El Arte de la Lentitud

Para mucha gente, sometida al ritmo frenético de la vida diaria, la lentitud se interpreta como torpeza, ineficacia y apatía. Pero ¿y si ella guardase la llave de una puerta que nos lleve a vivir de una manera más sosegada, eficaz y equilibrada?

“En la vida hay algo más importante que incrementar su velocidad.”

Gandhi

En las últimas semanas me he sentido cargada con muchas responsabilidades y tareas pendientes. Algunos días al levantarme he tenido la percepción de que tengo que acometer un montón de cosas y el tiempo no me alcanza. Parecía que me había apuntado a una carrera contra el tiempo y que no íbamos en la misma dirección. Curiosamente aunque estaba haciendo más cosas, sentía que estaba viviendo menos, ¿has tenido la misma sensación alguna vez?

Este artículo tiene el propósito de invitarte a aparcar las prisas y tomar consciencia de cada segundo. Hoy haré menos cosas, pero voy a hacerlas mejor y a saborearlas lentamente ¿y tú?

La Lentitud implica degustar cada minuto

A veces nos obsesionamos con la idea de que para aprovechar bien las horas tenemos que estar siempre haciendo algo, y que ser productivos es hacer cada vez más en menos tiempo. Resulta curioso que para nuestra cultura ser lento sea sinónimo de torpe o inútil, y sin embargo para muchas culturas, la lenta tortuga es un animal espiritual, símbolo de longevidad y sabiduría.

Hacer las cosas despacio, no significa pensar o vivir con apatía, sino tomar consciencia de la cualidad sagrada que vibra en cada pequeña cosa que hacemos. Si no nos tomamos el tiempo suficiente para percibir esa cualidad, estaremos perdiéndonos algo más importante que el tiempo mismo: la vida que habita en cada uno de sus segundos.

Si vamos a cámara rápida por la vida, no podremos apreciar las pequeñas cosas, los detalles casi imperceptibles de la cotidianidad. Sin embargo, si desaceleramos y vamos a cámara lenta, de repente comenzamos a descubrir nuevos elementos sorprendentes en el escenario de nuestra existencia. Quizás durante el trayecto que sueles hacer diariamente al trabajo, te fijes en la singular belleza de un árbol que siempre ha estado ahí, o te detengas a comprar unas flores para tu escritorio a ese vendedor que te sonríe todas las mañanas.

Mi madre es de esas personas que hace las cosas con calma, que se detiene a observar lo más mínimo que se encuentra a su paso. Gracias a este rasgo de su personalidad, desde niña he percibido que ella disfruta intensamente de todo y que su tiempo transcurre a la velocidad justa para que no se pierda ninguna de las maravillas que el día le regala en cualquier circunstancia que se encuentre.

Para sentirse bien con uno mismo y valorar lo que tenemos, es importante disfrutar del momento que uno está viviendo e intentar hacer cosas que nos acerquen al lado más dulce de la vida.

Consejos para entrenar el Arte de la Lentitud

1. Saborea el presente, dejando de aplazar la felicidad para el futuro. El tiempo mejor aprovechado es aquel en que amamos lo que hacemos, con plena consciencia del momento.

2. Prioriza lo importante sobre lo urgente. Dedica un tiempo diario a aquellas cosas que más te acercan a tus sueños, a tus proyectos de vida, porque durante esos instantes parece que hacemos la magia de detener el tiempo. No hay falta de tiempo, sino de prioridades y de objetivos claros en la vida.

3. Simplifica tu vida, libérate de preocupaciones y cargas innecesarias, así dejarás espacio para lo que es realmente importante.

4. “Pierde el tiempo” de vez en cuando sin hacer nada, simplemente estar presente: Aquí y Ahora.

5. Medita siempre que puedas.

6. Respeta las horas sagradas del día, como la hora para la comida, la hora de dormir, el momento para compartir con la familia, etc.

7. Camina despacio observando lo que ocurre a tu alrededor, contemplando la belleza en el camino.

8. Detente de vez en cuando y respira….

9. Aprovecha los momentos de calma para conocerte.

10. Sustituye el reloj por la brújula, más importante que el tiempo es el sentido.

11. No respondas con rapidez, tómate tu tiempo para las decisiones importantes. Despacio se razona mejor y tendremos tiempo de escuchar a nuestra intuición.

12. Y por último, pero no por ello menos importante, practica Yoga 🙂

La paz y la serenidad interior se desvelan cuando nos detenemos en silencio para escuchar nuestra alma Nos han enseñado a correr, a hacer las cosas rápido, nos han enseñado a ganar tiempo, pero no a vivirlo realmente. No se trata de huir de la realidad en que vivimos, sino de plantearnos sus retos desde la serenidad, equilibrando nuestros ritmos para no perdernos lo que de verdad importa.

Con Amor,

Zuzel Amelia

CompartirShare on Facebook222

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Zuzel Amelia

Sobre Zuzel Amelia

Creo que cada ser humano tiene una esencia única. Mi propósito es ayudarte a encontrar y conectar con esa esencia, auténtica para ti y guiarte para que puedas ponerla al servicio de los demás y vivir en pleno sentido. Me hace muy feliz tener la oportunidad de acompañarte en tu viaje hacia el florecimiento de tu yo más apasionado, consciente y libre.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.