Conduciendo… desde el asiento de atrás

Hace tiempo, cuando me preguntaban en clase por la Meditación, pensé que una buena manera de explicar qué es lo que tenía que ocurrir mediante la experiencia de la Meditación era tratar de ver que eso era como conducir desde el asiento de atrás del coche en el que iba…

conduciendo-desde-el-asiento-de-atrás

La mayor parte del tiempo, vamos con el “automático” puesto, sin enterarnos ni siquiera por donde vamos. Quiero decir, que hacemos las cosas como “nos salen”, sin que nuestra decisión, consciente, voluntaria, intervenga para nada. Es lo que hemos hecho siempre, nos hemos acostumbrado a que las cosas sean así. Y ahí, no soy yo. Soy lo que mis padres y educadores han querido que sea, lo que la educación (la “educastración” a veces), la sociedad, las costumbres, la religión, etc., etc., han hecho de mí. Otras veces es el momento, las circunstancias, lo que me rodea, lo que hace que tome una decisión u otra, un camino u otro… Pero ahí, no soy YO.

Si hay algo que la experiencia de la Meditación me tiene que dar es ese SER UNO MISMO que la mayor parte del tiempo me
falta. No quiero decir “hacer lo que me da la gana”, porque muy probablemente sería víctima de mis ganas de lo que sea, que ni siquiera sé de donde o por qué me vienen ahora.

Si digo que la Ciencia del Yoga culmina en la experiencia de la Meditación y como consecuencia en el Servicio desinteresado a todos los seres, es porque siguiendo las instrucciones que se dan desde la noche de los tiempos con el conocimiento adecuado, el resultado siempre es el mismo y este no es otro que el de la Realización del SER, es decir de lo que realmente SOY. Pero para eso primero debo conocer qué es lo que hace que yo funcione como lo hago, es decir el autoconocimiento más profundo. Y el conocimiento es poder. Por lo tanto, este proceso tiene que hacerme ser dueño de mí mismo, dueño de mis cuerpos. Dueño de mi cuerpo físico y por lo tanto, de lo que hago con él; dueño también de mi cuerpo emocional y por lo tanto de mi emotividad y de lo que siento y deseo. Y cómo no, dueño también de mi mente, de lo que ella piensa, y de lo que mi mente y sus pensamientos hacen conmigo y con mi vida…

meditacion
El arte de meditar

Claro que para eso, me tengo que acostumbrar a “conducir desde el asiento de atrás”, observando todo lo que hago, cuándo y por qué lo hago, cómo es que hago las cosas que hago en mi vida. Es como decía en otro artículo parecido, poniéndome en la orilla de la Vida viendo pasar todo lo que acontece ahí, en el río de la Vida, pero sin que YO sea eso que está aconteciendo, sino eso a través de lo cual ocurre todo eso, eso que aprende de todo eso, eso que se DA
CUENTA de todo eso… Es decir, la Conciencia, lo que se hace consciente de algo, lo que aprende a ser, a SER, a AMAR, a DAR.

Evidentemente, para ponerme a ver, a observar, necesito la calma, la tranquilidad y serenidad que las distintas técnicas de Yoga me van a ir dando, produciendo el “centramiento” necesario para ubicarme, para darme cuenta del CENTRO que soy. Y así, ser capaz de distinguir lo que SOY y lo que tengo. El Alma o Conciencia que soy y la personalidad o ego que tengo y con el que puedo hacer todo lo es mi vida. Pero YO no soy eso (ego-personalidad), eso es lo que tengo, y no me puedo identificar con eso, igual que no me identifico con mi coche (es lo que me sirve para irme de un lado a otro, ¿vale?).

Por mucho que me guste el coche que tengo, o aunque me disguste porque no funcione muy bien… (sustituye el coche por tu cuerpo, tu emotividad, tu mentalidad…). Tendré que ir “conociendo” cómo funciona todo eso y haciendo todo lo que está en mis manos para que funcione y me sirva lo mejor posible, para ir viviendo una vida útil y agradable para mí y para los que me rodean…

Pero sobre todo tendré que ir distinguiendo la Verdad, lo que SOY, lo que siempre ES lo mismo, de lo que es no-verdad, la personalidad, lo que siempre está cambiando. Esto es lo que en los textos sagrados se llama “discernimiento átmico”, es decir, distinguir al Atman, el SER, la Verdad o YO verdadero, de todo lo demás. Sin esta identificación con lo que verdaderamente somos, no hay Meditación, no hay Yoga, no hay nada. Bueno sí, hay seguir dando vueltas sobre mí mismo, sin saber donde voy ni qué es esto de vivir… Con un muy pobre sentido de la vida y sin más aspiración que “ir tirando”, saliendo al paso de las dificultades cotidianas como se pueda y muy probablemente generando mucho sufrimiento en mi propia vida y la de los que me rodean.

Aspiro a lo más alto, no me conformo con cualquier cosa. Sigo trabajando para que esto sea así en mi vida y en la de los que me rodean. ¿Y tú?

OM SHANTI
Kailas

CompartirShare on Facebook221

Camino Directo Hacia Tu Felicidad. Yoga Para Principiantes.

¿Por qué practicar yoga? ¿Cómo comenzar la práctica del yoga? ¿Cómo hacer yoga en casa? Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS este excelente libro electrónico de Yoga Para Principiantes: “Camino directo hacia tu felicidad interior”. Además, te enviaré un correo cada lunes donde te hablaré de yoga, de técnicas para aliviar el estrés que funcionan, te conatré mi experiencia con la práctica del yoga dentro y fuera de la esterilla y de daré consejos para que conectes con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

  • Rosa Saavedra Echenique
    Rosa Saavedra Echenique dice:

    Que difícil es el camino del cambio ,me observo constantemente y creo saber donde hay que trabajar para cambiar ,siempre leo tus publicaciones y algo va quedando en mi ,lento pero seguro como dice el dicho en Chile, namaste

  • Ivomne
    Ivomne dice:

    Me interesa aprender a meditar para encontrarme a misma y quitarme la ansiedad y dejar de fumar. Ojalá me puedan ayudar gracias!!

    • Kailas
      Kailas dice:

      Saludos Ivomne, para acercarte a la experiencia de la Meditación, mi recomendación es que te pongas en contacto de una Escuela de Yoga (u otra disciplina) que enseñe el proceso de Meditación progresivamente, que te pueda dar las “herramientas” con las que trabajar en esa dirección, haciéndote ver lo que realmente es la Meditación y cómo alcanzarla. Si me escribes a mi correo personal, te puedo recomendar lo que te quede más cerca, de lo que yo conozco. Y a partir de ahí, experimenta, pon a prueba lo que vas aprendiendo, y vive!!!
      Un abrazo,
      Kailas

  • pedro neira
    pedro neira dice:

    estoy interesado en tu libro sobre la meditación y la practica del yoga

  • Anna
    Anna dice:

    …..interesada,desde hace,años en el,yoga , en la meditacion,para romper con los miedos actuales y sin,valores. Quiero,recup
    erar la esencia de la vida y vivir,con tranquilidad.4

    • Kailas
      Kailas dice:

      Gracias por tu atención, Anna, me alegro de que el artículo escrito hace tanto tiempo ya te haya “despertado” la motivación por encontrarte contigo misma, sacudiendo las formas caducas de “hacer” en la vida y buscar la verdadera Esencia de Todo. Trata de hacerte un hueco en tu cotidianidad para la práctica habitual, bien guiada, y sobre todo, bien orientada hacia la Meta a alcanzar.
      Un fraternal abrazo,
      Kailas

  • Pingback: Lo que no nos enseñaron en la escuela | Altermon_Consciència pel canvi

    […] Medita. Permanece por un tiempo en un estado de conciencia plena. Estáte presente en en todo lo que […]

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.