Mantén lejos las enfermedades con Paschimottanasana o La Pinza

CompartirShare on Facebook340

En el Hatha Yoga Pradipika (cap 1 vs 30), se dice que Paschimottanasana es casi la más excelente de las asanas, por los beneficios que tiene y que te comparto más adelante. Pero te adelanto uno de los más potentes: ayuda a mantener lejos las enfermedades.

Por lo general solemos estar de pie o sentados la mayor parte del día, y esto hace que en ocasiones, la columna se comprima. Por eso es tan recomendable también la práctica regular de esta postura, pues nos ayuda a mantener la columna elástica. ¡¡Yo la hago cada día!!

En Paschimottanasana flexionamos el cuerpo de forma que nos estira por completo la parte posterior del cuerpo, de cabeza a pies. De ahí viene su nombre, pues la palabra sánscrita “paschima” significa oeste (metafóricamente la parte posterior del cuerpo).

Paschimottanasana La pinza

Beneficios de Paschimottanasana o la Pinza

  • – Estimula el sistema parasimpático (produciendo relajación en tu cuerpo) mediante un estiramiento completo. Tiene un poderoso efecto calmante.
  • – Combate la lordosis (curva exagerada de la zona lumbar de la columna).
  • – Tonifica todos los órganos de la digestión y mejora la misma, regula los intestinos, aumentando el peristaltismo y combate el estreñimiento.
  • – Ayuda a regular las funciones del páncreas, por lo que es una valiosa asana para los pacientes prevenir la diabetes, para personas con hipoglicemia y diabéticos.
  • – Revigoriza el sistema nervioso.
  • – Moviliza las articulaciones, da elasticidad a la columna vertebral y se mantiene un cuerpo joven.
  • – Su práctica regular ayuda a aliviar la compresión de la espina dorsal al nervio ciático.
  • – Fortalece y estira los ligamentos y regiones lumbar y sacra.
  • – Calma el cerebro y ayuda a aliviar el estrés y la depresión leve.
  • – Estira la columna vertebral, los hombros y los isquiotibiales.
  • – Estimula el hígado, los riñones, los ovarios y el útero.
  • – Mejora la digestión.
  • – Ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia y las molestias menstruales.
  • – Alivia el dolor de cabeza y la ansiedad y reduce la fatiga.
  • – Terapéutica para la hipertensión, la infertilidad, el insomnio y la sinusitis.
  • – Equilibra el funcionamiento de las glándulas suprarrenales y reactiva la energía a los distintos plexos.
  • – Previene o ayuda a combatir la ciática, el lumbago, la dispepsia, algunas formas de impotencia, la indigestión y la hipertrofia renal.
  • – Es muy eficaz para combatir la pereza intestinal y prevenir la gastritis, así́ como las hemorroides y várices
  • – Libera las energías en los principales nadis alrededor de la columna.
  • – Intensifica la unión de prana y apana en el plexo solar.
  • – Estimula los primeros tres chakras (Muladhara, Swadhisthana, Manipura).

Precauciones para Paschimottanasana o La Pinza

Es importante decir que no deben practicar esta asana las personas que tengan crisis de asma o diarrea. Si padeces de lesiones en la espalda sólo debes realizar esta postura bajo la supervisión de un maestro experimentado.

Tanto en esta como en otras posiciones de yoga, nunca fuerces tu cuerpo, especialmente en las inclinaciones hacia delante cuando estás sentado en el suelo. Tan pronto como sientas que el espacio entre tu pubis y tu ombligo se acorta, para, levántate un poco, y luego sigue alargando nuevamente. Con frecuencia, debido a la presión en la parte trasera de las piernas, los principiantes no pueden estirar mucho su cuerpo hacia delante, y puede parecer más una postura sentado con la espalda recta.

INSTRUCCIONES PARA EJECUTAR PASCHIMOTTANASANA

  • Paso 1.
  • Siéntate en el suelo con las nalgas apoyadas (puede ser sobre una manta doblada), con las piernas unidas y estiradas frente a ti, alargando los gemelos y los talones hacia delante. Mantén los pies activados, desde los talones, que están apoyados firmemente en el suelo, los dedos de los pies en dirección a la cabeza y las plantas de los pies miran a la pared de enfrente. Pon las palmas de tus manos o la punta de los dedos, junto a tus caderas y levanta la parte superior del esternón hacia el techo mientras los muslos superiores descienden.

  • Paso 2.
  • Inhala y eleva los brazos por encima de la cabeza para estirar la columna. Al exhalar, flexiona el tronco, con la espalda recta, desde la zona lumbar hacia delante y agarra con las manos los dedos de los pies o, si no llegas, los tobillos o las pantorrillas. También puedes hacer un lazo con una correa alrededor de las plantas de los pies, y sujetar la correa con firmeza. Al inhalar, vuelve a estirar los brazos hacia arriba y desciende de nuevo. Dirige la cabeza hacia las piernas y respira tranquilamente.

  • Paso 3.
  • Mantén las piernas y muslos firmemente contra el suelo. Las rodillas y la columna vertebral estiradas y los hombros relajados. Mantén la intención de que poco a poco llegues a colocar el abdomen sobre los muslos, el pecho en las rodillas y la cabeza en las espinillas. Con cada inhalación, levanta y alarga el torso al frente sólo un poco, con cada exhalación libera un poco más la inclinación hacia delante, sintiendo el estiramiento completo de los músculos de detrás de las piernas. Así el torso oscila y se alarga de manera casi imperceptible con la respiración. Con cada exhalación, sumérgete cada vez más profundamente en la asana relajando la espalda. Asegúrate de que los codos, los hombros y la nuca están relajados. Con cada respiración siente el masaje del diafragma contra los órganos internos.

  • Paso 4.
  • Cuando estés listo para ir más lejos, no tires con fuerza en la flexión hacia delante, ya sea con las manos en los pies o con la correa. Siempre alarga el torso frontal en la postura, y mantén la cabeza levantada. Si estás sosteniendo los pies, dobla los codos hacia los lados y sepáralos del piso; si sujetas la correa, suelta un poco el agarre y sujétalo un poco más hacia adelante, manteniendo los brazos estirados. La parte inferior del vientre debe tocar los muslos, luego la parte superior del abdomen, a continuación, las costillas y la cabeza después.

  • Paso 5.
  • Respira con el abdomen lenta y conscientemente y contempla el movimiento respiratorio, repitiendo el mantra OM tres veces con la inhalación y tres veces con la exhalación. Permanece en la postura de 1 a 3 minutos

  • Paso 6.
  • Para salir de la postura, primero separa el torso de los muslos y estira los codos de nuevo si se doblan. Luego inhala y levanta el torso hacia arriba, tirando del coxis hacia abajo y hacia la pelvis. Realiza dos veces la postura.

Paschimottanasana es una de las posiciones de yoga que más trabaja el estiramiento de tu cuerpo. Los textos tradicionales dicen que aumenta el apetito, reduce la obesidad, y cura las enfermedades.

PD: Este artículo está basado en mi práctica personal y para escribirlo me guié por las enseñanzas del Centro Internacional de Yoga Sivananda de Madrid y el Gran Libro del Yoga de Ramiro Calle, a los que les estoy siempre agradecida.

CompartirShare on Facebook340

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentar con Facebook