¿Percibes LA realidad? Te invito a hacer un viaje a través de los sentidos, mi propuesta en el Congreso de Yoga de Valencia 2015.

Llevo varios días un poquito insistente en mis clases de yoga en Denia. El tema que se ha repetido en varias ocasiones es el de la percepción. Quizás sea porque en mi experiencia ha sido tan útil comprenderlo y tan en extremo beneficioso llevarlo a la práctica que no puedo hacer menos que compartirlo…

Y para hacer más extensiva mi experiencia, pues llevé también esa idea al Congreso de Yoga en Valencia 2015. Un viaje a través de los sentidos era la propuesta. Para ti, que no estuviste ese día en el evento, es este artículo (y si estuviste y quieres repasarlo pues también te lo regalo 🙂 ).

Viaje a través de los sentidos

Comencé la clase comentando sobre un maestro budista, Mingyur Rimponché, que comparó los 5 sentidos con 5 ventanas abiertas de una casa. Es bastante gráfico el ejemplo, ¿no crees? Dentro de la casa hay un mono hiperactivo que representa la conciencia mental y lo describe lanzándose de una ventana a otra, ansioso por ver lo que está pasando fuera. Es tanta su agitación que desde fuera podría verse como 5 monos por lo rápido de su movimiento.
Entonces, en algún momento, nos hacemos conscientes de que ese mono necesita relajarse.

El mono necesita relajarse
El mono necesita relajarse

Y es en ese momento cuando decimos: Muy fácil, mente en blanco y listo. Pero tú y yo sabemos que no existe un botón para apagar la mente, o al menos yo no lo he encontrado… De hecho, solo intentarlo puede que agite más al mono…

El maestro nos propone un enfoque más hábil: entrenar al mono para ir frente de cada ventana cada vez, sin juicios ni expectativas. De esta forma se pueden usar los propios sentidos para aliviar esa inquietud mental.

¿Cómo hacer este viaje?

Con “las cartas sobre la mesa”, mi propuesta a las más de 60 personas que había en la clase fue hacer el viaje de una forma amorosa y consciente, aceptando lo que percibimos tal cual es, sin juzgar.

Viaje a través de los sentidos
Viaje a través de los sentidos

Con este trabajo, este entrenamiento que podemos llevar luego a nuestro día a día, vamos calmando la mente, aprendiendo a trabajar con los sentidos y conectando así con los pensamientos y emociones que estos nos generan. Una forma más de continuar en el camino de autoconocimiento por el que transitamos en el yoga.

Los sentidos

El gusto: Entonces sí que comenzamos. Enfocando la mente como un radar de percepción de toda clase de sensaciones, sin juzgar y siendo únicamente testigo, comenzamos por el gusto. En ese momento les pedí que recordaran y vivieran nuevamente la sensación de un sabor dulce a su boca, el dulce más delicioso que había comido cada uno. Les pedí que vivieran nuevamente la sensación de ese delicioso dulce en su boca.
Luego les pedí que se olvidaran de ese alimento delicioso y que llevaran la conciencia al sabor de la saliva en su boca. Que sintieran el sabor que tienen en ese momento en su boca. Respirar, sentir el sabor de la boca, conectar con la sensación para luego olvidar la percepción del gusto y la conciencia en los sabores.

El olor: Antes de comenzar la clase mis amigas y compañeras de nuestro Centro de Yoga en Denia me ayudaron a llenar la sala de inciensos.

Nati, Marina y yo, llenando de aromas la sala...
Nati, Marina y yo, llenando de aromas la sala…

Puede que hubiera exagerado un poquito… Pero lo vi útil para hacer más rápida la conexión con el olor. Les pedí que tomaran conciencia y percibieran los olores del ambiente y les recordé que el olfato es un disparador de gran alcance para los recuerdos. Quizás fuera un momento donde pensamientos y emociones llegaran a su mente, relacionadas con el olor que estaban sintiendo. Les pedí que los dejaran ir, sin alimentarlos y volvieran la atención al momento presente.
Mientras hacíamos asanas dinámicas donde combinábamos el movimiento con la respiración.

El oído: Ah, claro… Es que no les había hablado antes de esto. En la sala me acompañaban dos increíbles músicos cubanos, dos seres de luz.

Julio y Rainer, dos grandes músicos cubanos
Julio y Rainer, dos grandes músicos cubanos

Julio Carbonell, amigo de la infancia, de esos que no hace falta estar en contacto cada día para saber que siempre estará para ti, para ofrecerte su amor.
Rainer fue un regalo que conocí a través de Julio.
Y con esos dos ángeles llevé a las personas que me acompañaban en la sala al viaje a través del sonido. Les pedí que abrieran su consciencia a las vibraciones del sonido que llegaban. Que observaran cómo la música los invitaba a traer toda su atención al momento presente. Les pedí que se movieran al compás de la música que vibraba en esos momentos intensa, llegando profundo, al menos a mi corazón. Les pedí que a través de la secuencia que hacíamos se dejaran llevar un poco, guiados por la música y disfrutando, dejando mover el cuerpo en su propio ritmo.
También los invité a no catalogar de agradable o desagradable la música, que al que le gustara ya podría contactar con los músicos después de la clase 🙂

El tacto: Continuamos el viaje ahora a través del tacto, dejando atrás la percepción del oído aunque seguía sonando la música, ahora un poco más baja.
Conectar con la tierra a través de la planta de los pies. Sentir las raíces, conectar con el roce de los pies en la esterilla en la postura de Tadasana o en Vrksasana (El árbol).

Conectando con el tacto, con la raíz, con la tierra debajo de nuestras plantas de los pies.
Conectando con el tacto, con la raíz, con la tierra debajo de nuestras plantas de los pies.

En Adho Mukha Svanasana (Perro cabeza abajo) les pedí que sintieran sus palmas de las manos empujando el suelo, sus pies, sus plantas tocando (o casi) la esterilla. También les pedí que sintieran su cuerpo en una variante de Eka Pada Rajakapotasana (La Paloma). La invitación era hacer el viaje ofreciendo amor y compasión a las sensaciones internas del cuerpo.

La vista: Este fue el final del viaje a través de los sentidos. Quizás el más difícil para algunos.
En Uttanasana les pedí que miraran sus pies, sin juzgarlos, sin pensar en qué mal que no me pinté las uñas 🙂 Les pedí llevar la atención a las manos en la variante de la postura Bhujangasana con los antebrazos en el suelo. Y después de hacer Balasana (El niño), fuimos todos a Bhujangasana (La cobra) para mirar a los ojos a la persona que tenía delante. Repetí esta misma instrucción en Virabhadrasana II (El guerrero II). Según mi percepción, mirar a los ojos a la persona que tenían delante fue lo que más costó. Los invité a mirar más dentro, más allá de las apariencias, de la ropa, de la cara. Mirar al ser que tenían delante. Hubo quien miró al suelo, hubo quien rió sin poder contenerse y hubo quien penetró con su amorosa mirada al interior del otro, que no es más que él mismo. Cada uno vivió su experiencia, ni mejor ni peor, sino la que tenía que vivir.

No fue en este momento donde pedí que se miraran a los ojos, pero de ese instante no tengo fotos
No fue en este momento donde pedí que se miraran a los ojos, pero de ese instante no tengo fotos

Terminamos este viaje con Tratak, un ejercicio de concentración usando un objeto, en este caso una vela. Es también un kriya de limpieza para los ojos. Para soltar a través de las lágrimas, si salen, y limpiar, limpiar…

Vale, ya paseamos por todos los sentidos… ¿y ahora, qué?

Cuando conectamos con los sentidos, prestándole real atención a lo que hacemos, podemos captar la belleza del momento, la magia de todo lo que nos rodea. Pero los sentidos también son una fuente de “conocimiento incorrecto” (viparyaya).
Esta historia de los Seis Sabios y un Elefante es una buena forma de expresar lo que te quiero transmitir:

Seis sabios, quisieron saber qué era un elefante. Como eran ciegos, decidieron hacerlo mediante el tacto.
El primero en llegar junto al elefante, chocó contra su ancho y duro lomo y dijo:
– Ya veo, es como una pared.
El segundo, palpando el colmillo, gritó:
– Esto es tan agudo, redondo y liso que el elefante es como una lanza.
El tercero tocó la trompa retorcida y gritó:
– ¡Dios me libre! El elefante es como una serpiente.
El cuarto extendió su mano hasta la rodilla, palpó en torno y dijo:
– Está claro, el elefante, es como una columna.
El quinto, que casualmente tocó una oreja, exclamó:
– Aún el más ciego de los hombres se daría cuenta de que el elefante es como un abanico.
El sexto, quien tocó la oscilante cola acotó:
– El elefante es muy parecido a una soga.
Y así, los sabios discutían largo y tendido, cada uno excesivamente terco en su propia opinión y, aunque parcialmente en lo cierto, todos estaban estaban equivocados.

¿Quién tiene toda la verdad?
¿Quién tiene toda la verdad?

Rumi, “el poeta de los místicos”, con respecto a este mismo tema, escribió:

El ojo sensual es justo como la palma de la mano. La palma no tiene el medio para cubrir la totalidad de la bestia.

El ojo de Mar es una cosa y la espuma otra. Deja que la espuma vaya, y contempla con el ojo del Mar. Día y noche manchas de espuma son arrojadas del mar: ¡oh maravilloso! Tú observas la espuma pero no el mar. Somos como botes flotando juntos; tus ojos son oscuros, todavía estamos en agua clara.

Con todo esto lo que quise en la clase y lo que quiero transmitirte hoy a ti, es que la realidad que percibimos a través de los sentidos es una realidad limitada, no es “la verdad absoluta”. Quizás comprender esto sea una forma de aceptar diferentes puntos de vistas, por muy en el otro extremo que estén del mío. Fue entonces que invité a ir hacia dentro. A conectar con nuestro ser. A quitarle atención a todos los sentidos e ir hacia lo más profundo de uno mismo, a conectar con nuestra fuente.

La experiencia del Congreso

Todo lo que te he contado antes fue la clase que compartí (quizás un poco “teatral”, lo sé). Pero eso fue solo una pequeñísima parte del Congreso. Disfrutar de la gente, de la energía tan hermosa que había, de las personas que conocí y de los ya conocidos, disfrutar de la unión que nos regala el yoga a través de este tipo de encuentros es un inmenso regalo. Por eso agradezco a los organizadores del evento, una vez más: Aurelio, Belinda, Víctor en la distancia. A los profesores, los conferenciantes, los alumnos, a todos los seres que hicieron de este Congreso un espacio para entre todos continuar elevando nuestra conciencia.

Con amor,
Namaste
Naylín

nota: Puedes ver más fotos del Congreso de Yoga en Valencia 2015 en este enlace.

CompartirShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest1Email this to someone

Camino Directo Hacia Tu Felicidad. Yoga Para Principiantes.

¿Por qué practicar yoga? ¿Cómo comenzar la práctica del yoga? ¿Cómo hacer yoga en casa? Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS este excelente libro electrónico de Yoga Para Principiantes: “Camino directo hacia tu felicidad interior”. Además, te enviaré un correo cada lunes donde te hablaré de yoga, de técnicas para aliviar el estrés que funcionan, te conatré mi experiencia con la práctica del yoga dentro y fuera de la esterilla y de daré consejos para que conectes con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.
  • María Rozo
    María Rozo dice:

    Muchas gracias Naylin. Siempre leo los artículos que publicas en tu blog y han sido de gran utilidad en mi vida.
    Siento que estas frases que escribí para acompañar una colección de esculturas que concebí hace poco van muy bien al tema.

    “Adoro el fresco olor del verde
    El dulce sabor de la risa
    El tibio abrazo del silencio
    El inquietante susurro de una mirada
    Mi propia esencia iluminando mi vida “

  • Carmen
    Carmen dice:

    Me ha parecido muy interesante y a la vez me ha aportado muchas cosas bonitas. Muchas gracias por compartir y hacernos cada día un poquito mas feliz. Gracias por todo de corazón.
    Un saludo Carmen.

  • Aries
    Aries dice:

    Muchas gracias por todo lo que nos aportas , muchas bendiciones para tu corazón

  • Isabel
    Isabel dice:

    Gracias por compartir. Besitos
    Isabel

  • Esperanza
    Esperanza dice:

    Me ha parecido muy bonito y original.Gracias por todo,sigue así,vales mucho

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.