Anuloma Viloma: de la inquietud a la paz

CompartirShare on Facebook207

¿Te has fijado en que llegamos a la vida con una inhalación y nos despedimos de ella exhalando un último suspiro? Solamente ese hecho nos habla a las claras de lo importante que es la respiración en nuestras vidas. Pero, ¿qué te cuento a ti, que estás sobrepasado de problemas y sientes que el aire no te llega a los pulmones, que no puedes respirar, que te “asfixias” dentro de un callejón sin salida? Bueno, pero es que para eso he decidido escribir este artículo: para acompañarte en este mal momento y que encontremos juntos una solución. De corazón te digo que me hará sumamente feliz si al terminar la lectura, te animas a experimentar y a sentir si realmente este ejercicio te hace bien, ahora. Y quizás hasta cambies un poco tu forma de pensar…

-“¡¿Mi forma de pensar?!”.

Me parece escuchar esa pregunta con sorpresa y hasta con extrañeza. No creas que me he equivocado. Fue eso exactamente lo que quise decir. Todo lo que vivimos tiene que ver con el modo en que lo enfocamos en nuestra mente. Por ese motivo, cuando no se enfoca correctamente, lo que crea un gran desequilibrio en ti puede ser que a otros ni les moleste. Porque han tenido modos distintos de percibirlo, de sentirlo, de expresarlo.

-“¡¿Que mi pareja me deje después de cuatro años de relaciones no es para volverse loco!?”.

– ¡¿Que mi jefe me suelte una reprimenda delante de todos mis compañeros no es para entrar en crisis?!”

– “¡¿Que alguien me choque el coche y no asuma su responsabilidad no es para enfermar de los nervios a cualquiera?!”.

Espera un momento. Ahora responderé a tu pregunta, sea cual sea el problema tan “grave” por el que estés atravesando. Sólo vamos a darnos unos segundos para respirar juntos, tú y yo. Por favor, cierra los ojos, inspira lentamente, sin prisa, como si fuera lo único y más importante que tengas que hacer en la vida. Siente cómo el aire entra hasta tus pulmones. Retenlo allí levemente por un segundo y suéltalo también con lentitud por la nariz. ¿Vamos a hacerlo otra vez? Tus párpados se cierran, tomas el aire lentamente por la nariz, lo retienes por un breve instante en tus pulmones, lo sueltas poco a poco. Si te apetece repite una vez más. Y si te sientes a gusto respirando así, que es como si fuera la cosa más importante que tienes que hacer en el día, pues respira hasta que lo desees y después continúa leyendo.

¿Qué ha pasado en ti? ¿Notas algún cambio? ¿Estás más relajado o te parece que todavía estás tan crispado como cuando hiciste tu pregunta sobre tu “grave” problema?

“¡Bueno, pero… el problema todavía está ahí!”

Depende.

-“¡¿Cómo que depende? ¡Mi pareja me dejó, mi jefe me ofendió, me chocaron el coche!”

Vale. Pero dime una cosa: ¿cómo te sentiste cuando comenzaste a respirar conscientemente, como si fuera la cosa más importante de tu día y de tu vida, llevando ese aliento vital hasta tus pulmones, y soltando después, suave y relajadamente?

“Me sentí bien, pero el problema”...

El problema pasó a un segundo plano, ¿verdad? O quizás a un tercero. Y a lo mejor, hasta pudiste olvidarlo por el tiempo en que estuviste respirando, que es la cosa más importante que tienes que hacer en el día.

“Ah, pero de eso ya se encarga el cuerpo sin yo tener que prestarle tanta atención”

Muy cierto. Pero, ¿y tú qué quieres? ¿Dejar que el cuerpo se ocupe solo de esa y de otras funciones vitales, o ayudarlo, participar activamente en que el aire y la sangre circulen mejor dentro de ti, en que tus órganos reciban un “masaje” sanador, en que tu mente se aquiete y se relaje y se prepare para las sorpresas del día a día?

-“Hombre, si lo planteas así, a la verdad que sería justo que echara una mano. Si es que yo, nada más respirando como hace un rato, me sentí… de maravillas”.

¿Y sabes por qué ha ocurrido eso? Pues porque la respiración, cuando se realiza de forma consciente y adecuada, aprovechando al máximo los recursos que se conocen desde hace siglos, puede resultar una herramienta altamente beneficiosa, útil e imprescindible. Es por eso que hoy me he animado a hablarte de ella, y a proponerte específicamente un ejercicio de Pranayama o Técnica de respiración muy adecuado para ti, con el cual podrás elevar la mente con el control de la respiración.

-“Bien. Tengo un montón de cosas que hacer todavía y ahora me vienes con esto. ¿Y de dónde saco yo tiempo para ponerme a respirar conscientemente?. Aunque… la verdad es que lo que probé, me gustó. Y hasta comparto eso de que la respiración es importante, porque, si no respiramos, nos morimos. Nunca lo había mirado de esa forma.

¿Entonces… te animas?

“Pensándolo bien, el trabajo que me traje a la casa puede esperar. La cocina la puedo fregar mañana. Ese programa de la tele que quería ver no es tan importante. ¡Quiero aprender a respirar!”

¡Muy bien! Comenzamos entonces por el principio.

¿Qué es la respiración consciente?

pranayama anuloma viloma

Respirar conscientemente, sacándole el máximo provecho al aire que entra a nuestro cuerpo por la nariz hasta los pulmones, alarga nuestra vida y nos brinda una existencia de más calidad. También nos ayuda a tener un control sobre nuestra energía vital.

Pranayama es la ciencia del control de la respiración, que incluye importantes y útiles ejercicios que ¡ojalá enseñaran en los colegios!

Los beneficios de Anuloma Viloma o Respiración Alterna

He llegado por fin a la parte práctica que quería comentarte, la de hacer un ejercicio de respiración bien importante, Anuloma Viloma.

¿Sabías que no respiramos por las dos fosas nasales a la vez con igual intensidad? Puedes comprobarlo si pones la palma de tu mano debajo de ellas. Sentirás que el aire es expulsado con mayor fuerza por una sola. Luego esa función se alternará, más o menos cada dos horas, o un poquito menos. Es lo que debe pasar si la persona está sana y cuando ha perfeccionado el arte de respirar. Si al hacer la prueba notas que no respiras así, tu cuerpo te está haciendo una alerta para que revises tu modo de vida: alimentación, descanso, ejercicio físico, estado mental y emocional, etc.

La respiración de la fosa nasal derecha es caliente y la de la izquierda es fría. Cuando el trabajo de ambas no es coordinado puede surgir la enfermedad o el desarreglo corporal, con bajadas y subidas del calor o de la sensación de frío.

Este ejercicio actúa en ambas partes del cerebro: derecha e izquierda. Por lo tanto, nos ayuda también a equilibrar la parte masculina y femenina, el yin y el yang, la lógica y la creatividad…

Practicando el ejercicio de respiración alterna Anuloma Viloma, se pone en marcha el mecanismo de equilibrio de los procesos anabólico y catabólico del cuerpo. Las dos fosas nasales trabajarán alternativamente y estarás poniéndole una zancadilla a la enfermedad.

Ya sé que tal vez en ninguna de tus clases de primaria, del instituto o de la universidad te explicaron esto. A mí tampoco 🙂 Al menos yo, no tenía ninguna asignatura de “Respiración”, como sí las hay de Matemáticas, Idiomas, Geografía… ¡Pero resulta que respirar bien es tan importante para la vida!

Cuando aprendes a utilizar tu energía vital, logras recuperar todo el gasto energético que usas al caminar, comer, dormir, pensar, hablar. Tu cuerpo lo acumula en lugares estratégicos como el sistema nervioso o el plexo solar. Esa es una de las ventajas de practicar Anuloma Viloma, el ejercicio de respiración que te propongo hoy.

La Práctica del Anuloma Viloma

Aquí tienes el vídeo completo y el paso a paso para que puedas realizar este importante ejercicio de respiración que te ayudará a aumentar tu calidad de vida, llenándote de más energía con tan solo unos minutos de práctica de forma regular. Te animo a que lo experimentes y si te parece que es útil en este momento de tu vida, que seas constante y que cada día lo practiques, quizás durante unos 10 minutos. Notarás la diferencia.

Que lo disfrutes, corazón.

También puedes ver en este artículo bien detallado el ejercicio y más beneficios del mismo:

>> Ejercicios de respiración: Anuloma Viloma <<

Namaste
Naylín

CompartirShare on Facebook207

Recibe gratis la guía para Practicar Yoga en Casa

Con esta Guía podrás practicar Yoga desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.


GUÍA PARA PRACTICAR YOGA EN CASA

¿Quieres practicar yoga en casa y no sabes por dónde empezar?
Después que leas estas 5 ideas podrás dar con mayor facilidad ese gran paso de cambio en tu vida. Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS mi Guía para Practicar Yoga en Casa para que comiences a llevar esta práctica a tu vida desde la comodidad de tu hogar. Además, recibirás semanalmente emails que te enviaré con la intención de compartir contigo lo que he ido viviendo desde que el yoga comenzó a ser parte de mi vida y cómo eso puede ayudarte a ti a conectar con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.

No hay Comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentar con Facebook