🙂

  • Sandra
    Sandra dice:

    Hola Maria José! Soy SandrA soy una fiel seguidora tuya…me encanta todo lo que escribes y envias! Eres una mujer excepcional y has hecho que surga en mi la mujer salvaje que hay en mi interior…por eso y mucho más te envio un millón de gracias! Un immenso abrazo bella mujer…Este verano voy a Granada…me encantaría conocerte..muaks

    • Mª José Mochón
      Mª José Mochón dice:

      Sandraaaa… que bellos deseos me tienes… 1000 gracias por hacérmelos llegar 🙂

      Escríbeme cuando estés en Granada, a ver si podemos abrazarnos.

      Besos con mucho cariño para ti

  • Aura
    Aura dice:

    Muchas gracias me fascina leerte y escucharte. Quisiera saber como puedo ser doula online Gracias bendiciones para ti
    <3

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.