Matsyasana – La postura de El Pez : Estírate, relaja y prevé contracturas

Matsyasana - El pez

Hola, corazón. Hoy quiero hablarte de Matsyasana o la postura de El Pez y comienzo por algo importante que muchos principiantes desconocen.

Siempre, en mis clases de yoga con mis alumnos, en mis vídeos y en mis artículos, hago hincapié en que se hagan todas las contra posturas que lleva cada postura. O sea, si realizaste una postura o asana para estirar y masajear el abdomen, debes hacer después otra para que estirar y masajear la espalda. En este caso de Matsayasana o la postura de El Pez, se trata de una contra postura de Sarvangasana o Postura sobre los hombros. Quiero decirte con esto que, cada vez que hagas Sarvangasana, deberías realizar después esta postura en la que estamos entrando en detalles aquí.

¿Por qué es importante esta asana?

Pues te cuento que su importancia es múltiple: permite un estiramiento a la región cervical y dorsal de la columna vertebral, prolongando su vida anatómica y evitando de esta forma las habituales contracturas en la región del cuello. Además, realza el pecho, facilita una respiración profunda y libera la inhibición de los pulmones, permitiéndoles una mayor capacidad para llenarse de aire.

Estos son otros beneficios de esta postura:

Beneficios de Matsyasana o la postura de El Pez

  • – Combate la cifosis (curva exagerada en la zona alta de la espalda).
  • – Fortalece los brazos y estira los músculos de la zona torácica.
  • – Equilibra las glándulas tiroides y paratiroides y pone una leve presión en el timo (sistema inmunitario).
  • – Alivia la bronquitis crónica y el asma.
  • – Estimula el sistema parasimpático (relajación)
  • – Equilibra y relaja toda la espalda.
  • – Elimina los bloqueos de la zona de la garganta y el cuello.
  • – Favorece la unión de prana y apana en el plexo solar por el estiramiento en el abdomen.
  • – Estimula Anahata Chakra (el chakra del corazón).
  • – Estimula y tonifica las glándulas pineal y pituitaria.
  • – Aumenta en un alto grado la capacidad de resistencia del cuerpo.

Precauciones

Las personas con trastornos de vértebras cervicales pueden hacer la postura, pero sin arquear el tronco, o sea, apoyando la espalda y el occipucio en el suelo.

INSTRUCCIONES PARA EJECUTAR MATSYASANA O LA POSTURA DEL PEZ

Y ahora sí te dejo con el paso a paso de esta asana tan popular y beneficiosa que estoy segura vas a incorporar a tu práctica habitual, si no lo has hecho ya.

  • Paso 1.
    Túmbate en el suelo boca arriba. Junta las piernas y los pies. Pon los brazos debajo del cuerpo, con las palmas de las manos hacia abajo, intentando juntar los codos todo lo que puedas debajo de ti.
  • Paso 2.
    Flexiona los codos y empújalos hacia el suelo, de forma que sientas el peso en los antebrazos. Ve elevando el pecho hasta que estés como sentado a medio camino.
  • Paso 3.
    Deja caer la cabeza hacia atrás hasta que la coronilla o parte superior de la cabeza llegue al suelo y apóyala suavemente, abriendo el pecho lo máximo posible. Recuerda que el peso del cuerpo está en los codos y antebrazos, no en la cabeza.
  • Paso 4.
    Mantén los pies, piernas y los músculos de la cara relajados. Distribuye equitativamente el peso entre glúteos y codos. Respira bien profundamente, aprovechando que el pecho está muy abierto.
  • Paso 6.
    Para deshacer la postura, levanta la cabeza ligeramente, exhala y realiza el descenso progresivo y lento, bajando la espalda despacio, ayudándote de las manos.
  • Paso 7.
    A continuación, puedes colocar las manos entrelazadas detrás de la cabeza, con los brazos adheridos a las orejas. Al exhalar, acerca la barbilla hacia el pecho, estirando y flexionando el cuello ligeramente. Al inhalar, extiende el cuello permitiendo que la cabeza descanse en el suelo. Puedes también girar la cabeza de un lado a otro lentamente un par de repeticiones.
  • Paso 8.
    Separa las piernas y los brazos en la postura de relax y respira profundamente. Inhala en tres tiempos expandiendo el abdomen. Exhala en el mismo ritmo mientras el abdomen desciende. Puedes repetir el mantra OM mientras respiras conscientemente. Relaja todo el cuerpo desde los pies hasta la cabeza.

Lee, pero después experimenta por ti mismo los beneficios

Como podrás comprobar en tu práctica, Matsyasana o la postura de El Pez elimina la rigidez de las regiones cervical, dorsal y lumbar dando una mayor irrigación sanguínea a esta zona, estirando los músculos del tórax. El estiramiento provoca un masaje natural en la zona de los hombros y el cuello, permitiendo una corrección de los hombros. Al permanecer el pecho bien abierto, se facilita la práctica de la respiración profunda. De este modo, aumentará la capacidad pulmonar y se aliviará el espasmo en los bronquios. La postura contribuye a mejorar, con carácter general, los problemas asmáticos.

La parte del sistema nervioso que está presente en la zona cervical y dorsal de la columna se nutre y tonifica con una mayor cantidad de sangre. Mientras se permanece en esta postura, la energía del cuerpo se concentra en las glándulas paratiroides que regulan los niveles de calcio en la sangre y su absorción en el cuerpo.

La práctica regular de Matsyasana o la postura de El Pez regula los estados de ánimo, las emociones y la tensión nerviosa. Permite que se dirija más prana (energía vital) al cuello y a la zona de los hombros y evita la pérdida de prana a través de los miembros inferiores.

Espero que te sea muy útil esta postura y que disfrutes de ella y de la práctica consciente del yoga físico.

Namaste
Naylín

PD: Este artículo está basado en mi práctica personal y para escribirlo me guié por las enseñanzas del Centro Internacional de Yoga Sivananda de Madrid y el Gran Libro del Yoga de Ramiro Calle, a los que les estoy siempre agradecida.

CompartirShare on Facebook603

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.
  • Felix Sanchez Martin
    Felix Sanchez Martin dice:

    Gracias Naylín por esta entrada y en especial por la Guía par practicar Yoga en Casa. Sin duda me servirá para dar mis primeros pasos de un modo ordenado. Te animo a que sigas con tu blog.

    Un abrazo.

  • Rosa V. Sanchez
    Rosa V. Sanchez dice:

    Muchas gracias una vez por tus artículos. Podrías poner alguna foto de la contrapostura a esta asana? Podrías poner otra imagen de la variante de la asana para las personas con problema cervicales? Te lo agradecería. Un saludo. Feliz día.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentar con Facebook