¿Eres consciente de tu ego? Te ayudaré a verlo de frente en este artículo.

CompartirShare on Facebook939

“(..) mirar hacia afuera y mirar hacia dentro. Vivir y vivirse. Ser y “serse” y desenmascarar el ego.”
Ramiro Calle

Llegas a la clase de yoga. Tu profesor te habla del ego, de lo que puede alejarnos de nuestro propio ser, de todas las capas que tenemos hasta llegar a él, y te desafía a que lo mires de frente.

Te dice que la clase de hoy será muy fuerte, pero que siempre tienes la opción de hacer variantes en las posturas, de descansar. Te repite una y otra vez que escuches tu cuerpo, que no lo fuerces. Que te observes en cada postura, en cada movimiento. Que sientas tu respiración… Te recuerda una vez más que el yoga es un camino de autoconocimiento, y que cada persona de los que están en la sala tienen su propio proceso.

“No mires a los lados, no importa cuánto hagan los demás. Céntrate en ti, y disfruta del camino.”

Y entonces, comienza la clase. Algunos ejercicios de respiración moviendo los brazos y enseguida 12 vueltas a buena velicidad de El Saludo al Sol.

Descansas en la montaña, observando, durante tres respiraciones profundas, y bajas poco a poco al suelo hasta llegar a Savasana. Sientes la energía que comienzas a generar, te observas. Te has agitado un poco pero ya te has recuperado.
Poco a poco, con la inhalación subes hacia Navasana (el barco), y una vez allí vuelves a bajar exhalando a Savasana. Y así lo repites algunas veces. Sientes el abdomen fuerte, muy fuerte…

Una chica sale de la sala porque dice que ve luces de colores. Tú sigues, escuchando tu cuerpo. Quizás es hora de descansar. O quizás no… Mantienes el ritmo pero te cuesta más. Sientes que tu respiración se ha vuelto a agitar. Pero miras al lado y ves a Rosa, ahora en la postura de la Plancha lateral (Vasisthasana), bien fuerte. Aunque le tiembla un poco el brazo, ahí está. ¡Sonriendo! – la observas por el espero. Así que sigues ahí, olvidándote por un momento lo que te dijo el profesor al principio de la clase.

ego

Torsiones, ¡qué bien! Eso quiere decir que ya casi se acaba la clase. No puedes más, pero no sabes qué hora es. Uy, La pinza (Paschimottanasana), esto es que ya estamos terminando… Savasana. “¿He escuchado bien?” Y antes de tumbarte cierras los ojos y a los pocos segundos te duermes, profundamente…

Las campanas te despiertan, ya ha acabado la relajación, qué corta que se te ha hecho.
Om Shanti
Namaste
¿Qué tal están?

Escuchas al profesor, pero aún sigues un poquito zombie. No ha ido tan mal. Solo te duele un poquito la muñeca por aquella postura, la de la Plancha lateral. “Creo que aguanté demasiado. Es que si Rosa podía…”

Y sales de la clase. Y te das cuenta, sintiendo las agujetas en tus brazos que pudiste haber hecho menos. Que no pasaba nada por hacer menos que Rosa.
“¿No dice el profesor que cada persona es un mundo? Para la próxima clase me centraré más en mí.”

Esa pudo ser la vivencia de cualquiera de mis alumnos que recibieron mi clase del Ego hace unos días. Realmente no sé qué pasó por sus mentes. Pero si alguno concluyó como la chica de la historia, habrá sido más que suficiente para mí.

Esa es mi propuesta: Consciencia y Amor. Y debes comenzar por ti mismo, escuchándote, respetándote, amándote. A veces nos cuesta saber cuál es la línea que separa la pereza de forzar el cuerpo. Pero con la práctica regular de yoga conocerás más tu cuerpo y poco a poco encontrarás ese punto, y lograrás hacer el esfuerzo justo.

“Pasamos a ser conscientes de nosotros mismos y de este modo surge una consciencia que ya no está prisionera en el insignificante y supersensitivo mundo personal del ego.”
C.G. Jung

Poco a poco llevamos esta práctica a la vida diaria. No surge de un día para otro. Cuando yo comencé a ir a clases de yoga yo también forzaba. Quería mejorar mi elasticidad pero sin mucha medida, y mi cuerpo se lo sentía después. Hoy soy un poco más consciente y me trato con Amor, dentro y fuera de la esterilla. Cuando soy consciente, puedo distinguir entre la voz del ego y la situación real; puedo dejar de sentirme ofendida; puedo dejar ir el deseo de ganar o de tener la razón; puedo dejar ir el deseo de ser superior de tener más.

¿Eres consciente de tu ego? ¿Eres capaz de verlo por ejemplo durante una clase de yoga? ¿Y fuera de la esterilla?

Corazón, mi invitación de hoy es que te observes. Intenta permanecer alerta, despierto. Puedes descubrir mucho de ti mismo, y eso te ayudará a ser más feliz en cada momento.

Un abrazo de luz y amor para ti,
Namaste
Naylín

CompartirShare on Facebook939

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.

  • Martha Vargas santos.
    Martha Vargas santos. dice:

    Mil gracias por tu constancia y dedicacion , siempre estoy pendiente de tus mensajes semanales que me llenan el alma y el espiritu. Un abrazo gracias- Barranquilla.Colombia

  • ROBERT JOSE FERREIRA CARREÑO
    ROBERT JOSE FERREIRA CARREÑO dice:

    GRACIAS HERMOSA GUERRERA, GRACIAS POR TU DEDICACION Y ENERGIA.
    TE CUENTO QUE SOY UN SER DE LUZ LLENO DE VIRTUDES Y OSCURIDADES TAMBIEN..CELESTIAL Y MUNDANO…TODO EN EQUILIBRIO JAJAJAKK…AQUI IMPARTO AMABLEMENTE EN MEDELLIN -COLOMBIA CLASES DE YOGA-PILATES –ESTRECHING…ECT….

    SE FELIZZZZZZ…CUANDO VENGAS A COLOMBIA A MEDELLIN PREGUNTA POR MI….UN ABRAZO…

  • isabel
    isabel dice:

    Hola Nailyn: Muchas gracias por tus consejos y tu dedicación aprendo mucho con ellos,eres una persona muy especial sigue así , un saludo

  • Marisol
    Marisol dice:

    Detectar el ego en una clase de yoga es más factible que detectarlo en la vida diaria. El ego se manifiesta también cuando queremos estar presentes y en primer lugar en la mente de las personas que queremos, de nuestros jefes, en fin, de quienes nos interesa nos aprecien o nos quieran. Es como una necesidad constante y difícil de evitar. Tanto es así que cuando no nos hacen sentir que somos los primeros, nos ofendemos o nos sentimos menospreciados. Porqué no me llamó? Por que no fue la primera persona en desearme feliz cumpleaños? Cómo no sabe que a mi me gustan los chocolates? en fin, mil situaciones. ¿Cómo evitar este tipo de ego tan habitual?

  • Anónimo
    Anónimo dice:

    Naylin tu no sabes cuanto me ayudas atravez de tus comentarios. gracias de corazon te abrazo.

    justa.

  • Andres
    Andres dice:

    Nailn quisiera que me proporcionadas las herramientas posibles para trabajar el ego ,con los que me rodean en casa.

  • Luis Riobueno
    Luis Riobueno dice:

    Hola Naylin, hoy estaba fuera de la esterilla, caminando por mi salud. en el proceso de hacerme consciente del Ego, en la necesidad de desintificarme, desaprenderme, desconceptualizarme delll Ego que predomina en mi accionar diario .Puse en práctica, hice consciente y deliberado las recomendaciones de este artículo, y solo debo decir GRACIAS, con mayúsculas, porque me permitió una herramienta de consciencia y amor. Gracias, Te amo.

  • Martin
    Martin dice:

    Hola Naylin, he leido tu pequeña historia sobre el ego… Y me ha gustado mucho…por desgracia para nosotros los seres humanos..el ego es algo q hace q mostremos nuestra peor cara…puede incluso q a veces lo confundamos con autoestima o amor propio…pero no! Hay q estar muy despiertos y conscientes dl presente para detectarlo…las principales armas para combatirlo son, humildad, honestidad, generosidad, compartir…etc, me he sentido identificado en esta historia… No se acaba el mundo si no podemos lograr determinada postura…o un dia estamos mal…lo importante es q vamos haciendo, poco a poco, y lo dice un impaciente d serie..jeje, en fin muchas gracias por esta historia, un regalo
    Saludos y besos
    namasté

  • Rina
    Rina dice:

    Hola a todas, este artículo me cayo como anillo al dedo, sobre todo porque hemos estado trabajando una rutina un poco mas compleja q incluye el plano inclinado, al principio no podia y me sentia frustrada pues otras paticipantes lograban la posición, pero pasada una semana logré por primera vez mantenerme al menos 5 seg.q para mi fue un logro TOTAL! Creo que debemos educar a nuestro ego para que sea mas paciente

  • marisol gelvez
    marisol gelvez dice:

    Buenas noches me encanta recibir y leer tu correo de los lunes en realidad no practico yoga no me atrevo aqui en la isla no se de un sitio que tenga un horario que me convenga , si me llama la atencion , practico caminata y troto realizo ejercicios de estiramiento a diario practico con pesas a veces me cuido mucho en mi alimentacion . Estoy agradecida contigo por tu maravillosa labor dedicacion hacia tus seguidores . Vivo en Venezuela Isla de Margarita y tu en España. Namaste.

  • silvia
    silvia dice:

    Naylin,tus comentarios siempre son tan necesarios! gracias!!!

  • Analu
    Analu dice:

    Hola! Yo acabo de empezar a hacer yoga hace 2 semanas, despues de casi un año de no hacer ejerecicio y me ha ido de maravilla, siento la diferencia a cada semana. Mi pregunta va, yo estoy en el imc de obecidad, pero aun asi soy hiperflexible (creo que asi se dice), he notado que mi ego se va mucho en ese aspecto, puedo hacer muchas de las posturas de flexibilida pero no siempre se el limite, porque aunque tengo una pequeña incomodidad en el momento siento que mi cuerpo puede un poco mas y si lo puede dar pero, por ejemplo esta semana siento que me “lastime” la espalda (se siente rara, no duele) con la postura del perro hacia abajo. Igual con los arcos, lo hago pero siento que me voy (creo que se llama postura del camello) y trato de no irme pero mi cuerpo se dobla. En mi caso, que me recomiendas?
    Muchas gracias, me encanto tu blog!

  • blanca nieves
    blanca nieves dice:

    HOLA NAILYN!!!GRACIAS !!!ME SIRVIO DE MUCHO PROCESAR Y TABAJAR EL EGO,LUEGO TE CONTARE COMO FUERON CAMBIANDO INTERIORMENTE MIS CHICAS!!!NAMASTE

  • Hilmar
    Hilmar dice:

    Nailyn, una de las cosas que he aprendido con mi practica y a la que más le hago a caso es precisamente cuando el profesor me dice, que no me fuerce, que haga lo que pueda, que me observe. Y se lo digo a las personas que están empezando. Y Este mismo aprendizaje me lo he llevado a mi vida cotidiana, ahora respeto más a los demás y a mi misma.- ¡Gracias!

  • Alejsndra
    Alejsndra dice:

    Tengo dos meses haciendo yoga pero varia el tiempo respecto a otros centros de yoga cual es el tiempo ideal. Tambien respecto a lo que he leido la maestra de yoga no nos da los tips necesarios para lograr las posturad. Estoy confundida. Hago el yoga por prescripcion medica.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentar con Facebook