5 Formas de dejar de posponer

Sergio, un amigo de la infancia, me dijo hace unos días que al fin había puesto las primeras palabras en ese libro que hace diez años atrás me dijo que escribiría… ¡Enhorabuena, Sergio! Le dije, intentando mirarlo con ojos nuevos y confiando en que esta vez sí que lo lograría…
La verdad es que no sé ahora mismo si ha seguido o ha parado, prefiero no preguntarle y que fluya. Lo que sí me he animado a escribir este artículo porque sé que la procrastinación es un hábito que tienen muchas personas y que hace que su vida no avance por ese camino que han elegido transitar, cualquiera que sea.

Tipos de procrastinación

  • Hay personas que evitan comenzar algo por miedo al fracaso, por inseguridades que puede tener que ver con algún problema de autoestima.
  • O hay quien deja todo para el final, para cuando ya no hay más tiempo.
  • Y hay otros que no se deciden a comenzar porque quieren tenerlo todo perfecto y se pierden en los detalles sin poder dar siquiera el primer paso. A esto último se le suele llamar parálisis por análisis.

Mi amigo Sergio está en ese primer caso, el de la evasión por el temor a que sus ideas no sean bien recibidas. ¿Tú te ves reflejado en alguno de estos tipos de procrastinación?

[blockquote sc_id=”sc1380180618685″]”El tiempo que requiere una tarea crece cuando la interrumpimos y la reanudamos”. Ley de Acosta[/blockquote]

Con la práctica del yoga he aprendido que la dilación es perjudicial para el desarrollo en este camino hacia la libertad o el despertar y para muchas cosas en la vida. Y no solo es a Sergio, sé que le sucede a muchas personas, entre las que me incluyo, aunque en menor escala. Por ejemplo, este artículo quería haberlo terminado ayer…

Pero, ¿qué puedes hacer cuando, por cualquier motivo que sea, no tienes ni gota de deseos de hacer esa tarea que ya no solo es importante, sino que se está convirtiendo en urgente…?

5 Formas de dejar de posponer

  1. Mira la vida con abundancia. Deja de centrarte en tus defectos, en lo que te falta. En su lugar, identifica tus talentos y abraza todo lo que ya tienes. No tengas miedo de cometer errores, si no funciona a la primera no pasa nada, tienes toda la vida para seguirlo intentando.
  2. Acepta que la vida es desordenada. Deja de esperar que todo sea perfecto para comenzar, porque solo estarás retrasando tu propia felicidad.
  3. Sé constante. No tienes que hacerlo todo en un día. Propónte 10 minutos y luego cuando estés en ello, quizás quieras seguir un poquito más. Si no es así, no pasa nada, pero vuelve mañana con otros 10 minutos y observa lo que sucede.
  4. Mira la vida como un espectáculo y no como un ensayo. Las personas demasiado perfeccionistas se quieren mantener en un ensayo de la vida, sin darse cuenta que se nos va entre las manos mientras estamos ocupados haciendo otros planes, como dijo John Lennon. La vida sucede aquí y ahora, disfruta del espectáculo y comienza ya.
  5. No camines solo. Ábrete a la ayuda del Universo y de los ángeles que te pone en tu camino. Muchas veces postergamos las cosas porque es demasiado para nosotros solos. Hay muchas personas que te pueden ayudar, guiar, acompañar. Es posible que solo pudieras llegar más rápido, pero no más lejos (y a veces ni más rápido…).

 

Y quiero además compartir una sexta forma de dejar de aplazar:

  • Estate atento. Cuando estás alerta de tus propios pensamientos, emociones, recuerdos, sensaciones… , la relación contigo mismo cambiará. Poco a poco dejarás de identificarte con todo esto para poder conocerte más a ti mismo, sin juzgarte, aceptando todo como es, como surge y desaparece, sin lucha y sin control, manteniendo una actitud serena y atenta. Esto sin dudas te ayudará a recorrer ese camino que has elegido, ese proyecto que quieres hacer, esa tarea que te costaba tanto.
    Cuando eres tú, sin la carga de tus pensamientos limitantes, surge la creatividad, la confianza, el Amor, y todo fluye y avanza.

A continuación te propongo dos ejercicios para que puedas entrenar la atención plena, propuestos por Kabat-Zinn, quien por cierto, definió esta práctica como:
[blockquote sc_id=”sc1380180752469″]“Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”.[/blockquote]

 

Ejercicio 1 para entrenar la atención plena

  1. Adoptemos una postura cómoda, tumbados de espaldas o sentados. Si optamos por sentarnos, mantengamos la columna recta y dejemos caer los hombros.
  2. Cerremos los ojos si así nos sentimos más cómodos.
  3. Fijemos la atención en el estómago y sintamos cómo sube y se expande suavemente al inspirar, y desciende y se contrae al espirar.
  4. Mantengámonos concentrados en la respiración “estando ahí” con cada inspiración y espiración completas, como si cabalgásemos sobre las olas de nuestra respiración.
  5. Cada vez que nos demos cuenta de que nuestra mente se ha alejado de la respiración, tomemos nota de qué es lo que la apartó y devolvámosla al estómago y a la sensación de cómo entra y sale de él.
  6. Si nuestra mente se aleja mil veces de la respiración, nuestra “tarea” será sencillamente la de devolverla cada una de ellas a la respiración sin que nos importe en lo que se haya involucrado.
  7. Practiquemos este ejercicio durante quince minutos [todos los días y en el momento que más nos convenga, nos agrade o no, una vez a la semana y veamos cómo nos sentimos al incorporar una práctica disciplinada de la meditación en nuestras vidas. Percatémonos de lo que se siente al pasar un rato todos los días nada más que estando con nuestra respiración y sin tener que hacer nada].

 

Ejercicio 2 para entrenar la atención plena

  1. Sintonicémonos con nuestra respiración varias veces al día sintiendo cómo nuestro estómago sube y baja un par de veces.
  2. Démonos cuenta, durante esos momentos, de nuestros pensamientos y sentimientos simplemente observándolos, sin juzgarlos ni juzgarnos.
  3. Prestemos, simultáneamente, atención a cualquier cambio en la manera que tengamos de ver las cosas y en los sentimientos sobre nosotros mismos.

 

¿Me cuentas tu experiencia sobre este tema de aplazar las cosas? Te animo a que experimentes todo esto y te quedes con lo que realmente te funciona.

Un gran abrazo para ti,
Namaste
Naylín

CompartirShare on Facebook15

GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.