¿Cómo Ahorrar Energía?

Tengo el placer de compartir contigo este artículo que con mucho amor ha escrito una amiga de Yogaesmas. Su nombre es Salomé Gonzalo y su profesión y pasión es el coaching personal y de pareja. Nos habla en esta ocasión de un tema muy interesante que te encantará: Nuestra energía interior, cómo mejorarla, en lugar de malgastarla. ¡Muchas gracias Salomé por compartir tu sabiduría con nosotros!

Cuando termines de leer este artículo te invito a dejarle un comentario de agradecimiento y a visitar su página web: En Esencia Coach

¡Muchas gracias!

Coach Personal Salomé Gonzalo
Coach Personal Salomé Gonzalo

¿Te gustaría ser más eficiente con tu propia energía?

¡De acuerdo! De eso va este artículo. De algunas de las formas más frecuentes en las que desperdiciamos nuestra energía. Si te paras a pensar un momento, qué absurdo es que desperdiciemos algo tan nuestro y valioso y que nos es tan necesario para poder alcanzar nuestros propósitos, sueños y quehaceres diarios. Pues ya sabes, igual que hacemos con la electricidad, vamos a empezar a fijarnos dónde malgastamos nuestra energía.

La base de todo está en centrarnos en nosotros de forma pacífica. Vamos a recordar la máxima energética: atraigo todo aquello en lo que me fijo, focalizo o pongo mi atención. La idea principal en el que se podría resumir esto es focalízate en tus fortalezas y virtudes y no te pases la vida luchando. Si eres de los que se pasa la vida luchando contra corriente, haciendo polémica de todo, viendo defectos a todo y a todos y quejándose, siento decirte que estás tirando tu energía y eso puede llevarte incluso a enfermar. Nuestra energía es fuente de nuestra vida y debemos administrarla de la mejor forma posible. Además, y esto ya es razón más que suficiente, cuando mejoramos nuestra energía elevamos nuestra vibración, con lo que atraeremos mejores cosas a nuestra vida. ¿Te parece poco? Y si no te lo crees, experimenta.

– Pon el foco de tu atención en todo lo positivo que hay un tu vida

Si te pasas la vida centrándote en todo lo malo e imperfecto que tienes dentro de ti y que te rodea, a estas alturas ya sabes lo que pasa ¿no?. Irremediablemente vas a atraer más y más de lo mismo y vas a pasarte el día enfadadísimo contigo y con el mundo. Esto es ¡agotador! Empieza a valorar y ver todo lo positivo que hay en tu vida, desde la salud, los amigos, tu casa, tu comida, tu trabajo, etc… Concéntrate en todo lo que ya tienes y te gustaría conservar, aunque sea poco y agradéceselo a la vida. Aprende a recibir y también a dar las gracias, y acostúmbrate a valorar lo bueno, verás como enseguida aparece más.

– Ocúpate de ti, de hacerte un poco más feliz cada día.

El mejor regalo que puede tener una persona es vivir rodeada de gente feliz y a gusto con la vida. Así que si quieres mejorar la felicidad de los que te rodean empieza por ahí.
Te sugiero que hagas dos listas, una con 10 cosas que te dan energía y otra con 10 cosas que te la quitan. Ahora estarás siendo tu propio coach, y como el coaching es acción, ponte un plan para eliminar las cosas que sean posibles de la lista negra, o por lo menos minimizar su impacto y otro paralelo para incluir cada día por lo menos una de las que te dan energía. Esto ya es una cuestión pura matemática de debe y haber. Si en tu día sólo hay cosas de la lista negra ya sabes lo que pasa.

– Deja de buscar y ver defectos en todo lo que te rodea

No te pases la vida luchando contra corriente y tratando de convencer a los demás para que pienses como tú. El otro día leí no sé dónde que hay 252 formas diferentes de fregar los platos. Así que ¿para qué te sirve eso? Deja que cada uno sea como le dé la gana. No malgastes tu energía discutiendo por todo. Sí, ya sé que tu ego siempre quiere tener la razón, pero a los otros egos les pasa lo mismo. Y así entramos en una dinámica de avasallarnos y robarnos la energía unos a otros. No entres en ese juego.
Deja de pasarte el día criticando a los demás. Ellos son nuestro espejo, así que aunque no nos guste, es probable que eso que veamos en el otro lo tengamos nosotros también en alguna parte. O quizás nuestro ego ve a esa persona como una amenaza porque ella tiene algo que tú deseas y no tienes. Si te pasa eso, en vez de tener envidia, aprende de ella, úsalo a tu favor, modélala. Pregúntate: ¿Qué puedo aprender de ella? Y trasládalo a tu vida. Así en vez de gastarte con la envidia, que es de las cosas que más energía consume, avanzas y mejoras en ti. Inviertes en ti en vez de gastar en otro ¿no te parece un buen negocio?

– No dejes espacio para la culpa y deja de preocuparte inútilmente

La culpa y la preocupación son las dos emociones más inútiles y desgastantes que podemos tener en nuestra vida, y a las que desgraciadamente en mayor o menor medida ninguno escapamos. Pero sí tenemos que poner especial empeño y esforzarnos para desterrarlas de nuestra vida.
Ambas son los dos extremos de un mismo fenómeno. La culpa quiere decir que despilfarras tus momentos presentes al estar inmovilizado a causa de un comportamiento pasado; y la preocupación te mantiene inmóvil ahora por algo que está en el futuro y sobre lo que a menudo no tienes control.
La culpa es lo más dañino y destructivo que puede haber en nuestra vida. Y eso sí que consume y nos enferma. Es la otra cara de la moneda. Aquí, en vez de atacar a los demás, nos atacamos a nosotros mismos. Eso si te paras a pensarlo sí que es grave. La culpa es un invento pensado para manipular y dejar que nos manipulen y merecería más de un artículo monográfico sobre el tema. Así que aquí no me voy a extender más. Sólo decirte, que si sientes que estás atascado en este tema y te cuesta manejarlo, pidas ayuda. En mi caso personal este tema ha sido durante toda mi vida mi espada de Damocles; y en este sentido el coaching ha sido clave en mi vida para combatir esa tendencia, desde la conciencia y el entendimiento de su origen.
La preocupación nos mantiene inmovilizados y nos corta las alas.
Centrarnos en el presente, en el aquí y el ahora parece ser que sea la mejor forma de combatirlas.
Si queréis ahondar más en el tema de la culpa y la preocupación os recomiendo el libro “Tus zonas erróneas”, de Wayne Dyer, de lectura obligada para todos los que queramos vivir un poco más felices y profundizar en nuestro crecimiento personal.

– Deja de quejarte

La queja es uno de los mayores contaminantes energéticos que existen. Te contamina a ti y a todo lo que te rodea. Es tedioso y agotador estar al lado de personas que continuamente se quejan de todo. Cada vez que nos quejamos estamos atrayendo más de lo mismo. Aparte de ser agotador no soluciona nada. Ahorra tu energía para utilizarla a tu favor cambiando lo que no te gusta en lugar de quejarlo. Y si no lo puedes cambiar, acéptalo o intégralo de forma que no te desgaste ni sea una lucha inútil. Actúa en vez de quejarte. Focalízate en la acción.

Ahora que ya sabes cómo no desgastarte, invierte toda la energía que ahorres en tu propio beneficio, en lo que sea que te haga un poco más feliz.

Salomé Gonzalo Terente

CompartirShare on Facebook36

Camino Directo Hacia Tu Felicidad. Yoga Para Principiantes.

¿Por qué practicar yoga? ¿Cómo comenzar la práctica del yoga? ¿Cómo hacer yoga en casa? Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS este excelente libro electrónico de Yoga Para Principiantes: “Camino directo hacia tu felicidad interior”. Además, te enviaré un correo cada lunes donde te hablaré de yoga, de técnicas para aliviar el estrés que funcionan, te conatré mi experiencia con la práctica del yoga dentro y fuera de la esterilla y de daré consejos para que conectes con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.