El último día de mi vida. ¿Jugamos?

Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir para siempre.
M. Gandhi

“El último día de mi vida”. ¿Jugamos?

El otro día me levanté con ganas de jugar a cómo sería “El último día de mi vida“, pero sabiendo que no lo era. Es un juego muy entretenido y a las vez mágico, te hace vivir experiencias únicas.
La idea es la siguiente: te levantas y con los ojos cerrados te comprometes a jugar a “El último día de mi vida“. Ganas si al final del día has aprendido algo, o has enseñado algo. La única condición es no pensar que te vas a morir mañana, solo vivir el momento pensando que es lo único que hay, y después se acabará, así que hay que disfrutarlo, vivirlo realmente. La idea no es que te quedes abrazado a la persona que amas, o a tu familia, tu gatico o tu perro todo el día porque te vas a morir, ¡no! Es un día donde vas a vivir intensamente, sabiendo que ese momento por el que estás pasando no se repetirá.

El último día de mi vida
A veces es necesario recordarlo

Hoy quiero contarte cómo viví ese juego y compartir contigo todas mis victorias, porque sin duda alguna, gané : )

Además, te invito a que juegues conmigo, a que vivas un día, al menos UNO, como si fuera el último, y nos dejes un comentario. Quiero aprender de El último día de tu vida y quiero que todos aprendamos y disfrutemos juntos. ¿Te atreves?

Recuerda la única condición: aprender o/y enseñar.

Aquí va mi historia real

Me levanté esa mañana en Valladolid en casa de mis suegros, con la intención de que fuera un día diferente. Cerré los ojos y me propuse jugar a “El último día de mi vida“.

Al ir al baño, recordé Manual de Instrucciones, un minicuento dentro de la obra Historias de cronopios y de famas, del escritor argentino Julio Cortázar. “Instrucciones para lavarse los dientes”… mi cara se iluminó con una sonrisa solo de recordarlo. Me hizo pensar en cada uno de mis hábitos que he ido introduciendo a lo largo de mi vida en mi rutina diaria. ¿Lo hago consciente, o es simplemente “la inercia de la vida”?.

  • Hoy seré consciente de todo – me dije. Hasta abrir la puerta del baño lo veré como algo nuevo, miraré las cosas como si no las hubiera visto antes y observaré lo que hago, aunque lo haya hecho miles de veces.

“Negarse a que el acto delicado de girar el picaporte, ese acto por el cual todo podría transformarse, se cumpla con la fría eficacia de un reflejo cotidiano”
Julio Cortázar

¡Había comenzado a jugar!

Así fue. Después de mi despertar, fui redescubriendo cada acción. Así abría las puertas, me cepillaba los dientes, saludaba al sol, agradecía, desayunaba, daba besos, me despedía… Así, hasta que me monté en el coche de un chico que acabábamos de conocer y que nos llevaría a Madrid.
Mario llegó a nuestra vida gracias a BlaBlaCar, una página donde puedes compartir coche con otras personas. Lo saludamos cariñosamente, y nos subimos al coche que nos llevaría a conocer a una bellísima persona, y de paso, rumbo a Madrid.

Bailamos, apagamos fuegos, hicimos yoga, fuimos conscientes, fuimos felices, vivimos el ahora, aprendimos y enseñamos, vivimos experiencias únicas en la conversación de dos horas que tuvimos Mario, Dani y yo. Una alegría inmensa sentí al despedirme de él en Plaza de Castilla, y la constancia de que el Universo es algo maravilloso y trae a tu vida cosas especiales.

Cerramos la puerta del coche suavemente y seguimos a lo que sería nuestro día de paseo en Madrid.

Paseo por Madrid, viviendo Madrid

Esa vez, Dani y yo elegimos destinos diferentes. A veces lo hacemos y así tenemos historias distintas que contarnos, experiencias vividas por separado. Él se fue a pasear y re-conocer el río Manzanares y yo fui en autobús hasta Atocha. Quería caminar por el paseo del Prado, ver los árboles, los parques que separan en el centro a esa calle tan llena de coches y de ruidos.

Dani en el Manzanares
Dani en el Manzanares, disfrutando de su paseo

A pocos pasos de bajarme, sin olvidar que estaba viviendo “El último día de mi vida”, me encontré con un chico con un cartón delante donde nos contaba que tenía 12 años de experiencia de camarero y no encontraba trabajo desde hacía 1 año.

Me paré unos metros después de él, me recosté a la cerca del Jardín Botánico y miré las lindas rosas que tenía frente a mí. Deseé saber qué decirle, qué mensaje transmitirle a ese chico que sin dudas no la estaba pasando bien. ¿Que se pusiera a buscar trabajo? Estaba convencida de que lo hacía… ¿Que creara un blog y contara cómo ser un excelente camarero, e intentar ganar dinero enseñando? No creo que le fuera sencillo acceder a un ordenador…

En eso llegó un hombre y habló con él, y a mis oídos llegaron, de la boca del chico, palabras como crisis, bares llenos de extranjeros trabajando, etc. Entonces fue cuando me decidí. Mi “misión” era simple: darle un mensaje lleno de amor, de positividad y transmitirle que intentara buscar la causa de su problema en él mismo, que asumiera su responsabilidad sin echar culpas a otros.

Debajo del cartón tenía muchos currículums impresos, que para no salir volando, un libro más pesado los sujetaba… El tema del libro era sobre lo mismo, las culpas de la crisis a todos los males de la sociedad española actual.

Escuché al chico, creo que también lo necesitaba. Le dije poco, pero con amor. Le di besos y abrazos y me fui, con la esperanza de que con un cambio de actitud encontrará trabajo pronto.

¿Habría hecho yo eso, me habría acercado a un desconocido si no hubiera estado jugando a “El último día de mi vida”?

La sensación con la que salí de al lado del chico fue increíble. Fue una sensación de plenitud. Una experiencia vivida donde enseñé y aprendí. En un momento él me pidió que cuidara sus cosas para ir al servicio, y me quedé detrás del cartel, con una sonrisa muy grande para las personas que pasaban mirándome…

El Retiro

Seguí camino hacia El Parque del Retiro, no sin antes montarme en un columpio vacío que había en un parquecito por el que pasé. Volví a ser niña y a sentir las ganas de volar que había experimentado cuando muchos años antes mi madre me mecía en otros columpios, en otros lugares.

El último día de mi vida
En El Retiro, disfrutando del momento único que estaba viviendo.

Había quedado con una amiga para hacer un picnic y en lo que ella llegaba, me acosté cerca de un ¿río? muy lindo entre varios árboles. ¡Dios! La sensación fue de extrema paz, de inmensa felicidad. Los árboles, los gorriones y los patos tomando agua y bañándose a mi lado, unos niños jugando con su padre a pocos metros de mí, la pareja que descansaba cerca… Fue un momento lindo de meditación, ¡también ahí estaba haciendo yoga! Ya no pensaba que era “El último día de mi vida”. Ahora solo percibía todo lo que había a mi alrededor, sintiendo las emociones que brotaban de las personas, de los animales y de la hierba sobre la que estaba acostada.

Mi amiga vino y a ella también le transmití un mensaje. Ella estaba viendo las mismas maravillas que yo, sin embargo, me decía que era incapaz de disfrutarlas sola. A veces las palabras sobran, y el ejemplo de uno mismo es suficiente para enseñar. Creo que pude hacerle llegar mi felicidad al disfrutar por mí misma la belleza de la vida, aunque no sé si era su momento para que hiciera suyo ese pensamiento de libertad y autosuficiencia para ser feliz.

La Cibeles

“Y al pasar por La Cibeles, quiso sacarla a bailar un vals”
Joaquín Sabina

Nunca había visto La Cibeles desde una vista tan linda como ese día. La estatua, como siempre, adornaba la ciudad cuando subí al edificio de Correos donde hay un mirador. Tantas veces que pasé por ahí en los 5 años que viví en Madrid, y al observarla desde un ángulo diferente, era como si la viera por primera vez.
Mirar las cosas desde otro punto de vista… Eso me gusta.

Nay con La Cibeles de fondo
¿No te parece linda La Cibeles?

Magia por todos lados

Te podría seguir contando otras “pequeñas cosas” que hicieron de ese día, un día mágico, pero ya el artículo se está haciendo largo y no quiero aburrirte. Al contrario, mi intención es animarte a que juegues a “El último día de mi vida” y compartas tus experiencias conmigo y con la comunidad de Yogaesmas.

Déjanos un comentario

Lo que quiero es escucharte, corazón, leerte, animarte a actuar, a que seas consciente de la vida que a veces nos perdemos por estar pensando en lo que pudo ser y no fue, o en lo que ojalá sea. Déjame un comentario y cuéntame sobre un día de consciencia plena, o unas horas, o unos minutos…
Quiero aprender de ti, que todos aprendamos, que nos nutramos unos de otros. Quiero conocer de tus vivencias y experimentar, una vez más, que todos somos uno.

Comprométete a Jugar, a vivir el ahora, ¡AHORA!

¡Dime que te animas! Dime que te ha parecido buena esta idea, dime que se lo dirás a tus amigos y que no se van a perder la “oportunidad” de jugar este fantástico juego de la vida, de vivir el ahora con plena conciencia del momento.

¿Sabes qué pasaría si muchas personas jugaran a “El último día de mi vida”, al menos una vez en toda su existencia?
Pues yo tampoco lo sé. Pero sí estoy convencida de que es el camino a un mundo mejor.

Y me despido como comencé, con una frase de Gandhi:

“Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo.”

Un gran abrazo lleno de luz, que te ilumine el camino y te llene de energía para este juego que te he propuesto hoy. ¡Ya verás qué divertido es!

pd: No busques “mejor momento” para jugar. Comienza ahora, este es el momento ideal.

Namaste,
Naylín

CompartirShare on Facebook139

GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.
  • Gladys Cartaya Pérez
    Gladys Cartaya Pérez dice:

    Me gustó mucho éste artículo, yo disfruto cada día a pesar de todos los problemas que nos enfretamos nada mas levantarnos de la cama, pero disfruto caminar hacia el trabajo, mirar el cielo, los árboles, oir el canto de los pájaros, la sonrisa de las personas, ojalá en el día a día todos puedan disfrutar de todos los momentos especiales que nos acompañan sin darnos cuenta, gracias y muchos besos

  • Susan
    Susan dice:

    Naylin me llega en el momento, es difícil a veces estar en el momento presente cuando la mente se empeña por mantenerte en el pasado o revolverte con el futuro, he tenido una crisis interna potente últimamente entre mi mente y mi ser, lo que hace que a ratos surjan pensamientos que me inundan hasta ahogarme, se que es parte del proceso y resultado de la práctica de yoga y meditación, cuando empieza a entrar un poco de luz, aparecen las sombras o aquello que no veíamos y que esta en nosotros, desde mañana haré esto que propones y veré que resulta conmigo…Gracias por tus mails…

  • Techy Bernal
    Techy Bernal dice:

    Hola Naylin. Este articulo que me has enviado sobre vivir el dia como si fuera el ultimo, lo hice ayer camino al trabajo , iba en mi carro hablando con Dios sobre agradecerle lo que tengo, pero que me siento un poco con rutina en mi vida y trabajo.
    Y traje a mi mente lo de vivir el hoy y empece a ver en el cielo cantidades de pajaros volando a mi alrededor fue hermoso, vi con gratitud la cantidad de arboles que rodea la ciudad, que adoro, en general no hay trancones asi que el viaje lo hice tranquila, el color del cielo muy hermoso , aunque no habia sol. Al llegar al trabajo , soy maestra de espanol en Un Centro Infantil en Middleton Wisconsin USA, mi actitud era diferente, me sentia en paz y armonia sonrei al entrar , en el salon de bebes baile un poco de salsa, nunca lo habia hecho, y me senti como renovada. Gracias por agregar a mi vida alegria y agradecimiento. Con gratitud Techy.

  • Verónica Baeza
    Verónica Baeza dice:

    Hola. Te agradezco mucho tu mensaje , llego en el momento justo, llegue a realizar el juego, de un modo distinto pero con la misma intención, disfrutar el milagro de la vida. Y lo deje se hacer un poco y hoy tu me recuerdas nuevamente y te lo agradezco infinitamente. Comenzaré de nuevo. Cada día. Namaste

  • IRMA REYNA SOSA
    IRMA REYNA SOSA dice:

    Gracias Naylín preciosa, muchas gracias por todas las enseñanzas que me dejan los comentarios de toda índole que siempre estás enviando. Voy hacer esto último que envías y estoy segura que
    cambiará mucho de mi vida, independientemente de pensar en los demás, debo hacer conciencia que también existo y pensar en m i como persona.

  • Montserrat
    Montserrat dice:

    Soy consciente de que así debería ser el día a día: sintiendo cada momento como único e irrepetible.
    Has llegado en un momento de mi vida en que muchas dudas me acompañan y gracias a tus consejos puedo vivirlo como una gran oportunidad para aprender y crecer. No se, si estoy preparada para los grandes cambios, pero pasito a pasito algo se va moviendo.
    Gracias por tus correos, tus consejos, tus enseñanzas… Que bien haces tu trabajo!
    Un abrazo

    Montse

  • Monica Calderon
    Monica Calderon dice:

    Estimada Naylin te seré sincera, no he leido a fondo aun todo tu blog, voy leyendo de a tramos, tb tus mails, y todo me dejan algo, sentir tus ganas de compartir esta tarea de “construir una vida mejor”. Comparto absolutamente el hecho de trabajar diariamente para hacernos un día distinto, si, la consciencia es algo a trabajar, q nos lleva toda la atención jaja, asi debería ser, pero lo digo por q a veces las rutinas y los trabajos nos enroscan y nos volvemos maquinitas hasta q volvemos a la consciencia y soltamos el hacer para empezar a disfrutarlo, sea lo q sea q nos toque como tarea. Agradezco tus mails, inclusive tu libro, descargue el capitulo 1 para adentrarme en tu mensaje. Estuve de vacaciones (nos toca en este tiempo en Argentina). hoy volví al trabajo diario y y a mi tarea de cambiar un poco cada día, ya te escribire cuando empiece la lectura. Gracias, muchas gracias por tu granito enorme de arena para contagiar tu alegría. Dios te Bendiga.

  • Gladys
    Gladys dice:

    Naylin me gusta mucho como llegas a nosotros con tu frescura. Cada vez estoy haciendo más conciencia del momento y lo disfruto y me siento como en las nubes, Hay algo que quiero agradecerte muy especial. Lei en uno de tus blogs algo más de hace dos meses sobre el tapete de yoga, Estaba buscando un tapete que le vi a una amiga y me encantó pero en mi pais no se conseguía de esa calidad. Estuve buscando comprarlo por internet pero no estaba segura de que fuera el que yo quería y no quería uno cualquiera. Pero el universo se confabuló conmigo. el novio de mi amiga venia a nuestro país de donde ella lo había conseguido por lo que tuve la oportunidad de que me lo trajera:, el que yo quería. Y… pues acá lo tengo hace dos semanas. Si antes disfrutaba mis momentos de yoga en el espacio que creé en mi casa, ahora amo ese momento. Mi tapete de yoga es algo muy importante para mi.
    Un abrazo y gracias por tus aportes.

  • Jorge
    Jorge dice:

    Pues me parece un juego fantástico, pero yo no quiero jugar, quiero que sea mi forma de vivir y en eso estoy. Porque no quiero perderme nada y soy consciente del rivilegio de estar vivo aquí y ahora, que es en el único momento y en el único lugar donde puedo estar.
    Y este momento siempre es el último, porque no se repetirá.
    Bonita experiencia la de tu viaje a Madrid con plena conciencia.
    Gracias por compartirlo.

  • Alba
    Alba dice:

    Gracias Naylin por compartirnos todas tus experiencias y enseñanzas ,muy útiles para poner en práctica en este mundo tan agitado Namaste

  • Yolanda
    Yolanda dice:

    Muchas gracias Naylin por compartir tus experiencias. Quiero que sepas que me ayudan todos los días y que espero con ilusión todos tus mensajes. Muchas gracias

  • Edwin
    Edwin dice:

    Hola Naylim alguna vez hice todo aquello que compartiste y en verdad fue una experiencia agradable, gracias por compartir y transmitir esa felicidad un abrazo

  • Evelyn
    Evelyn dice:

    Hola Naylin, quería contarte que con la practica de yoga me he dado cuenta de que mi vida estaba opaca sin brillo y poco a poco me he ido soltando gracias a las practicas y a tus consejos. Ahora comenzare un nuevo rumbo en mi vida ya que he escuchado mi interior y necesita un cambio. Gracias, Namaste

  • Erika
    Erika dice:

    Yo ya he jugado alguna vez al último día de mi vida, pero ni sabía que jugaba :-)… Gracias por todo Naylín, sirves de mucha ayuda y cada lunes me sacas una sonrisa.
    Un saludo, namaste

  • Eva
    Eva dice:

    Gracias a ti comienzo a ver mi
    vida desde otro punto de vista, muchas gracias Naylin

  • IRENE
    IRENE dice:

    Hola Naylin! Me gusto mucho tu propuesta de juego. Me parece interesante tomar conciencia de lo que hacemos día a día y evitar una vida monótona. Por algo se dice que la rutina “mata”. Prometo intentar hacer las cosas persiguiendo un buen fin. Estoy segura que terminaré el día más feliz. Gracias por tus sabios consejos. Aunque no veas los frutos, persevera, sigue sembrando…gracias!

  • César
    César dice:

    Hola Naylin, llego hasta aquí por la newsletter de hoy , a pesar de lo joven que eres sabes transmitir sabiduría en tus palabras, tanta que yo no seria capaz de contestar a ninguna de las preguntas que haces y para las que has puesto como ejemplo esta interesante experiencia de vivir hoy el día como si fuese el ultimo.
    Estoy en el camino, lo se, pero me queda mucho por recorrer, desconozco destino y objetivo. El tiempo corre, vuela…
    Te animo a seguir así y te mando un abrazo.

  • Odalis Catalina alonso leiva
    Odalis Catalina alonso leiva dice:

    Es muy nutritivo todo lo que compartes, es fascinante descubrir con el transcurso de la vida que puedes ir creando tu mundo, un mundo más bello y sano donde aprendes de cada cosa que vives y vivirla de forma plena e intensa es un gran privilegio. Muchas gracias por estar ahí y por nutrirnos…

  • Carlos Jaime Dorado

    Es gratificante leer tus artículos ya que nos llenan de positivismo, y si hoy fuera el ultimo día de mi vida, simplemente te deseo lo mejor del mundo pues te lo mereces. Un abrazo desde Colombia

  • maribel
    maribel dice:

    Hola Naylin;
    pues a mi nunca se me habría ocurrido un juego como éste, pero me parecemuy interesante. Creo que, a parte de ayudarnos a vivir mejor y ver las cosas de otra manera, también nos puede servir para descubrir cosas de nosotros mismos de las que no somos conscientes o que habiámos olvidado. Y por eso voy a probar y jugar el juego ya que, además, creo me hace falta porque últimamente estoy un poco apática y decaida.
    Ya te contaré mi experiencia y el resultado que haya notado.
    Un beso y un abrazo fuerte.

  • Mariela
    Mariela dice:

    Que bueno leer tus artículos,todos llenos de positivismo y reflexiones. Gracias por todo ello.

  • sandra
    sandra dice:

    hola naylin
    gracias por tus magicas palabras trato siempre de leer todo lo que publicas y la verdad me ayudan un monton mucha luz abrazos

  • herminia
    herminia dice:

    Gracias Nylin, la verdad, la nostalgia que siento al volver al pasado, como es haber tenido comodidades en bienes y dinero y las malas decisiones hoy no tener, sino unicamente para poder vivir, he olvidado aquello y estoy viviendo el presente como si fuera mi ùltimo dìa, bendiciones a todos tus mensajes.

  • ENRIQUE SOROLLA
    ENRIQUE SOROLLA dice:

    Naylin, tus publicaciones me permiten olvidarme un poco del ajetreo diario de la vida y me traen una gran paz, energia y optimismo.
    gracias por transmitirnoslo

  • Eva
    Eva dice:

    Naylin, gracias por todas la publicaciones hecha por ti, me ayuda a empezar los lunes con más energía positiva. Mucho besos y Dios la llenes de bendiciones.

  • miriam
    miriam dice:

    ¡Gracias Naylin! 🙂 He leído muchas cosas de tu blog y el newsletter que envías a mi correo y he encontrado muchas cosas que me han ayudado a salir de mis zonas de comfort y vivir más feliz. Me inspiran tus textos y la historia de cambio en tu propia vida. Muchas gracias por compartirlo. Para mí, cambiar y vivir como si hoy fuera el último día de mi vida implica por ejemplo, estar compartiendo este comentario de agradecimiento contigo, porque siempre me ha sido más fácil leer y pensar el agradecimiento que decírtelo con palabras, algo más tangible. Aunque no nos conocemos en persona, estamos compartiendo y aportando algo a la vida de la otra persona. Ojalá sigas con tu labor en este blog porque seguro como me ha llegado a mí para inspirarme, lo hace para muchas personas más. Te felicito por este trabajo y tus logros. Abrazos desde México.

  • alberto ancin
    alberto ancin dice:

    hola Naylin: ya me gustaria a mi conseguir vivir el presente como la haces tu.-Yo lo intento y a veces lo consigo,pero en muchas ocasiones y sobre todo algunos dias que me siento decaido, mis pensamientos se me van a situaciones ya pasadas, casi siempre no muy agradables, probablemente porque me esta costando mucho asimilar mi situacion actual, pero saber ya se que lo unico importante es el presente.-Mira, cuando de verdad me olvido de todo es cuando estoy haciendo deporte, sobre todo con la bici, donde voy con mis sensaciones y mi respiracion y me olvido de todo lo demas. Seguramente por eso lo hago a menudo.- Tambien salir al monte, solo o con amigos me aisla de situciones pasadas y es cuando mas estoy disfrutando de esos momentos.- en fin, te agradezco lo que nos cuesta y ojala que cada vez mas pueda ser capaz de estar presente en cada momento de mi vida. Un abrazo

    • I am
      I am dice:

      Hola,

      Después de leer el artículo de Naylín, he seguido bajando y han caído mis ojos en tu comentario. No soy Naylín, y no vivo el presente con tanta consciencia como ella, pero estoy en el camino. Y no sé si porque no creo en las casualidades, o porque escribiste ese comentario justo el día de mi cumpleaños, o incluso porque le estoy haciendo un poco de caso a Naylín en eso de vivir como si éste fuera el último día de mi vida, pero quiero enviarte un abrazo y luz, Alberto, con mucho cariño.
      ¡Cuídate!

      -Gracias Naylín por tu presencia.

  • Cintia....
    Cintia.... dice:

    Hola Nay..
    Simplemente GRACIAS!!!!!
    Me parece una experiencia muy bonita.me ayudas mucho, me trasnmite muchisima paz y alegria.
    Espero poder aprender de tus vivencias y generosidad.
    Hay que vivir el ultimodia para en verad descubrirnos y sacar de dentro cosas que nos reprimen y vivir la vida en plenitud con la naturaleza y el ser humano.
    Gracias, me inspiraras mucha energia y me ayudas con tu experiencia…
    un saludo

  • TERESITA ROSA GOMEZ TRUJILLO
    TERESITA ROSA GOMEZ TRUJILLO dice:

    HOLA NAYLIN MUCHAS GRACIAS POR TUS COMENTARIOS Y RELATOS SON MUY BONITOS Y SOBRE TODO TRANSMITEN MUCHO AMOR TRATARE DE HACERLO Y APRENDERE DE ELLO.
    SALUDOS

  • Tony Luengo
    Tony Luengo dice:

    Es una maravilla leer todo lo que haces, hay luz a raudales en todo lo que escribes, me gustaría seguirte así que hoy es el primer día de nuestra relación, muchas gracias por tus aportaciones, la verdad que dan mucha fuerza para hacer las cosas de otra manera.

    Un abrazo desde Donosti y que sigas siempre con tanto ánimo y con tantas ganas de compartir tu sabiduria

    • Naylín Núñez

      Muy buenas Tony,
      Muchísimas gracias por tus bellas y alentadoras palabras. Es un gran placer para mí poderte servir, y que estemos juntos en este camino que hemos elegido.
      Un abrazo de luz para ti,
      Naylín

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.