La Mente Zen: una filosofía de vida para liberar el estrés

¿Cómo reaccionas cuando tu trabajo o tu vida personal es una fuente constante de ajetreo, tensión y estrés?

O ¿Cuál es tu respuesta si tu vida es relativamente libre de estrés, pero algo explota y te encuentras de repente en medio del caos y una alta tensión?

Complicado asunto, ¿verdad?

Bueno, pues aquí es cuando puedes usar la filosofía de la Mente Zen o el Arte de Dejar Ir para liberar el estrés.

Ahora te estarás preguntando ¿Zuzel, Qué es esto de la Mente Zen?

Pues para que me entiendas te pondré un ejemplo:

Imagina que tienes que entregar un trabajo importante y la fecha límite se acerca. A medida que pasan los días tu nivel de estrés aumenta.

¿Pero cuál es la causa del estrés?

No es el trabajo en sí, ya que este es una serie de acciones que tienes que ejecutar.
Tampoco es la fecha límite, esto es solo una limitación de tiempo.
Lo que realmente nos estresa es nuestra apreciación de las circunstancias externas y nuestra incapacidad para manejarlas. El miedo a no conseguir realizar la tarea, el temor a quedar en ridículo o a que los demás nos vean como incompetentes. El temor, las expectativas y las creencias limitantes son las raíces del estrés. Cuando deseamos que las cosas resulten de una cierta manera, cuando queremos cumplir los plazos y hacer las cosas perfectas, cuando tenemos miedo de fracasar, cuando esperamos demasiado de los demás y sobre todo de nosotros mismos.

¿Te suenan familiares estas situaciones?

Imagínate ahora cómo sería si pudiéramos dejar ir las expectativas de que las cosas salgan como tú quieres. Imagina que todas esas expectativas y creencias son ilusiones e ideales a los que te estás aferrando. Puede que las cosas salgan como tú pensabas, pero puede que resulten de muchas otras maneras y es importante que aceptes que no tienes el completo control sobre los resultados.

La Mente Zen consiste en ver que nuestras expectativas son ilusiones, que no son reales, y por lo tanto las podemos dejar ir, respirando, sonriendo y estando agradecidos. La Mente Zen es hacer de ese momento caótico una meditación, atravesar el estrés desde la aceptación, no desde la huida o la lucha. Estar presentes cuando perdemos el control de nuestras emociones y tomar consciencia.

La Mente Zen es la clase de Mente que puede ver las cosas tal y como son, y que es capaz de darse cuenta de la naturaleza original del todo. Debemos mantener esa actitud no sólo durante la meditación, sino también en la vida. Prestamos atención completa como si nos estuviéramos autodescubriendo por primera vez.

Gratitud ante situaciones estresantes

Estoy segura de que muchas personas hablan acerca de la gratitud, pero ¿con qué frecuencia la aplicamos a las situaciones del día a día? Las cosas se están poniendo peliagudas en el trabajo, nuestro jefe está cabreado, nuestros compañeros son groseros, o nuestros niños están insoportables o alguien no te ama como te gustaría. Esto te causa ira, ansiedad, infelicidad o ¿puedes sentirte agradecido? Deja ir las quejas y encuentra una forma de estar agradecido, no importa cuál. Siempre hay un lado positivo en todas las situaciones.

Haciendo esto, alcanzas un estado de paz interior, independientemente del evento aparentemente estresante que está ocurriendo alrededor tuyo. Todo lo que tienes que hacer es relajarte en el momento en que estás, dejando ir poco a poco las emociones negativas y las tensiones, soltando las expectativas hacia los resultados.

Pasos que una Mente Zen pone en práctica para Dejar Ir el estrés

Paso 1: Tomar Consciencia cuando estamos estresados

Cuando nuestro mecanismo de alarma se activa, ¿qué es lo que está sucediendo?
¿Cuál es nuestra reacción?
¿Qué temor tenemos?
Tenemos que ser observadores de nuestras reacciones y comportamientos.
Algunas personas saltan a la acción inmediatamente, otras personas se enfadan o se abruman, hay otras que sienten pena de sí mismas y desean que las cosas sean de otra manera.
Si tu respuesta ante un determinado suceso es el temor, es porque te estás aferrando. Probablemente es un ideal, o quieres controlar algo porque te niegas a dejar ir la concepción que has tenido hasta el momento. Puede que te estrese pensar en algo que quieres que resulte de una cierta manera, para que encaje con tus expectativas y exigencias.

Por ejemplo respecto a una persona, si estás diciendo: “Él debería hacer esto” o “debería ser así” entonces estás inmerso en una expectativa que te causa tensión e incomodidad.

Paso 2: Identifica las causas del estrés

Este es el paso más importante de todos, identificar las cosas que te estresan en tu vida es el primer paso hacia eliminarlas. Toma 10 minutos para pensar sobre qué te estresa durante el día. ¿Qué situaciones te estresan? ¿Qué personas, actividades, cosas te causan estrés en tu vida?

Paso 3: Date cuenta de que todo eso no es real

Este anhelo de poder controlar el fluir de las cosas y los resultados, es sólo una creación de tu mente. Como es algo que no es real y que nos hace daño, podemos decidir soltarlo, dejarlo ir.

Paso 4: Sé consciente de que te está lastimando

Esta apreciación negativa de tu situación te está causando estrés, lo que te impide disfrutar y ser feliz. Sé consciente del daño que te hace.

Paso 5: No te tomes las cosas como algo personal

Muchas veces en situaciones conflictivas con otras personas, nuestra respuesta es tomarnos su comportamiento como una ofensa. Si alguien hace algo que no nos gusta, tendemos a interpretarlo como una afrenta personal.
¿Tenemos hijos y no limpian la habitación? Inmediatamente pensamos que nos están faltando el respeto.
¿Nuestra pareja no se muestra hoy cariñosa? Pensamos que no le importamos tanto como debería ser.
¿Alguien se comporta de forma grosera en el trabajo? Pensamos ¿Cómo me puede tratar de esa manera?
No podemos controlar gran parte del tiempo, las cosas que suceden y lo cierto es que no podemos controlar cómo actúan los demás. La única cosa que podemos controlar es nuestra respuesta, y esta respuesta es muy importante. Podemos responder al mismo evento con ansiedad e ira, o podemos responder con ecuanimidad.
Algunas personas creen que el universo está personalmente en contra de ellos. Pero la verdad es que no es nada personal, es un problema de la otra persona. Los demás están haciendo las cosas lo mejor que pueden. Puedes aprender a no interpretar estos conflictos como una ofensa y en lugar de eso, verlo como un evento externo a ti (como cuando ves una hoja cayéndose o un ave que vuela a lo lejos), así puedes responder desde la serenidad y el cariño o hay veces que ni siquiera necesitarás responder.

Paso 6: Deja ir

Si hay algo que te causa dolor ¿Por qué aferrarse a ello? No vale la pena. Si dejas ir, liberas el dolor y se queda una sensación de calma que te permitirá actuar con más claridad para realizar tus tareas.

La Mente Zen en medio del Caos

Puede que tú trabajes muchas horas y te estreses. Quizás es un trabajo que te gusta, pero aún así es trabajo y tiene muchas situaciones que te causan tensión. Tal vez llegas a tomar algunos descansos durante el día y los fines de semana.Pero el factor que te causa estrés se mantiene. No importa qué tipo de descansos y vacaciones tomes, la mayor parte de tu tiempo lo pasas haciendo un trabajo extenuante, que exige mucho de ti y eso te estresa. Entonces necesitas estar capacitado para trabajar sin llenarte de tensión. Esta es la práctica de la mente Zen de la que estamos hablando: dejar ir, mientras respiras y sonríes en medio de un día de trabajo estresante.

Si estás en un caso como este, recuerda que tu trabajo será estresante, sólo si tú eliges que lo sea. Te recomiendo que crees la práctica de tomar consciencia de ese momento, deja ir las expectativas, el perfeccionismo, el alto nivel de exigencia, y dite a ti mismo: “Soy libre para hacer las tareas desde la serenidad, elijo conscientemente dejar ir el estrés”. A partir de ahí comienza tarea por tarea, paso a paso, después de todo es lo único que puedes hacer. No te preocupes, sólo ocúpate desde la paz, la alegría y el amor, las cosas no se harán más rápido ni mejor como consecuencia de tu estrés, sino todo lo contrario. Si te estresas estás afectando tu salud y tu capacidad de actuar.

Puedes encontrarte alguna vez en una situación en que tu compañero de trabajo está gritándote y sacándote de quicio. Esto es altamente estresante hasta que te das cuenta de que te está gritando por algún problema que no es realmente sobre ti. Él puede estar teniendo un mal día, piensa que también tiene sus preocupaciones. Y tú te estás aferrando a las expectativas de que todo el mundo a tu alrededor debería comportarse perfectamente, lo que por supuesto es una absurda fantasía. Deja escapar eso y acoge en tu corazón a este ser humano que no es feliz. ¿Qué te parece cambiar toda la perspectiva y preguntarte: Cómo puedo hacer las cosas mejor para esta persona? ¿Cómo puedo abrir mi corazón para entenderlo y llegar a un acuerdo en que los dos salgamos ganando?

Creo que es vital que comprendas que el estrés se origina por circunstancias externas que tú internamente interpretas desde la negatividad y la no aceptación. La clave está en dejar que las cosas sean como son, y que fluyas con ellas, no que te resistas. Debemos ser conscientes de que como mismo el estrés se origina en nuestro interior, su cura también está dentro de nosotros.

Recuerda que la vida es una constante práctica y aprendizaje. Mantente practicando, y desapégate de la creencia de que tengas que lograr todo inmediatamente. Poco a poco irás descubriendo los cambios, y te resultará más fácil dejar ir el estrés e incorporar la paz como el estado natural de tu ser.

CompartirShare on Facebook283

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Zuzel Amelia

Sobre Zuzel Amelia

Creo que cada ser humano tiene una esencia única. Mi propósito es ayudarte a encontrar y conectar con esa esencia, auténtica para ti y guiarte para que puedas ponerla al servicio de los demás y vivir en pleno sentido. Me hace muy feliz tener la oportunidad de acompañarte en tu viaje hacia el florecimiento de tu yo más apasionado, consciente y libre.

No hay Comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.