10 cosas para recordar cuando tienes un “mal día”

Los días “malos” pueden ser en extremo abrumadores. Sientes que todo va mal y el día parece que va a peor a medida que te hundes en la desesperación y la frustración. Al final del día, solo apetece tumbarnos en la cama tapados hasta la cabeza y bloquearlo todo.

pensamiento-consciente
Mantén tu pensamiento consciente

Tengo una amiga (me referiré a ella como Nina, pero no es su nombre real) que pasó por una situación muy difícil el año pasado, y era realmente un reto diario el poder mantenerla con su pensamiento consciente y su mente positiva. Tuvo que pasar por un proceso de reconstrucción de su autoestima y de reevaluación de su vida. En tiempos difíciles como estos en que no es “un día malo”, sino más bien “varios días malos” (incluso meses), la tarea de ayudar a alguien se hace incluso más desafiante, pues los pensamientos negativos están bien arraigados.

Ella me describía que sentía como que estaba escalando una montaña empinada y que cada vez que le venía un pensamiento negativo o desalentador, era como si su pie se deslizara y rodara todo el camino recorrido hasta el suelo, y tuviera que empezar de nuevo a subir.

Nina estaba pasando por esos días en los que piensas que no acabarán nunca, que siempre serás infeliz. Yo la ayudaba en lo que podía, y ella también ponía de su parte para poder lograr un equilibrio mental y poder salir de ese hueco donde ella se había metido, y que sabíamos que podía salir, como podemos salir todos.

Hoy quiero compartir contigo 10 hábitos que creamos ella y yo, para que recordara a diario y poder tener nuevamente una vida feliz, como había sido hasta el momento.

10 cosas para recordar cuando tienes un “mal día”

  1. No pierdas de vista lo que realmente importa

    ¿Que se te haya tupido el fregadero es el fin del mundo? ¿Crees que vale la pena recordar esa pequeña discusión que tuviste con tu madre? Cuando tenemos un mal día, es como que las cosas pequeñas tomaran mayor relevancia y nos quejamos de todo.
    La próxima vez que te estés tirando los pelos por algo, pregúntate si es por algo realmente importante.

  2. Está bien quedarte a solas, retirarte un poco del mundo

    A veces solo necesitamos dar un paso atrás y volver a evaluar una situación, una relación, o la vida en general. Algo que siempre le aconsejaba a Nina era que intentara ser ella misma su  mejor amiga. Intenta sentirte bien contigo mism@, tómate tu tiempo para entenderte, y tomar tus decisiones.

  3. No tienes el control de todo

    Recuerda que no puedes predecir ciertas cosas, no sabes cómo va a salir todo y es posible que no todo salga como tú quieres. Toma la vida como viene, agradece que sea de esa manera, y si quieres modificar algo hazlo, una vez que hayas comprendido en silencio, una vez que hayas aceptado la situación. A veces solo basta con observar.

  4. Lo que piensan otras personas es irrelevante

    Nina vivía pendiente de las opiniones de los demás, de lo que pensaban de su situación. Hasta que llegó al punto que intentaba complacer a todos, sin darse cuenta que se alejaba de lo que la complacía a ella misma.
    Sé consciente de lo que te hace feliz, y hazlo, independientemente de lo que otras personas tengan que decir al respecto.

  5. No tienes que saber todas las respuestas

    De hecho nunca sabrás todas las respuestas. Estamos creciendo y aprendiendo constantemente, y mientras más sabemos, más interrogantes nos surgen. Es normal que te sientas despistad@ a veces.

  6. Eres suficiente

    Casi todas hemos pasado por momentos en nuestras vidas que hemos pensado “No soy lo suficientemente inteligente, o lo suficientemente bonit@, o lo suficientemente fuerte o lo suficientemente espiritual para hacer ________”. Date una oportunidad, en lugar de formar creencias que te limitan.

  7. Mantente presente

    Trata de no detenerte en el pasado ni de preocuparte por el futuro. Nina no hacía otra cosa que pensar en “lo que pasó”, sabiendo que no era la mejor manera de volver a ser feliz. Mantén tu pensamiento consciente y vive el AHORA. Siente que cada momento es único y disfrútalo, cualquier cosa que sea que estés haciendo.

  8. No juzgues

    Si crees que haz hecho daño, si crees que te han hecho daño, piensa que realmente lo que ha pasado es que hubo un hecho en el que estuvieron involucradas dos personas o más, y luego cada uno decidió cómo quería sentirse con esa determinada situación.
    “Cómo las personas te tratan es su karma, cómo reaccionas es el tuyo.” Wayne Dyer

  9. Eres human@

    Esto es posible que sea lo que más te ayudará recordar cuando tengas un mal día. No pasa nada por cometer errores. No pasa nada porque no estás feliz ahora mismo, porque no tengas tu pensamiento consciente. Siempre y cuando sepas que está en tus manos salir de donde estás, que solo tú puedes tomar las riendas para ser feliz, siempre y cuando estés consciente de que tú sí puedes hacer lo que te propongas, permítete ser “imperfect@”.

  10. Sé agradecid@

    Piensa por un momento en todas las cosas buenas que tienes, no te enfoques ahora en el punto negro. Piensa en el amor de tu familia, en el regalo de este nuevo día que estás disfrutando, en que puedes ver, escuchar, en que puedes reír aunque no lo hagas. Piensa en todo lo que realmente tienes bueno a tu alrededor, que por pequeñas cosas que sean, te hacen feliz. Y agradecer por ello. Una increíble sensación de bienestar recorrerá tu cuerpo inevitablemente.

¿Y qué tal Nina ahora?

Y por si quieres saber cómo siguió la historia después de que Nina practicara estos hábitos diarios, aquí te dejo con el “happy end” : )

¡Pues ahora mismo Nina es tan feliz! Incluso más feliz que antes de pasar por esos momentos difíciles. Ahora es libre, es independiente, y está abierta a nuevas experiencias pero con una increíble confianza en sí misma. Ahora es más consciente, disfruta increíblemente de su vida ¡y es tan agradecida!
Además, ¡ahora practica yoga!

¿No te parece inspiradora su historia?

Me encantaría que compartieras tu experiencia en los comentarios, si has pasado por momentos difíciles. Y si tienes algún otro consejo de cómo salir, de cómo ser más feliz y volver a tener tu pensamiento consciente y vivir el ahora, compártelo con nosotr@s, y así tenemos más elementos para superar con fuerza los días malos.

¡Que tengas un magnífico “día bueno”!

Namaste
Naylín

CompartirShare on Facebook778

Camino Directo Hacia Tu Felicidad. Yoga Para Principiantes.

¿Por qué practicar yoga? ¿Cómo comenzar la práctica del yoga? ¿Cómo hacer yoga en casa? Introduce tu Nombre y tu Correo y obtendrás COMPLETAMENTE GRATIS este excelente libro electrónico de Yoga Para Principiantes: “Camino directo hacia tu felicidad interior”. Además, te enviaré un correo cada lunes donde te hablaré de yoga, de técnicas para aliviar el estrés que funcionan, te conatré mi experiencia con la práctica del yoga dentro y fuera de la esterilla y de daré consejos para que conectes con la salud de tu cuerpo y la paz de tu mente.

Naylín Núñez

Sobre Naylín Núñez

Soy Naylín Núñez, creadora de este blog de yoga para principiantes, destinado a las personas que quieren conectar con la salud de su cuerpo y la paz de su mente. Cada artículo que publico está lleno de amor, y lo hago pensando en ti, en lo mejor que puedo darte, mostrarte o guiarte para que tus inicios en esta ancestral práctica sean tan maravillosos como mereces.
  • Pingback: Si Haces Estas 10 Cosas Cualquier Día se Convertirá en un Buen Día

    […] Via: Yoga es mas […]

  • Guadalupe
    Guadalupe dice:

    yo paso por una depresión que duro casi 2 años, sentía un vació profundo y que la vida no tenia sentido, tenia mucho miedo de no poder salir de eso, de no poder sonreír de nuevo, la ansiedad estaba siempre presente. Muchas veces no podía ni dormir porque mi mente estaba llena de pensamientos negativos y lo peor mi familia decía que yo estaba loca. busque ayuda y comenze a ir a clases de yoga, mi maestro me decía que debía disfrutar de mi presente, pero eso era imposible los pensamientos negativos estaban bien arraigados. Cuando más luchaba por erradicarlos estos se hacian mas fuerte. Un dia simplemente decidi no tratar de eliminar mi depresión y darle un cambio a mi vida. Deje de asistir a clases de yoga, y de leer artículos sobre como eliminar la depresión o la ansiedad. Me enfoque en recordar las cosas que me hacían feliz, en sonrier aunque no tuviera ganas de reir, en ver todas las cosas bellas que tiene la vida, en mejorar mi autoestima y decirme a mi misma lo importante que yo era en la vida, deje a mi familia porque parte de mi depresión era causados por ellos también. Ahora eh vuelto a practicar yoga y lo disfruto a lo máximo, la diferencia es que hoy lo hago consciente. Y los consejos de mi maestro de yoga me sirvieron mucho para salir de ese mundo depresivo.

  • Lorena
    Lorena dice:

    Gracias por recordarnos que se puede salir adelante !
    Estoy en un proceso como Nina , te da fuerzas para salir adelante y ser feliz ! Un saludo muy grande a Nina y a tu Naylín.

  • Zuzel Amelia Gorostiaga
    Zuzel Amelia Gorostiaga dice:

    He pasado por momentos difíciles, y muchos de estos consejos los he aplicado para salir a flote. De la mano del tercer consejo de Naylín que nos dice que tomemos la vida como viene, quiero hacer mi pequeño aporte con algo que he puesto en práctica para ser más feliz y tener mi pensamiento consciente en el aquí y el ahora: Permanece abierta a las corrientes de la vida, desechando los pensamientos como: “No me gusta esto o lo prefiero de otra manera”. En cada momento tienes la posibilidad de elegir penetrar en las aguas de la vida y flotar, o tratar de nadar contra corriente. Confía en la sabiduría de la vida, deja que este sentimiento de confianza crezca en tu interior y te relaje, para que puedas fluir como el agua que siempre se desplaza hacia lo profundo.

    • Naylín Núñez

      Hola Zuzel, muchísimas gracias por compartir tu experiencia con nosotras y por tu gran aporte lleno de sabiduría.
      Como dijo Sigmund Freud: “Sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio”
      Un gran beso,
      Naylín

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.