Conversaciones con Dios, un diálogo que no olvidarás

“Todo está contenido en una simple verdad: Sólo hay uno de nosotros” — Conversaciones con Dios, Neale Donald Walsch

“Te hablaré si me escuchas, vendré a ti si me invitas, te mostraré entonces que siempre he estado ahí. En todas partes.”— Conversaciones con Dios

Conversaciones con Dios
Conversaciones con Dios

Conversaciones con Dios, cayó en mis manos como enviado del cielo a través de las manos de mi cuñada Naylín. El 4 de agosto del año 2011, llegué a Dénia a casa de mi hermano y su mujer. Sentía que mi corazón se oprimía y que una honda tristeza amenazaba con ocupar el lugar que el amor habitaba. Unas horas antes le había dicho adiós al hombre que más había amado, tomando cada uno su propio camino.

Era duro para mí, me había entregado mucho a nuestra relación y creía que estaríamos juntos para siempre…Me sentía mal, así que me acerqué a Naylín y le dije: Cuñi linda, ¿tienes algún mensaje, un libro o lo que sea, que me pueda ayudar en este momento?  y ella me respondió: Te voy a dar un libro que no sólo te va a ayudar en este momento, sino que te cambiará la vida.

Fue así como aquella misma tarde de verano, comencé a leer este libro extraordinario que me permitió entender que ninguna circunstancia es “buena” o “mala” en sí misma, son nuestros juicios respecto a ellas, nuestra forma de interpretarlas, lo que desencadena el sufrimiento en nuestro interior. “La cualidad de correcto o equivocado no es una condición intrínseca, sino un juicio subjetivo en un sistema personal de valores”. Entonces decidí conscientemente que lo me había ocurrido con mi pareja no era algo malo, sino una oportunidad para crecer espiritualmente. Comprendí que todas las circunstancias son transitorias, lo único permanente es el cambio, de qué manera cambian y aceptamos esos cambios, es algo que depende de nosotros.

A medida que me adentraba en la lectura sentía cada vez más el poder transformador de su mensaje. Me daba cuenta que tenía el efecto no sólo de curar nuestras heridas emocionales, y dar respuesta a muchas de las interrogantes que tenemos como seres humanos, sino también nos plantea una nueva forma de vivir, de amar y de experimentar nuestro propósito en la existencia y nuestra relación con Dios.

Conversaciones con Dios traspasa las fronteras de nuestras viejas creencias y limitaciones, nos abre las puertas a una visión más grandiosa de nosotros mismos y de la creación. Esta trilogía de libros, constituye una de esas joyas literarias que trascienden los tiempos y puede transformar la vida de aquellos que la lean con los ojos del corazón. No es un libro para entretener o para aprender, sino para descubrir, experimentar y “recordar” lo que la parte más sabia de nuestro ser ya conoce. Este no es un libro religioso, sino una revelación espiritual que puede funcionar para todos nosotros.

No podremos simplemente leerlo y olvidar su mensaje con el tiempo, es un llamado al despertar de la conciencia, sus palabras tienen un valor imperecedero, y si profundizas en ellas, seguramente obrarán milagros en tu vida.

Conversaciones con Dios I: Desde la primera página ya se nos revela algo que como mínimo atraerá nuestra curiosidad: Dios va a sostener una conversación verdadera con nosotros a través del autor del libro. Se nos anticipa en un lenguaje contundente que el libro ha llegado a nuestras manos en el momento idóneo y perfecto, que encontraremos en sus páginas lo que buscamos, lo que hemos anhelado durante tampo tiempo. Tendremos un contacto real con Dios, ¡¡vaya por Dios!! 😀

Con semejante promesa, podemos tener dos reacciones: o bien ya dejar que la mente se interponga con sus prejuicios, catalogando el libro como ciencia ficción, delirio o blasfemias de su autor, o podemos dejar margen a la duda, de que aunque haya sido inspirado por Dios o no, es muy probable que tenga algo valioso que aportarnos. No cerremos las puertas a lo nuevo, a lo que en principio nos resulta chocante, seamos flexibles y aceptemos que no somos dueños de la última verdad, y que solo estando abiertos a lo inesperado, a lo aparentemente inconcebible, podremos dar la oportunidad a que algo extraordinario nos ocurra.

En cualquier caso, no se trata de comprobar si es verdad o no, se trata de dejarnos guiar por nuestro corazón, dejarnos sorprender por la vida. Si su mensaje nos aporta algo bueno, habrá valido la pena, y si además finalmente sientes en tu interior que esas palabras contienen una verdad y una fuerza más grande de lo que podías imaginar, entonces tal vez  percibas ese contacto con lo divino.

Si eres una persona con fe en Dios, te planteo esta pregunta: Si realmente creemos en Dios, ¿por qué no podemos creer que Dios se puede comunicar con cualquiera de nosotros? ¿De qué nos vale creer en un Dios que sólo se comunica con unos cuantos elegidos, o que sólo se comunicó con nosotros hace miles de años a través de la biblia u otros libros sagrados?. Si Dios está por allá arriba en los cielos, sin contactar con nosotros, ¿tiene algo que ver ese Dios con nuestra cotidianidad? Si creemos en el misterio de la fe, deberíamos estar abiertos a creer que Dios habla, no solo a los santos y los iluminados, sino a todos nosotros. Si tenemos un monólogo con Dios y nunca obtenemos respuestas, ¿qué sentido tiene?. La cuestión está en si estamos alertas para escuchar lo que Dios quiere decirnos. Sus respuestas pueden llegar en la próxima canción que escuches, en las palabras del amigo que te encuentres mañana, en una sorpresa que recibas cuando menos la esperabas, puede llegar por infinitos caminos, no se presenta de una sola forma, no nos habla en un único lenguaje.

Si por el contrario eres agnóstico o ateo, te pido que también le des una oportunidad a este libro, muchas personas en todo el mundo que no creían en Dios y leyeron el libro se sintieron profundamente conmovidos por su mensaje. Muchos incluso, han comenzado a creer después de leerlo. Finalmente lo más importante no es saber si su autor Donald Walsh está hablando con Dios o no, el verdadero tesoro de esta trilogía, es que nos empuja a cuestionar nuestra comprensión de nosotros mismos, la concepción que tenemos de Dios y el Universo, se nos sugiere hacer lo impensable y cuestionar la validez y el sentido de nuestras relaciones, nuestras creencias, nuestras organizaciones políticas y religiosas. Este libro nos lanza a un espacio donde podremos cuestionarnos el sentido de nuestra propia vida y determinar si lo que estamos eligiendo en cada momento define Quiénes Somos Realmente y Quiénes Queremos Ser.

Si empiezas a leer el libro y después de algunas páginas no te sientes conectado con él, no te decepciones, ni te desanimes. Déjalo apartado en un lugar de tu casa o de tu habitación, espera que llegue tu momento, tal vez aún no estás preparado. Naylín me había enviado el libro en el 2010, pero no lo leí en aquel entonces, sin embargo un año después yo misma pedí en en el fondo de mi corazón justo lo que el libro me ofreció, en el  momento perfecto para mí, cuando estaba preparada o quizás cuando más lo necesitaba.

Algunos de sus mensajes son difíciles de aceptar (yo no estoy segura de que acepto y comprendo todos sus mensajes), pero siempre intento ver qué emoción me causan y por qué. Sin lugar a dudas sus palabras son además de cautivadoras, desafiantes y perturbadoras. Muchas de nuestras “verdades” tambalearán en la cuerda floja de nuestros falsos mitos, muchas ideas y conceptos pueden desvanecerse y debemos estar preparados para dejarlos ir.

Es un desafío leer este libro con el alma desnuda, con el pensamiento cristalino, puede que no sea fácil asumir el reto de ser mejores en el más amplio y ennoblecedor sentido. La mejor noticia es que por muy inquietante y desafiante que nos pueda resultar su mensaje, nos ofrece la irrefutable promesa de que no solo es posible, sino que es el destino de todos.

Me sucede algo curioso con los tres libros de esta trilogía, especialmente con la primera y la segunda parte, si alguna vez me siento triste, decaída o preocupada, cojo el libro en mis manos y lo abro al azar por cualquiera de sus páginas. Entonces leyendo despacio, cualquier emoción negativa, preocupación o duda se desvanece. También he probado formulando preguntas antes de abrirlo, y siempre encuentro allí la respuesta, como si me hubiera estado aguardando pacientemente. Sus lecciones son poderosas y liberadoras. Este libro tiene esa magia que responde tus dudas,  nos sana y te anima a vivir una visión más grandiosa.

Si tienes curiosidad acerca de otras perspectivas de vivir la espiritualidad, con toda garantía encontrarás este libro esclarecedor.  Conversaciones con Dios te envolverá en una experiencia fascinante, la visión de Dios que se nos revela es de un Dios cercano, lleno de amor y sobre todo de buen humor. No es el Dios con barba, montado en una nube, velando nuestros actos para castigarnos si “pecamos”. Es el Dios amigo, el Dios que es Uno con Nosotros y con Todo lo que ES, y que desea que vivamos el propósito más elevado de nuestras almas.

“Se ha dicho que, si uno no ve a Dios en lo profano y en lo profundo se está perdiendo la mitad de la historia. Es una gran verdad.
Dios está en la tristeza y en la carcajada, en lo amargo y en lo dulce. Detrás de cada cosa se oculta un propósito divino, y por lo tanto, en casa cosa se halla la presencia divina.”

Conversaciones con Dios es para mí uno de esos libros que leeré siempre una y otra vez y me mantendré recomendándolo a todos mis amigos. Yo soy más feliz desde que encontré este libro en mi camino. Ojalá que tú también te animes a vivir esta experiencia extraordinaria.

Mucho amor para ti que me lees,

Zuzel Amelia

p.d- Si estás interesado en comprar el libro, te dejo aquí  un enlace de Amazon para cada una de las partes de la Trilogía de Conversaciones con Dios:

– Conversaciones con Dios I (Bestseller (debolsillo)) [Tapa Blanda]

-Conversaciones con Dios II: 521 (Bestseller (debolsillo)) [Tapa Blanda]

– Conversaciones con Dios III: 3 (Bestseller (debolsillo)) [Tapa Blanda]

 

 

 

CompartirShare on Facebook196

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Zuzel Amelia

Sobre Zuzel Amelia

Creo que cada ser humano tiene una esencia única. Mi propósito es ayudarte a encontrar y conectar con esa esencia, auténtica para ti y guiarte para que puedas ponerla al servicio de los demás y vivir en pleno sentido. Me hace muy feliz tener la oportunidad de acompañarte en tu viaje hacia el florecimiento de tu yo más apasionado, consciente y libre.
  • Sonia
    Sonia dice:

    Cariño… empecé a leer este artículo con mucho amor y curiosidad… todavía no lo he podido acabar…una parte de mi sigue reñida con ese “Dios” por algo que me ocurrió…no es que le eche la culpa,no,ni muchísimo menos…solo que no alcanzo a comprender el porqué tuvo que ocurrir aquello….se que el tiempo volverá las aguas a su cauce…y espero… quizás….volver a mirar a …Dios,a los ojos.Gracias.

  • Tatiana
    Tatiana dice:

    Llegué a tu página buscando alguna información que hablara de la veracidad de la experiencia de Neale Donald a cerca de sus Conversaciones con Dios, y leer tu articulo era lo que estaba buscando: “no se trata de comprobar si es verdad o no (…)Si su mensaje nos aporta algo bueno, habrá valido la pena.” No hay nada mas simple y claro que esto. Gracias por compartir tu experiencia al leerlo, yo aún no acabo, pero siento que es lo más maravilloso que pudo haber llegado a mi vida.
    Pd. Gracias por el libro de Yoga, pronto comenzaré a ponerlo en practica. Mucha luz para ti.

  • alicia alonso cabezasa
    alicia alonso cabezasa dice:

    Hola Zuzel!!!!muy bueno tu articulo!!!!!tu ahijada espiritual,y yo, lo hemos leído juntas,nos a encantado.Besosss

    • Zuzel Amelia
      Zuzel Amelia dice:

      Hola Alicia!!!!!

      Me alegro mucho que os haya gustado mi artículo!! Espero que las dos leáis el libro 🙂

      Un abrazo con mucho cariño para ti y mi ahijada espiritual!!

      Zuzel

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentar con Facebook